MANIFIESTO

MANIFIESTO

PLATAFORMA PARA LA DEFENSA DEL SUR DE CANTABRIA

1. Consideramos que cualquier política energética sostenible debe basarse en el ahorro, la mejora de la eficiencia y la descentralización.

2. Estamos a favor del desarrollo sostenible, entendiendo éste como aquel que no agote los recursos naturales, incluidos los paisajísticos ya que el paisaje es un recurso económico y ecológico fundamental.

3. La energía eólica tal y como se está desarrollando está produciendo un gravísimo deterioro paisajístico de los entornos de montaña, produce daños irreparables a la fauna y al patrimonio histórico.

4. El actual modelo de desarrollo de la energía eólica, centralizado en grandes instalaciones, no se corresponde en ningún caso con la propuesta descentralizada que se ha venido defendiendo desde siempre por parte del movimiento ecologista.

5. El Concurso y el PLENERCAN no regulan ni ordenan el desarrollo de la energía eólica sino que dejan en manos de las empresas su ubicación.

6. No se ha elaborado un PLAN EÓLICO ESPECÍFICO que ordene y evalúe la afección real de la implantación eólica en su conjunto; tampoco se ha elaborado una LEY DEL PAISAJE; ni el PLAN REGIONAL DE ORDENACIÓN DEL TERRITORIO, que debería ser el que realmente evaluase todo este tipo de infraestructuras eólicas de una forma global tanto en el territorio como en el tiempo.

7. La energía eólica sólo está sirviendo como medio para aumentar la oferta energética y no para sustituir las fuentes de energía convencionales (hidroeléctrica, combustibles fósiles o nuclear).

8. Las empresas promotoras son dependientes de los capitales de los grandes oligopolios energéticos, empresariales y financieros cuyo único objetivo es controlar el sector eólico para “proteger” sus intereses económicos e incluso especular.

9. Las cumbres de las montañas no deben ser el lugar para la instalación de ningún tipo de industria, por su significado emocional, estético y paisajístico, su excepcional grado de conservación y su incuestionable riqueza natural y arqueológica.

10. La falta de valoración conjunta de proyectos que, tramitados en diferentes comunidades autónomas, estén afectando a una misma unidad geográfica.

RECLAMAMOS

1. Una adecuada planificación de los modos y formas de producción de la energía, y la promoción de planes y políticas de ahorro y eficiencia energética.

2. La producción de las energías renovables de una forma descentralizada, es decir, cercana al punto de consumo para que se minimicen tanto las pérdidas en el transporte como los impactos que conllevan las grandes líneas eléctricas.

3. La implantación racional y descentralizada de las energías renovables a pequeña escala mediante la fórmula del balance neto.

4. La elaboración de una PLAN EÓLICO PARA CANTABRIA, una LEY DEL PAISAJE y del PROT.

5. Que no se instalen centrales eólicas en las zonas montañosas y que se aprueben zonas de exclusión eólica por motivos paisajísticos, culturales o medioambientales tal y como recogía el PLENERCAN 2006-2011, que excluía por estos motivos la zona de Liébana, los Valles pasiegos y el Románico del sur.

6. Que el denominado PAÍS ROMÁNICO sea declarado BIEN DE INTERÉS CULTURAL y PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD por los motivos antes citados

7. La correcta evaluación de los beneficios y perjuicios a medio-largo plazo que puede tener este tipo de instalaciones.

8. Un mayor rigor en la elaboración y cumplimiento de los estudios de impacto ambiental.

9. El estudio de instalaciones y equipos más modernos que favorezcan la ubicación de las centrales en zonas de escaso valor ambiental como: áreas de agricultura intensiva, entornos industrializados...


RECORDAMOS

1. Que la Convención Europea sobre el paisaje establece claramente que los paisajes europeos constituyen un recurso común para cuya protección, gestión y ordenación tienen el deber de cooperar los Estados, siendo necesario denunciar ante el Consejo de Europa todas aquellas actuaciones que contravengan esta normativa.

2. Que ni la Administración, ni los promotores eólicos, ni nosotros, ni nadie somos quién para hipotecar el paisaje, el medio natural y cultural que las futuras generaciones tienen el derecho a disfrutar, como lo hemos venido haciendo durante siglos.

3. Que la conservación de los ecosistemas en su estado más natural es primordial para la supervivencia de todos los seres vivos incluida la especie humana.


PLATAFORMA PARA LA DEFENSA DEL SUR DE CANTABRIA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada