United Kingdom

Susan Crosthwaite (former chair of CATS– Communities Against Turbines Scotland, and tourism specialist, UK). EPAW Spokeswoman for the UK

14/07/2015  PRESS RELEASE

For immediate Release

Anti wind turbine campaigner Susan Crosthwaite is calling for an immediate and full independent investigation into the pollution of surface and groundwater of ALL Scottish windfarm developments sited on River Basin Districts. It has been revealed that the construction of giant wind turbines has led to the industrialisation of water catchment areas damaging water quality and public health. She demands that relevant legislation be adhered to vigorously to ensure complete protection of Scotland’s reservoirs, lochs and private water supplies can be restored.

Commenting from her home in South Ayrshire Susan Crosthwaite said:

“Windfarm development in Scotland is clearly breaching The Environmental Liabilities Directive and the Water Frameworks Directive. Developers and government bodies have allowed these developments to proceed in the full knowledge that there are risks to surface and groundwater. Authorities such as SEPA, Scottish Water, Councils and the Scottish Government have failed in their legal duty to protect the water environment. Public authorities should ensure the proper implementation and enforcement of the scheme provided for by this Directive.

“People wonder how windfarms can possibly contaminate our water. Firstly, most are constructed on areas of unspoilt moss, heather and deep peat, often with associated forestry. Construction vehicles churn up the ground to make access roads and clear the forests (approximately 3 million trees were cleared at Whitelee). Trees are pulled up, and the churned up peat is washed into the river systems by heavy rain, releasing excessive carbon which the water treatment works are not able to deal with.

“The construction teams then blast quarries and ‘borrow-pits’ to provide rock foundations for access roads and turbine bases - six quarries with 85 articulated dump lorries ferried almost 6 million tons of excavated rock around the Whitelee site for roads and turbine foundations. These excavations allow access to the numerous faults (fractures) and dykes (intrusions) which crisscross Scotland and act as conduits for ground water. Chemical and diesel spills, therefore, have an immediate channel to the aquifer. It is also a great irony that anti-fracking campaigners make spurious claims about potential water pollution and then support the construction on industrial wind turbines, which are demonstrably causing widespread pollution to our water supplies in Scotland.

The evidence of pollution discovered by radiologist Dr. Rachel Connor stems from her own experience of living close to Whitelee, the largest windfarm in Europe, and experiencing first-hand the results of drinking contaminated water. Evidence of pollution was discovered in monitoring reports which were a requirement for the Whitelee windfarm construction 2006-2009 and were brought before a Public Inquiry re a 3rd extension to Whitelee, where Dr. Connor underwent a 5 hour cross examination. (This material has not yet been ruled on by the Scottish Government.) It included a failure to monitor and test for instances of specific contamination related to chemical spill or diffuse contamination from dangerous chemicals- some of which may have come from 160,000 m3 of concrete which were used in turbine foundations and other areas.

“There was also evidence of contamination of private water supplies where springs had failed completely, boreholes had silted up temporarily and water quality was rendered unfit to drink. There is no effective protective mechanism for private water supplies if the local authority responsible for protecting the water supply has no mechanism to insist that a developer find, chart and protect the water source, and is subsequently not responsible for the hydrological environment upon which that water supply depends.

“Windfarm developments have not been monitored or assessed according to the legal requirements which under a European Directive require Member States to ensure the establishment of programmes for the monitoring of water status in order to establish a coherent and comprehensive overview of water status within each river basin district. It is clear that incidents and concerns have been reported by a Planning Monitoring Officer to the regulatory authorities but have not been investigated. Indeed Planning Monitoring Officers are not routinely employed and in any case, information from such officials may be difficult and costly for the public to access. Consequently developments proceed unchallenged.

Windfarm construction has coincided with an increase in raw water colour at Amlaird and other Scottish Water treatment works. Scottish Water test results indicated high levels of colour, iron, manganese, coliforms, E coli and turbidity, but these were not investigated and resolved by the appropriate authority. The disinfection procedures meant that drinking water failed to meet European and UK regulatory standards leading to increased levels of Trihalomethanes – recognised by the WHO as possible human carcinogens. Cranfield University Study

“Now Scottish Water test results from 2005 to 2014 for colour, iron, manganese, coliforms and e coli in Loch Bradan, Afton Reservoir and Penwhapple Reservoir (see chapter 4.5)– also show a deterioration in water quality associated with windfarm construction and pre-construction forestry clearance. This means that many people in East and South Ayrshire are drinking water below the Drinking Water Regulatory Standards. Where water quality has fallen consistently below regulatory standards, statutory authorities have not informed the public of the potential risks to their health despite an EC Directive that insists ‘Member States shall ensure the necessary protection for the bodies of water identified with the aim of avoiding deterioration in their quality in order to reduce the level of purification treatment required in the production of drinking water’. 

