DESORDEN EOLICO EN CANTABRIA ¿DESTRUCCIÓN DEL PATRIMONIO?


Fecha y hora: lunes 27 septiembre a las 20h.

Lugar: ATENEO de SANTANDER

En este encuentro organizado por CORE (Cántabros por la ordenación Racional de la Energía Eólica),

los historiadores y arqueológos

José Luis CASADO SOTO y GONZALEZ ECHEGARAY

analizaran el impacto que va a suponer sobre el patrimonio cultural cántabro la plasmación real del concurso eólico adjudicado en Cantabria, en concreto se analizará el impacto de la colocación del molino de VESTAS en Celada Marlantes como ejemplo del desorden eólico y falta de planificación.

Posteriormente habrá debate y preguntas sobre este tema.

DOMINGO 26 DE SEPTIEMBRE JORNADA REIVINDICATIVA DÍA DE CAMPOO REINOSA

V112 Vestas, 150m de altura, 94m de torre + 56m de pala

En el sur de Cantabria se ha adjudicado la instalación del 60 % de los molinos que se pretenden instalar en toda Cantabria, lo que se traduce en 800Mw, unos 400 molinos de 2 Mw.

Algo totalmente inasumible por ningún territorio y menos por lugares de enorme valor natural y cultural como Campoo y los valles, Valdeolea, Valdeprado y Valderredible.

Anímate a echarnos una mano.
Domingo 26 de septiembre en Reinosa,
a partir de las 11h. junto a la CASONA;

el plan es colocar una mesa informativa sobre el impacto de la adjudicación eólica en Cantabria y repartir folletos; después comeremos en la fiesta del Día de Campoo en Reinosa y por la tarde si nos apetece podemos quedarnos a ver el desfile de las Carrozas o acercarnos a Celada a ver el megamolino.

AFECCIONES AL PATRIMONIO ARQUEOLÓGICO E HISTÓRICO DEL MEGAMOLINO DE CELADA MARLANTES

La zona objeto del proyecto posee el MÁXIMO VALOR E INTERÉS PATRIMONIAL E HISTÓRICO de CANTABRIA.

IMPACTO ARQUEOLÓGICO

La zona de instalación del molino y sus infraestructuras anexas posee un extraordinario valor arqueológico, en ella se encuentra el Bien de Interés Cultural, “Castro Prerromano de LAS RABAS” y los siguientes yacimientos, incluidos en el Inventario Arqueológico Regional: “Campamentos romanos de LA POZA I Y II”, “Vía romana de PEÑA CUTRAL”, “Túmulo de Peña Cutral (Peña Cutral III)”, “La Blanca”, “Conventón de Sta Olalla”, que a efectos de la Ley 11/1998, poseen el mismo grado de protección que un BIC.

IMPORTANCIA DEL CASTRO PRERROMANO DE LAS RABAS
Y AFECCIONES DEL PROYECTO

Catalogado Bien de Interés Cultural (BOC de 5 de mayo de 2004), es el más importante de los documentados hasta la fecha en Cantabria;


“Paisaje arqueológico y natural de la ruta de Celada Marlantes a Retortillo” Juan José CEPEDA OCAMPO, José Manuel IGLESIAS GIL, Alicia RUIZ GUTIÉRREZ. Universidad de Cantabria/Ayuntamiento de Campoo de Enmedio, Santander 2006

“El recinto ocupa aproximadamente 6 Ha y conserva murallas defensivas, fechadas en los siglos II y I a. C. Al pie del castro se identifican dos terrazas de unos 6.000m2 en las que han aparecido restos atribuidos a varios fondos de cabaña circulares. En el extremo norte, en su lado más vulnerable, el castro cuenta con dos fosos excavados en la roca (GARCÍA GUINEA y RINCÓN, 1970; GARCÍA GUINEA, 1997).

Cabe subrayar que el yacimiento ha proporcionado los materiales arqueológicos de la Edad del Hierro más importantes de Cantabria. Destacan abundantes objetos de bronce, como fíbulas de ballesta y omega, broches de cinturón y clavos. Asimismo, es significativo el hallazgo de cuchillos de hierro, en ocasiones con mangos de hueso decorados con motivos geométricos (retículas, pequeños círculos concéntricos, zig-zag). Otros materiales de hierro corresponden a utillaje agrícola, como una reja de arado y una hoz. La ganadería y una rudimentaria agricultura debían combinarse en el poblado con otras actividades, como la textil, a juzgar por el hallazgo de fusayolas y agujas, y la metalurgia de la que han quedado como prueba restos de escoria de hierro hallados en el transcurso de las excavaciones arqueológicas. Dentro de los materiales cerámicos predominan las vasijas realizadas a mano con decoraciones rudimentarias (estampillados, ungulaciones, digitaciones). Estas vasijas coexisten con algunos ejemplares de tipo celtibérico, que reflejan contactos culturales con pueblos de la Meseta castellana: se trata de las características cerámicas elaboradas a torno con pastas de color ocre y decoración pintada de motivos geométricos y animales (aves).