“As Whitelee is Scottish Power Renewable’s flagship windfarm, the credibility of all their windfarm developments is based on the belief that their professed mitigation measures are successfully preventing any water pollution. How can the public be confident that this is the case if they do not constantly and consistently monitor all subsequent developments with results made easily available to the public?

“Arecleoch SPR windfarm consists of 60 turbines, operational since Autumn of 2011 This windfarm along with Hadyard Hill, Hadyard Hill Extension, Assel Valley, Millenderdale and Straid windfarms are all sited within the River Stinchar water catchment protected area. Tralorg plus the 5 ‘Straiton’ windfarms including Dersalloch are sited on the Girvan and Doon water protected catchment zones. None of these developments, according to the FOI, have been adequately monitored or assessed. Indeed failure to monitor the impact on surface and ground water before, during and after the construction of the 60 turbines at Arecleoch constitutes a direct breach of the water directives.”

Letters have been sent to the First Ministers, DECC and DEFRA, various Scottish Government Departments, all 32 Scottish Councils, MSPs and some MPs, MEPs and UNESCO – samples are below:

Breitbart article by Donna Edmunds: 

Notes to the editor

All Legal Directives and Evidence is in the attached document and available on:

‘DIRECTIVE 2004/35/CE OF THE EUROPEAN PARLIAMENT AND OF THE COUNCIL of 21 April 2004 on environmental liability with regard to the prevention and remedying of environmental damage’[1]

Susan Crosthwaite, of Cosses Country House, Ballantrae, Ayrshire KA26 0LR is calling for a Request for Action’ under Article 12 of The Environmental Liabilities Directive.

Cosses Country House, a business dependent on rural tourism within the UNESCO designated Galloway and Southern Ayrshire Biosphere is sited in the vicinity of the River Stinchar protected drinking water catchment zone.

Compiled by Susan Crosthwaite


Quote by Recently retired MEP Struan Stevenson:
“I understand from Susan Crosthwaite that you would like a quote from me on her report. I have commented as follows: 

"It is clear from this extensive and well-researched report prepared by Susan Crosthwaite that under pressure from the SNP Government at Holyrood, statutory authorities like SEPA, Scottish Water and Scottish councils, have simply ignored EU environmental legislation designed to protect our water. The Environmental Liabilities Directive and the Water Framework Directive have been repeatedly breached in Scotland in the race to erect giant wind turbines and fulfil the SNP's obsession with turning Scotland into the 'Saudi Arabia of renewables'.Now we have direct evidence that this has led to serious contamination of groundwater in the vicinity of industrial wind farms, causing consequent dangerous pollution to our drinking water. It is ironic that the same people who vigorously oppose fracking because they claim it will cause water pollution, enthusiastically support wind farms which demonstrably do cause water pollution, as well as defacing our landscape. I would urge the European Commission to take immediate action against the Scottish Government for allowing these serial breaches of EU directives to continue unchallenged."

Note: Struan Stevenson was a Conservative MEP for Scotland from 1999 to 2014. He is the author of 'SO MUCH WIND - The Myth of Green Energy".

Susan Crosthwaite
Cosses Country House
Ballantrae, Ayrshire, Scotland, UK. KA26 0LR


De nuevo a  información pública los parques eólicos de
 El Cotero y La Engaña



Dos meses después de su publicación en el BOE salen de nuevo a información pública los Parques eólicos de El Cotero y La Engaña por lo que se prorroga el plazo de alegaciones 30 días más contados a partir del día 22 de octubre.

Los  parques eólicos denominados LA ENGAÑA (30 Mw)  y EL COTERO (18 Mw) están proyectados en San Pedro del Romeral y Vega de Pas (Cantabria), y en la Merindad de Sotoscueva y Espinosa de los Monteros (Burgos) respectivamente, promovidos por Energías Renovables del Bierzo S.L. (ERBI, S.L.) del grupo LAMELAS VILORIA, Ponferrada, los de las minas a cielo abierto de carbón y de pizarra.