El castro ha proporcionado indicios claros de destrucción violenta, reconocibles en forma de niveles de incendio y en la extraordinaria abundancia de material mueble asociado a los mismos. Entre estos materiales se incluye un número reducido de piezas metálicas de atribución romana, de carácter claramente militar. La más significativa es un fragmento de la embocadura con decoración calada perteneciente a una vaina de espada. Ello permite contemplar la hipótesis de que el enclave indígena fuese asediado y tomado por las tropas acantonadas, en el campamento de La Poza, situado precisamente en su frente más accesible”.

Como la vía de acceso para la instalación del molino entraba en el perímetro de protección del Castro de Las Rabas, se ha desviado la vía cinco metros para evitarlo.

“Sin embargo, los resultados de la campaña de excavación arqueológica de 2009, muestran que el área de asentamiento se extiende extramuros por los terrenos colindantes, lo que obliga a replantearse la delimitación del entorno de protección del BIC de las Rabas a las zonas denominadas MARAÑÓN, LA MAYUELA Y LA BLANCA y resulta necesaria la PRESERVACIÓN INTEGRAL de la zona.”

Las obras sin embargo, de la pista de acceso han omitido estas consideraciones de los técnicos y han destruido parte de la zona por donde debería haberse ampliado el BIC.

CAMPAMENTOS ROMANOS DE LA POZA I y II

Juan José CEPEDA CAMPO "Informe para la incoación del expediente de Declaración de Bien de Interés Cultural e inclusión en el “Registro General de Bienes de Interés Cultural de Cantabria”, del Yacimiento arqueológico “CAMPAMENTOS ROMANOS DE LA POZA” (Campoo de En medio), 22 febrero 2005.

Época romana siglos I a.C-Id.C.

“Se trata de dos campamentos romanos de campaña que se superponen (castra aestiva) parcialmente. Situados en el Alto de la Poza a 1.091m, poseen una posición estratégica desde la cual poseen un perfecto control visual del pasillo natural de Reinosa.

LA POZA I

El más antiguo y el más extenso ocupa siete hectáreas, calculadas desde el lado interno de las defensas. Cuenta con un recinto principal de planta rectangular y un anexo más irregular hacia el sur. El agger o parapeto que define el perímetro se reconoce en la mayor parte de su recorrido. El recinto conserva tres de las puertas de acceso con las que contó originalmente. En el lado norte se encuentra la porta praetoria, dispuesta sobre el eje longitudinal. En los flancos se reconocen a su vez dos ingresos laterales acusadamente descentrados hacia el norte. En el lado sur existió otro vano de acceso, en posición central, pero en la actualidad está prácticamente arrasado por el gaseoducto. Así todo, conserva el inicio del engrosamiento del agger en su recodo interno. Todas las puertas localizadas cuentan con clavicula interna, una característica común a la mayor parte de los castra aestiva del Bellum cantabricum identificados hasta ahora (PERALTA 2002; GARCÍA ALONSO 2003).

Los sondeos arqueológicos practicados en el transcurso de las campañas de excavación autorizadas en los años 2003 y 2004 han permitido determinar que el anillo defensivo del campamento lo forman:

un foso exterior de una anchura de 1,78m en su embocadura (seis pies romanos) y una profundidad de 38 cm excavados en la roca.

y un agger formado con el material extraído: tierra y piedra caliza de mediano y pequeño tamaño. El terraplén anexo presenta un perfil ligeramente alomado con mayor pendiente en el lado exterior, cuenta con una anchura aproximada de 2,70m en su base (unos 9 pies) y una altura conservada respecto al nivel de excavación del foso de 80 cm. A juzgar por el volumen de tierra que colmata sus lados debió de contar originalmente con una altura cercana a los dos metros. Este terraplén servía de base a una empalizada-vallum- que, aunque no ha dejado restos, sabemos que formaba parte del sistema de castramentación romana típica.

Según las reconstrucciones de la historiografía moderna, a partir de los datos proporcionados por Pseudo Higinio, podemos calcular que el campamento albergó a todo un ejército legionario, compuesto posiblemente por una legión- cuyos efectivos teóricos eran 4800 soldados en esta época- y una cantidad comparable de tropas auxiliares. (Pseudo Hygino, De munitionibus castrorum, 50; GILLIVER, 1999).

El contexto en el que debe situarse este primer campamento de La Poza es sin duda el de las Guerras cántabras. La tipología del recinto así lo aconseja. Las monedas que se asocian a esta estructura presentan fechas de acuñación antiguas. La posición relativamente avanzada que ocupa, en el área central del territorio cántabro, controlando un paso de gran valor táctico para acceder a la cuenca de Reinosa, hace bastante problable que corresponda a la gran ofensiva romana de los años 26 y 25 a.C. dirigida por Augusto y su legado Antistio. También nos sitúa en este contexto la labor de asedio que casi con total seguridad debieron de llevar a cabo los efectivos aquí desplazados. Como se ha indicado, el campamento se encuentra a escasa distancia del castro de las Rabas, en una posición claramente dominante. La existencia de claros niveles de destrucción en este enclave (GARCÍA GUINEA, RINCÓN 1970) permite afirmar que este castro fue tomado por las tropas romanas acampadas en La Poza.”

Recreación del ataque romano al Castro de Las Rabas

LA POZA II

Sobre los restos del conjunto descrito se reconoce el trazado de un nuevo campamento cuya extensión alcanza 4,6 Ha.

Presenta planta rectangular alargada, con las esquinas redondeadas, definida por un agger o terraplén de tierra y piedra caliza menuda. El grado de erosión que presentan actualmente las defensas impide conocer con detalle la disposición de las puertas, aunque quedan rastros de la clavicula interna de una de ellas, situada en el lateral este, no lejos del antiguo vano correspondiente al primer campamento. Al ocupar una superficie menor que éste, el nuevo recinto logra adaptarse mejor al relieve del lugar. Para ello los responsables de su construcción desplazaron el eje longitudinal hacia el noreste, dejando así fuera de las defensas todo el espacio que anteriormente ofrecía peores condiciones para la castramentación. Quienes lo realizaron conocían sin duda la naturaleza y trazado de las estructuras subyacentes ya que mantuvieron la orientación de este eje casi con exactitud. Los terraplenes del antiguo agger incluidos ahora dentro de los lados norte y este pudieron ser utilizados incluso para delimitar el espacio correspondiente al nuevo intervallum.

Los sondeos practicados en esta estructura permiten conocer que las defensas incluían un foso exterior excavado en la roca, con una anchura que oscila entre los 130 y los 160 cm y un parapeto o agger de 240 cm de anchura en su base.

El contexto de este segundo campamento se puede fechar sin dificultades en el siglo I d. C. durante el reinado de Tiberio o en los años inmediatamente posteriores (ca. 20-40 d.C). Esta cronología se basa en las moneda más recientes recuperadas en este yacimiento, dos ases de Tiberio (14-37 d.C) acuñados en Gracurris y Caesaraugusta, y especialmente en los fragmentos de terra sigillata hallados en el foso exterior del campamento, pertenecientes a una forma Conspectus 20 (ETTLINGER et al. 1990).

Esta segunda estructura campamental, en un contexto posterior a la conquista romana, puede ponerse en relación con la construcción de la red viaria interior de Cantabria, ya que a escasos metros del campamento discurre la calzada romana de Peña Cutral. La unidad militar que lo ocupó fue casi con seguridad la Legio IIII Macedonica, ya que era la única acantonada en la región a partir del reinado de Tiberio (MORILLO 2000).”


IMPORTANCIA HISTÓRICO-ARQUEOLÓGICA QUE JUSTIFICA LA SOLICITUD DE DECLARACIÓN DE BIEN DE INTERÉS CULTURAL

Los campamentos del alto de La Poza son de un interés histórico excepcional en el panorama actual de la investigación sobre la implantación militar romana en el territorio cántabro, y ello por los siguientes motivos:

- Se trata de la primera ocasión, en territorio cántabro, en la que se documenta con claridad la yuxtaposición de estructuras campamentales romanas sobre un mismo lugar. Ello es de un gran interés a la hora de fijar la cronología de estructuras de este tipo identificadas en distintos puntos de la comunidad autónoma, para las cuales se ha manejado casi exclusivamente la hipótesis de su asignación al período de conquista del territorio conocido como “Guerras Cántabras”.

- Estamos ante el primer yacimiento de este tipo que puede fecharse con claridad, en su momento de ocupación más reciente, a una fecha posterior a la conquista romana. El campamento II es, en el marco de la península Ibérica, el primer establecimiento militar temporal que se puede fechar con seguridad en época julio Claudia.

- El campamento II es también el primer yacimiento de este tipo que se puede atribuir con argumentos razonables a una unidad militar concreta: la Legio IIII Macedonica.

- El campamento I- el más antiguo- llena un vacío importante a al hora de establecer con perfiles nítidos el escenario geográfico concreto de las Guerras Cántabras. Su localización, sumada a la de otros enclaves del mismo tipo publicados en los últimos años, hace que la comarca de Campoo pueda considerarse en la actualidad como uno de los escenarios de mayor valor estratégico en la culminación de la conquista romana de Cantabria.

- La localización de dos campamentos militares en la proximidad inmediata de la ciudad de Iulobriga (a poco más de dos kilómetros) aporta nueva luz para interpretar la fundación de la ciudad y su carácter preeminente en el contexto de la romanización de Cantabria. Se trata de un caso esclarecedor para el estudio del nexo existente entre la primera urbanización del norte peninsular y la presencia militar romana.

- La relación entre la estructura campamental inicial y el asedio contemporáneo del castro de Las Rabas viene a ilustrar un nuevo episodio del bellum Cantabricum hasta ahora desconocido.

Desde un punto de vista más general, los campamentos del Alto de La Poza tienen también un notable valor cultural:

- El estado de conservación del yacimiento, razonablemente bueno para este tipo de estructuras arqueológicas, permite que puedan reconocerse fácilmente sobre el terreno los elementos característicos de los campamentos romanos de campaña.

- Se insertan en un entorno natural de fácil acceso desde el que se abarca visualmente casi toda la comarca de Campoo.