Altura molino V 90 VESTAS 3 MW

En concreto se trata de 16 molinos de 3 Mw del modelo V-90 de Vestas, 80  m de torre + 44 de pala= 124 m de altura, proyectados sobre los montes de Samo y el Cotero al sur del puerto de Estacas de Trueba, que vienen a sumarse a los ya instalados o en proyecto en LA MAZA, VALDEPORRES, LA PEÑUCA, DE LOS TRÉBOLES, LOS BREZOS, LOS CASTRÍOS, CARRASCOSA, LA IMUNIA, LA SIA I, LA SIA II, MONTIJA Y CAÑONERAS, a los que, si unimos los proyectados en EL ESCUDO (EL ESCUCHADERO, PEÑAS GORDAS, CRUZ DEL MARQUÉS, LA MAGDALENA, LAS MATAS, LANTUENO, SOMBALLE, CAMPOO ALTO, LA COSTANA, nos dan la friolera de una continuidad lineal de molinos de unos 50 km.sin contar que son muchos más, porque se instalan siguiendo la orografía y en diferentes alineaciones.

Hasta 21 parques eólicos contiguos están ya instalados 
o en proyecto en esta zona entre Cantabria y Burgos
A los que habría que sumar los proyectados en El Escudo que son su continuación por el oeste, en total  otros 11, con lo que nos da la friolera de 32 parques eólicos contiguos y unos 50 km. lineales de ocupación de esta cadena divisoria de aguas entre el norte de Burgos y Cantabria, sin duda una enorme barrera eólica difícil de franquear. 

Este es un ejemplo más de lo que venimos reiterando desde la Plataforma, que a los 700 Mw  del PLENERCAN 2014-2020, hay que sumar todos los proyectos limítrofes que desde Castilla y León, en concreto desde el norte de Burgos y Palencia, se adentran en Cantabria, y que según nuestras cuentas y datos, que se pueden quedar cortos, suman un total de 2.000 Mw para el total de Cantabria, cifra totalmente desproporcionada e inasumible por nuestra región y aún más por la masificación y concentración en los lugares más apetecidos del sur de Cantabria.



En los despachos del anterior consejero al anterior consejero de Ordenación del Territorio (es decir, José María Mazón, ahora ‘sólo’ con Obras Públicas y Vivienda) se quedó colgando un borrador de Plan Regional de Ordenación del Territorio (en adelante, PROT).

Era mayo de 2011, cuando ese Gobierno, el del PRC-PSOE estaba a punto de dejar de serlo a raíz de la inminente mayoría absoluta del PP, existía un borrador del susodicho PROT, un documento que regularía la planificación territorial de la comunidad autónoma y que los colectivos ecologistas llevan años demandando como paso previo a otras actuaciones que influyan en el territorio.

De la existencia de ese borrador se han enterado “por cauces ajenos a los ordinarios” en la Plataforma para la Defensa del Sur de Cantabria, el colectivo que más beligerante se está mostrando contra el desarrollo de la energía eólica en la comunidad autónoma.

Ellos, y otros colectivos como CORE (Cántabros por la Ordenación Racional de la Energía) confiaban en una planificación previa del territorio vía PROT que regulara, por ejemplo, dónde podrían instalarse molinos eólicos, en una posibilidad que desde el nuevo Gobierno ya se ha descartado: habrá plan, pero sin tanto detalle.


Dado que se han enterado de este borrador por cauces extraoficiales, en la Plataforma para la Defensa del Sur de Cantabria quieren conocerlo y piden que se incorpore a la causa judicial que han abierto sobre este tema.

Porque este colectivo ha llevado a los tribunales el Plan de Sostenibilidad Energética que aprobó el PP (y que regula el conjunto de la energía en Cantabria, no sólo la eólica), pidiendo que se anule y también que, hasta que los tribunales decidan, quede sin efecto (suspensión cautelar, para evitar que se produzca el daño que temen mientras la justicia sigue sus en bastantes ocasiones lentos pasos).

El hecho de que ese PROT no siguiera adelante es para ellos “otra evidencia de corrupción político/administrativa”, ya que ni PSOE-PRC ni luego el PP lo tramitaron, mientras que sí avanzaron con la planificación eólica.

Y al respecto añaden que es que ese Plan de Sostenibilidad cuya anulación reclaman se remitía al PROT que no aprobaron ni PSOE-PRC ni el propio PP, que sí que decía que estaban en ello (sin que su aprobación llegara a producirse nunca).

“¿De dónde ha salido ese completo “Borrador de PROT”? ¿Por qué no se ha llevado a efecto su tramitación, tratando, por el contrario, de implantar ilegalmente los parques? Son preguntas que deberá contestar el gobierno que lo redactó que, en lo que aquí afecta, coincide con el actual. La respuesta pudiera ser que con un PROT legal no serían posibles los 14 parques que (no se sabe cómo) tramita el señor Martín”, aseveran.