- Se insertan en un entorno arqueológico excepcional, en el que se incluyen- en un radio inferior a los cuatro kilómetros- la calzada romana de Peña Cutral, la ciudad de Iulobriga y el castro prerromano de Las Rabas (Celada Marlantes). Estos dos últimos son dos de los yacimientos más señeros de la Comunidad de Cantabria para el período que va de la protohistoria a la romanización. El nuevo enclave arqueológico dota de nuevos contenidos culturales a este conjunto.

Los campamentos se ven afectados por la vía de evacuación de la energía, soterrada, que atraviesa los campamentos hasta una profundidad de 2 metros.

CALZADA ROMANA DE PEÑA CUTRAL

IGLESIAS GIL, J.M.; MUÑIZ CASTRO, J.A. (1995): “Prospecciones y excavaciones arqueológicas en el Collado de Peña Cutral (En medio, Cantabria)”, Memorias de Historia Antigua, 15-16pp.327-342.

En la antigüedad el paso de Peña Cutral sirvió como vía de acceso, desde el sur, a la ciudad de Julióbriga.
El collado de Peña Cutral aparece unido a la actividad investigadora sobre Julióbriga especialmente a raíz de los trabajos realizado por A.GARCÍA Y BELLIDO.

1988-1989, J.A. Muñiz y J.M. Iglesias llevaron a cabo una prospección de las dos vertientes del collado seguida de la realización de varios sondeos. Tras las cuales se pudo confirmar la atribución romana a la vía (Iglesias y Muñiz 1995).

En la actualidad, el trazado general del camino romano puede seguirse a lo largo de unos 6Km, si bien su firme original sólo se conserva en los sondeos practicados en Peña Cutral y en los sectores descubiertos a su paso por la ciudad romana.

La vía corresponde a las características técnicas observadas en buen número de infraestructuras de época imperial en Hispania: la anchura de la plataforma oscila entre 6 y 7m, dentro de los parámetros que se consideran normales, y cuenta con un sistema de afirmado consistente en varias capas de piedra y zahorra, que incluye, según las zonas, en relación con la mayor proximidad de la materia prima, guijo calizo y canto rodado silíceo.”
Trazado de la vía romana por donde discurría el sendero PR, hoy destruidos

Las obras de la vía de acceso al molino han destruido y ocultado entre 300 y 500m del trazado de la vía romana en la zona de La Blanca y La Mayuela.

IMPACTO SOBRE EL PATRIMONIO HISTÓRICO

Se trata de uno de los escenarios mejor documentados de las operaciones de las Guerras Cántabras de la campaña del año 26 a. C., dirigidas personalmente por el emperador Augusto.

Por lo que el escenario, el castro cántabro, los campamentos romanos, vía romana, forman parte de todo un conjunto imprescindible para entender e interpretar dichos hechos históricos y su alteración supone una pérdida cultural irreemplazable; en este mismo lugar estaba precisamente proyectado un Parque arqueológico interpretativo.

EN RESUMEN

Dichas obras suponen un riesgo cierto de DESTRUCCIÓN O DETERIORO de IMPACTO SEVERO E IRREPARABLE sobre el PATRIMONIO CULTURAL DE CANTABRIA;

La introducción de la maquinaria necesaria para la ejecución de los trabajos, remoción de tierras, nuevo trazado de vía de acceso y soterramiento de la vía de evacuación previstos HAN ALTERADO DE FORMA DIRECTA UNA DE LAS ZONAS ARQUEOLÓGICAS MÁS IMPORTANTES PARA EL CONOCIMIENTO DE LA EDAD DEL HIERRO Y EL PROCESO DE ROMANIZACIÓN DE CANTABRIA.

ADJUDICACIÓN CONCURSO EÓLICO CANTABRIA


En rojo "eolocura" en el sur de Cantabria

Un año después de salir a concurso público la asignación de potencia eólica para la instalación de parques eólicos en Cantabria, la Consejería de Industria y Desarrollo Tecnológico del Gobierno de Cantabria, ha adjudicado definitivamente las siete zonas propuestas a siete grandes grupos empresariales, grandes eléctricas, constructoras, bancos y conserveras.

Si bien, el impacto de la colocación de 1400 Mw eólicos, unos 700 molinos de 2 Mw, en Cantabria es desproporcionado para el tamaño de la región, se agrava aún más si nos centramos a escala comarcal, caso del sur de Cantabria. El impacto es entonces, completamente desproporcionado e inasumible; comprende ya, cuatro de las siete zonas elegidas, de la A a la D, y abarca la totalidad de la sierra del Escudo, todas sus cumbres al norte del pantano del Ebro, Campoo y los tres valles del sur, Valdeolea, Valdeprado del Río y Valderredible. Llegan a sumar entre todos los 850 Mw, unos 424 molinos de 2 Mw, lo que representa el sesenta por ciento de la potencia adjudicada para toda Cantabria.


El impacto es mayor, si aún centramos más la mirada a nivel local, así, en ayuntamientos, como Valdeolea o Valdeprado del Río, va a resultar prácticamente imposible alcanzar los megawatios adjudicados, aunque se llenen todas sus cumbres de molinos, no caben.


También es exagerado el tamaño de los molinos que se pretenden instalar, de 120m los de 2 Mw, el doble que los de Barruelo y equivalentes a un edificio de 60 plantas; y de 150m los de 3 Mw, como el de Celada, equivalentes a un edificio de 75 plantas. Podríamos pensar que sería mejor colocar molinos más grandes y menor número, pero el impacto sobre el territorio es igual, y si no peor, porque necesitan más separación entre los aparatos, vienen a ocupar lo mismo y necesitan además, pistas de acceso y plataformas mucho mayores.


ZONA A VALDERREDIBLE: EDP RENOVABLES (Energía de Portugal), 220Mw, 110 molinos;


ZONA B VALDEPRADO DEL RÍO: BANCO GALLEGO, GALENOVA (vinculada a Caixanova), Instituto de Hidráulica ambiental de la Universidad de Cantabria, 215 Mw, 107 molinos;


ZONA C VALDEOLEA, CAMPOO DE EN MEDIO: ENGASA-JEALSA-RIANXEIRA- BIOBÁS-GLEZCO, 210 Mw, 105 molinos;


ZONA D LAS ROZAS, CINCO VILLAS, CAMPO DE YUSO, LUENA: BIOCANTABER (IBERDROLA RENOVABLES y OCYENER) 205 Mw, 102 molinos, compuesto por cinco grandes parques eólicos en El Escudo: La Cruz del Marqués, El Escuchadero, Peñas Gordas, La Matanela, Las Matas.


A la adjudicación del concurso habría que sumar los cuatro parques que se encuentran ya en tramitación: Lantueno 20 Mw, 10 molinos; Somballe-Santiurde de Reinosa 34 Mw, 17 molinos; Campoo de Yuso 64 Mw, 32 molinos; La Costana, 38 Mw, 19 molinos.


Pero, es que no queda ahí la cosa, desde Castilla y León varios proyectos promovidos desde Burgos y Palencia, no sólo se ciernen en el territorio limítrofe si no que varios de sus molinos se internan en territorio cántabro: La Magdalena, en El Escudo, 25,2 Mw,14 molinos de 1,8Mw; Monte Bernorio, 48 Mw, 24 molinos de 2 Mw; Requillejo (Cuena) 6Mw, 3 molinos de 2Mw; Matasalces (Valdelomar)16 Mw, 8 molinos de 2 Mw; Berzosilla (Cubillo y Otero) 6 Mw, 3 molinos de 2Mw; Mazuelas (Candenosa-San Cristobal) 8 Mw, 4molinos de 2 Mw;


A lo que, por último y de momento (hasta el 2.020) deberíamos añadir, para ya completar fielmente el panorama, los ya instalados en Rocamundo-Polientes (15molinos) y La Lora II (64 molinos) y el de CELADA MARLANTES de 3 Mw, de 150m de altura en construcción.


Todo este sumatorio eólico, acumulativo y desordenado, totalmente desproporcionado e irracional, inasumible por cualquier territorio, se hubiera podido evitar si se hubiera planificado y ordenado previamente el recurso eólico en el territorio y en el tiempo, la tan demandada por todos y obligada EVALUACIÓN ESTRATÉGICA AMBIENTAL. No se hubiera dejado únicamente a merced del viento y del negocio privado los importantes valores medioambientales, culturales y paisajísticos del sur de Cantabria, integrante del denominado País Románico, aspirante a Región Cultural Europea, Patrimonio de la Humanidad.

UN EJEMPLO DE LO QUE VA A SER EL DESARROLLO EÓLICO EN CANTABRIA: EL MEGAMOLINO DE CELADA MARLANTES

Se le ha calificado de “experimental” para evitar la evaluación de impacto ambiental y darle el visto bueno con una mera comprobación ambiental, la misma necesaria para la apertura de un bar; también así ha podido quedar fuera de ninguna planificación y ordenación, sin someterse al PLENERCAN ni al concurso eólico.


Colocado escasamente a 1,2 km de la ZEPA del embalse del Ebro, donde se hallan presentes varias especies incluidas en el Catálogo de Especies Amenazadas de Cantabria; donde se concentran varios Bienes de Interés Cultural y yacimientos de la máxima importancia arqueológica e histórica para el conocimiento de los cántabros y la romanización; un paisaje singular, escenario fundamental de las guerras cántabras, según los criterios del Convenio de Florencia. Y sin embargo, las Consejerías de Cultura y Biodiversidad han dado el visto bueno al proyecto.


Esto no hubiera sucedido si hubiese existido una planificación previa (EVALUACIÓN ESTRATÉGICA AMBIENTAL), que hubiese tenido en cuenta la enorme importancia arqueológica e histórica del emplazamiento y su cercanía al pantano del Ebro, se hubiera desestimado su ubicación y se hubiera elegido otro lugar con menor impacto.


Este ejemplo, nos sirve para vislumbrar, que la plasmación real de la adjudicación de potencias del concurso en parques eólicos, aunque estén sometidos individualmente a Evaluación de Impacto Ambiental, no va a tener en cuenta ni la existencia de Bienes de interés cultural, ni las Especies incluidas en el Catálogo de Especies Amenazadas de Cantabria, ni los Paisajes singulares según los criterios del Convenio de Florencia, para desestimar ninguna ubicación, si en este caso no lo ha sido. Es decir, el impacto sobre el patrimonio natural, cultural y paisajístico va a ser enorme. Además, como no se evalúa la afección conjunta de los parques, el impacto acumulativo de unos junto a otros va a ser completamente insostenible, sobre todo en zonas como el Escudo ya saturadas por proyectos continuos instalados en Burgos, y en otras zonas limítrofes también de Burgos y Palencia, como Valderredible, La Lora y Campoo.

MOLINO VESTAS V-112 de 3Mw de 150m de altura, 96m hasta el rotor y 54m de pala.

Molino de ingeniería danesa, made in Korea, instalado por gallegos, con una grúa portuguesa, y de cuyo mantenimiento se ocuparán los burgaleses; una auténtica revolución para el empleo de Cantabria.



El camión blanco se mete una y otra vez dentro del PERÍMETRO DE PROTECCIÓN del B.I.C. del Castro de Las Rabas, considerado insuficiente según los resultados de las campañas arqueológicas del 2009 en las que propone ampliarlo a la zona de La Blanca, Las Mayuelas, hoy destruídas en parte por las obras.




AUTOPISTA DE ACCESO de hasta 10 m de anchura

ENORMES DESMONTES, de hasta 8 y 15m. para salvar la pendiente

ZAPATA CILÍNDRICA de hormigón de 18m de diámetro, de 2,5m de profundidad, de ,0,70m de pedestal, a la que se une una explanada de 56x41m para que las grúas coloquen el molino

En la base del molino se ha echado escoria de acería


La línea soterrada de evacuación, atraviesa el campamento romano de La Poza

EL OSO DE VALDERREDIBLE Y LA RED NATURA 2000

Desde Galicia hasta los Pirineos toda la Cordillera Cantábrica está incluida en espacios de la RED NATURA 2000, salvo extrañamente el Sur de Cantabria: Sierra del Escudo, Campoo-los valles: Valdeolea, Valdeprado del Río y Valderredible.

Esta continuidad de protección forma parte de una propuesta de red ecológica funcional que pretende convertirse en el mayor corredor de montaña natural del sur de Europa que uniría la Cordillera Cantábrica-Pirineos-Macizo Central Francés y Alpes.
Las propias directrices de la RED NATURA 2000 establecen que debe existir comunicación entre espacios de la Red natura para que realmente se conviertan en corredores ecológicos que faciliten el intercambio genético de la biodiversidad.

Entre la ZEPA SIERRA DE HIJAR (ES0000250), EMBALSE DEL EBRO (ES 0000252) y HOCES DEL EBRO (ES 1300014) se rompe esa continuidad tan sólo mantenida por el LIC RÍO Y EMBALSE DEL EBRO (ES1300013) que protege tan sólo unos metros en torno al río y sus afluentes y el LIC RÍO CAMESA (ES1300014).

Quedan fuera de su protección lugares como el mismísimo MONTE HIJEDO, reconocido por todos por su extensión y enorme biodiversidad, sólo protegido en lo que toca al río Panero, que forma parte del LIC del Ebro por ser tributario de éste.

La aparición de un oso por estos lares nos vuelve a demostrar que las masas boscosas del sur de Cantabria son un extensísimo corredor ecológico que permite la comunicación de los grandes mamíferos tanto herbívoros como carnívoros y que su calidad biológica podría permitir asentarse en esta zona algunos ejemplares para proseguir su camino hacia el este y comunicar así las dos grandes poblaciones oseras del norte peninsular, la cantábrica y la pirenaica.

TAV VILLAPROVEDO-REINOSA


Efecto sinérgico de infraestructuras a la altura de Pozazal

A la Subdirección General de Planes y Proyectos
MINISTERIO DE FOMENTO
Plaza Sagrados Corazones, 7
28071 MADRID

Referencia: Información pública “Estudio informativo del proyecto de la línea de Alta Velocidad Palencia-Santander. Tramo Villaprovedo-Reinosa” BOE 86, de 9 abril 2010

_______________________, con DNI_____________, en nombre y representación de la
PLATAFORMA PARA LA DEFENSA DEL SUR DE CANTABRIA, inscrita en el Registro Nacional de Asociaciones con el número 594501 y con domicilio a efectos de notificaciones en__________________________________________________________, entre cuyos fines se encuentran la defensa del PATRIMONIO NATURAL, CULTURAL Y PAISAJÍSTICO del sur de Cantabria, en atención al anuncio publicado en el BOE nº 86 de 9 de abril 2010, que somete a información pública el PROYECTO DE TRAZADO DE LINEA DE ALTA VELOCIDAD PALENCIA – SANTANDER, TRAMO VILLAPROVEDO REINOSA.

EXPONE,

Que dentro del las alternativas estudiadas de “ámbito de acceso a Reinosa” y analizada la documentación entregada, constatamos los ENORMES PERJUICIOS que esta alternativa conllevan para todas las poblaciones incluidas en este tramo:

PORQUERA DE VALDIVIA, HELECHA DE VALDIVIA, QUINTANILLA DE LAS TORRES, CANDUELA, VILLANUEVA DE HENARES, NAVAS DE SOBREMONTE , QUINTANAS DE HORMIGUERA, HORMIGUERA, SOTILLO- SAN VÍTORES, FOMBELLIDA Y CERVATOS.

Por lo anterior y en función de las alegaciones que abajo exponemos, MANIFESTAMOS NUESTRO RECHAZO ABSOLUTO debido a los impactos sociales, económicos y ambientales que esta alternativa tendría de manera permanente en estas poblaciones y que las condenarían a su desaparición.

ALEGACIONES

IMPACTOS SOCIALES Y EN LA CALIDAD DE VIDA

Los pueblos afectados por este tramo han fijado población en los últimos 10 años revirtiendo el proceso de despoblamiento que afecta a estas zonas rurales. Se han instalado varias familias con niños en todas las poblaciones, las edificaciones están rehabilitadas y se han conservado los cascos urbanos y construcciones singulares. Algunas de estas poblaciones como Canduela, Villanueva de Henares u Hormiguera son recomendadas en las guías turísticas como CONJUNTOS ARQUITECTÓNICOS SINGULARES. Este proceso de repoblamiento ha sido favorecido por el programa “Abraza la Tierra” financiado en el marco de la Iniciativa Comunitaria LEADER de la Unión Europea e impulsado desde el Grupo de Acción Local “País Románico” Resulta paradójico que los elementos que sirvieron para atraer hace tan solo tres años a nuevas familias resulten hoy absurdos con la construcción de la Línea de Alta Velocidad.

IMPACTO VISUAL Y PSICOLÓGICO. El trazado que se rechaza tiene un fuerte impacto en la vida de las poblaciones afectadas puesto que las vías transcurren a una distancia que va desde los 50 metros a los 200 metros. Estas distancias son extremadamente cortas para poder desarrollar una vida normal. Además la vía transcurre justo a lo largo de la falda de los hayedos y robledales de la zona que son paisajes de los que disfrutan cotidianamente la población y que se verán destruidos con esta infraestructura.
IMPACTO SONORO. Debido a la proximidad a las viviendas es de prever que el nivel de ruido al paso de los trenes sea muy alto. Este impacto es aún mayor teniendo en cuenta que las personas que habitan estas zonas están acostumbradas a la tranquilidad y al silencio.

VIBRACIONES. No existe ningún estudio que demuestre que las obras que se realizarían en el caso de ejecutarse el proyecto no afecten a los cimientos de unas casas que en muchos casos superan los 200 años. Además y debido a la proximidad a las viviendas es de prever que las vibraciones al paso de los trenes afecten tanto de día como de noche. Los informes y memorias del proyecto no recogen nada en este sentido.

MAYOR AISLAMIENTO E INCOMUNICACIÓN. Toda la zona afectada por el tramo Villaprovedo-Reinosa, ya se vio afectada por la construcción de la A-67 que las encerró entre las zonas de montaña y el resto del Valle. Con la construcción de este trazado se incrementaría la presión sobre la misma zona. En algunos casos, la vía del tren cierra mucho más el espacio de movilidad de la población aislando todavía más a los pueblos; en otros casos quedan encerrados entre la Autovía y la Línea de Alta Velocidad.

La población posee ahora senderos para pasear y disfrutar del entorno y sin embargo, con estas infraestructuras se limitaría mucho incluso esta posibilidad. Además la zona ya soporta otras infraestructuras como son la línea de Alta Tensión, otras de baja tensión y además un proyecto de gaseoducto.

IMPACTOS ECONÓMICOS.

Todas las poblaciones abajo firmantes mantienen la actividad económica a partir del desarrollo de actividades agrícolas, ganaderas y turísticas.

ACTIVIDAD AGROPECUARIA. Esta actividad se vería muy afectada puesto que el trazado actual propuesto discurre por las vegas y los mejores terrenos rústicos de todas las poblaciones. Muchos de estos terrenos serían expropiados tal y como aparece en el punto relativo a este tema en el proyecto y en otros casos no podrían ser trabajados. En todos estos pueblos se han desarrollado en los últimos 10 años fuertes inversiones en el sector: adecuación de naves agrícolas y ganaderas, puesta en regadío de terrenos, mejora de las parcelas, caminos y muros de la concentración parcelaria y se han producido nuevas instalaciones de activos agrarios. Se trata de una población activa agraria relativamente joven para la media y en muchos casos además se trata de explotaciones agropecuarias ecológicas habiéndose generado un corredor agrícola ecológico que discurre desde Quintanillas hasta San Vítores que ocupa una extensión de más de 250 Has de tierras rústicas y pastos. Esta realidad productiva se vería seriamente afectada puesto que el trazado discurre por toda la vega de tierras rústicas que es propiedad o es trabajada por estas personas.

ACTIVIDAD TURÍSTICA. Todas las poblaciones por donde discurre este trazado alternativas están ubicadas a las faldas de montes y bosques de roble y haya y justo en las estribaciones finales de las Tuerces o a la entrada de los Valles de Valdeprado y Valderredible. En todas estas poblaciones se han hecho en los últimos 10 años importantes inversiones dirigidas a fortalecer la alternativa del Turismo Rural. Todas estas inversiones se verían muy perjudicadas obligando a cerrar puesto que no constituye ningún atractivo el alojarse en una casa rural a 100 metros de una Vía de Alta Velocidad.

RECURSOS CINEGÉTICOS Y MONTES Y PASTOS COMUNALES. Las poblaciones verían afectados gravemente estos recursos puestos que el trazado divide y transcurre por en medio de los montes comunales. Para estas poblaciones el alquiler de pastos y de los cotos de caza constituyen el recurso financiero fundamental para mantenerse económicamente.

Los pastos se alquilan a ganaderos y ganaderas de la zona, pero en el caso de que la vía se ejecutara, estos pastos no podrían cumplir su función actual y perderían valor.

Las poblaciones mantienen el monte limpiándolo todos los años y sacando la leña que también se vería afectada, por último la explotación y alquiler de los cotos de caza que transcurren a lo largo de la zona desde Quintanilla hasta San Vítores que se verían perjudicados puesto que además de perder el valor intrínseco, se fauna silvestre disminuirá como consecuencia de las infraestructuras. Por último toda esta vega es rica en recursos micológicos que han sido promocionados en los últimos años y que atraen a muchos visitantes en los últimos años. El paso de la línea haría perder el atractivo actual repercutiendo en las posibilidades de desarrollo.

Las posibilidades de desarrollo futuro de la zona se verán muy afectadas tanto en el desarrollo de sectores tradicionales como la agricultura y ganadería como en el turismo rural u otros novedosos como son la caza o la micología, senderismos, rutas de mountain bike y cicloturistas…Las poblaciones quedarán estancadas y se producirá una pérdida del valor de los inmuebles muy brusca puesto que nadie comprará ni alquilará una vivienda a 50 metros de una Línea de Alta Velocidad
Parnasius apollo pozazalensis, rarísima subespecie de mariposa,
que conseva en la zona sus dos únicas poblaciones,
una en Campoo de En medio, otra en Valdeprado del río.

3. IMPACTO AMBIENTAL Y CULTURAL

Uno de los recursos de la zona es su valor natural y paisajístico.
La zona que ocupa este tramo incluye las estribaciones finales de Las Tuerces y la entrada a los Valles de Valdeprado y Valderredible. La zona por la que transcurre el actual trazado es justo la que tiene mayor valor paisajístico y natural.

Impacto vegetal. La línea atraviesa varias praderas y pastos de alta calidad, bosques de hayedo y robledal y zonas de gran importancia desde el punto de vista florístico.

Impacto sobre la fauna silvestre. En la zona encontramos lobos, corzos, venados, jabalís, nutrias, garduñas, ginetas, zorros y otras especies… Toda esta fauna se verá afectada puesto que vive en los montes y bosques que se extienden a lo largo del trazado de la vía de alta velocidad.

Impacto sobre patrimonio cultural. El actual trazado afecta a varios recursos arqueológicos existentes en la zona. Menhir de Sansón (Villanueva de Henares) Necrópolis de Canduela…
Desde los distintos gobiernos nacionales y autonómicos se están haciendo esfuerzos en los últimos años para que el medio rural sea un espacio de vida y posibilidades para la gente que en el habita y para que el despoblamiento se logre frenar incrementando el desarrollo económico de manera sostenible a partir del aprovechamiento responsable de los recursos existentes. Todo este planteamiento se recoge en las leyes de Desarrollo Rural y en los Planes de Desarrollo Rural que son impulsados y apoyados económicamente. Esta estrategia es contradictoria con el trazado de la Línea de Alta Velocidad que se propone para este tramo por los motivos antes expuestos.
Las infraestructuras no son un fin en sí mismo, sino un medio que debe facilitar el desarrollo y la calidad de vida de la gente pero tanto la de la ciudad como la que habitamos en el medio rural. Las infraestructuras hay que acometerlas si son necesarias y si tienen una utilidad real y siempre y cuando haya una relación entre el servicio y el perjuicio humano, social y ambiental.

Por todo lo anterior, PROPONEMOS:

Que se RECHACE LA ALTERNATIVA ACTUAL, PROPUESTA PARA EL AMBITO DE ACCESO A REINOSA CORRESPONDIENTE AL TRAMO VILLAPROVEDO – REINOSA.

Que se vuelva al trazado del proyecto propuesto en el año 2003

O que se ESTUDIE LA POSIBILIDAD DE UN NUEVO TRAZADO, que transcurra alejado de los pueblos y que NO afecte a las zonas más fértiles de tierra agrícola de las vegas, ni a los mejores pastos para el ganado.


Y SOLICITAMOS

Que tengan en consideración las alegaciones anteriormente expuestas; nos damos por personados como interesados en el expediente tal y como se refiere el art. 31 de la Ley 30/92 de 26 de noviembre LRJAP y PAC, reformada pro la ley4/99 y en todo caso, solicitamos una CONTESTACIÓN RAZONADA por escrito a cada una de las alegaciones presentadas en la dirección arriba indicada.

Y para que conste, lo firmo en San Vitores a 14 de mayo de 2010



Pdte. PLATAFORMA PARA LA DEFENSA DEL SUR DE CANTABRIA