Este colectivo carga contra todos los partidos implicados en el desarrollo eólico, desde PSOE y PRC a los que la justicia anuló su concurso eólico (incidiendo en que cargos de entonces como Francisco Martín o Juan José Sota tienen de nuevo responsabilidades políticas, como el propio presidente Miguel Ángel Revilla) hasta el PP.

Su motivación para actuar es el temor a que de fondo en todo este proceso esté el peso de lobbies empresariales privados, y a los efectos sobre pueblos del sur de Cantabria en los que se instalarían los parques.


La Generalitat pone fin al plan eólico de El Comtat

El conseller de Economía Sostenible, Rafael Climent, anunciará el sábado en Benillup el abandono del proyecto

miércoles, 14 de octubre de 2015 comarca

El plan eólico de El Comtat ha muerto. El anuncio oficial del abandono del polémico proyecto lo realizará este sábado en Benillup el conseller de Economía Sostenible, Rafael Climent, que pondrá fin a 12 años de lucha para frenar la iniciativa. La Coordinadora d’Estudis Eòlics de El Comtat, que anuncia la celebración del acto del sábado, se muestra “exultante” por ver cumplido el objetivo por el surgió desde diferentes municipios de El Comtat.

“Hay pocas ocasiones en las que un grupo de vecinos consigue vencer a la administración”, resume la presidente de la coordinadora, Anna Climent. El trabajo del colectivo ha conseguido desmontar los planes de la Generalitat, que pretendía construir 50 aerogeneradores de 100 metros de altura en las sierra de Alfaro y Almudaina. “En una zona donde no hay viento”, manifiesta Climent, que recuerda, todavía con indignación, cómo el único indicio de la existencia de viento fue la foto de un técnico enarbolando una bufanda para justificar el proyecto.

El anuncio oficial será el sábado, a las 19.30 horas, en el salón multiusos Morador de Travadell de Benillup. Correrá a cargo del conseller, Rafael Climent, y de la directora general de Industria y Energía, Julia Company. La coordinadora desconoce todavía la figura legal que utilizará la conselleria para tumbar definitivamente el proyecto.

El colectivo contrario al plan eólico de la comarca insiste en que el proyecto fue un “invento” del entonces presidente de la Generalitat, Eduardo Zaplana, para “dar a sus amigos” concesiones con las que privatizar la sierra y “hacer un dudoso aprovechamiento eólico”. Para la coordinadora, el sábado quedará certificado el “triunfo de la sociedad civil y el sentido común frente al clientelismo”.


Desorden eólico en Valdeporres y San Pedro del Romeral



Desde al menos 2011, ¡TIENEN UN “BORRADOR” DE PROT!
Plataforma para la defensa del Sur de Cantabria

Otra evidencia de corrupción político/administrativa: por cauces ajenos a los ordinarios judiciales o administrativos, hemos sido informados de que, desde al menos mayo de 2011, hay un borrador de PROT (Plan Regional de Ordenación del Territorio) de más de 600 páginas, que fue elaborado por la Consejería de Ordenación del Territorio (Consejero José Mª MAZÓN) del anterior Gobierno PRC-PSOE, de Miguel Angel REVILLA, del que lo era de Medio Ambiente Francisco MARTÍN, hoy de Industria e impulsor de los parques. Ese PROT que tenemos solicitado mil veces.

No tenemos constancia de que, ni con el anterior gobierno PRC-PSOE, ni durante los cuatro años del PP, ni con el actual, de nuevo PRC-PSOE, mientras se pretrende implantar los parques, existan trámites para la aprobación de dicho Borrador.

Hemos dado traslado de ello a la Sala de lo contencioso-administrativo del TSJC, solicitando que se aporte dicho Borrador a la pieza separada de medidas cautelares y se requiera al Consejero a fin de que informe sobre los trámites que ha seguido dicho Borrador Mayo 2011 del PROT.

Tiene tal hecho apariencia maliciosa, agravada por la circunstancia de que en la Version Definitiva Mayo 2012 del Plan de Sostenibilidad Energética de Cantabria 2011-2020 (pág. 236) se dice que la Ley 2/2001, de 25 de junio, del Suelo de Cantabria señala la elaboración del PROT “como elemento rector máximo de la ordenación del territorio en la Comunidad Autónoma y fija las directrices para la ordenación del territorio, (…)” y añade (pág. 237) que en mayo 2012 se estaban “realizando los distintos estudios y trabajos necesarios para la redacción del PROT, a efectos de su tramitación y aprobación inicial”.

¿De dónde ha salido ese completo “Borrador de PROT”? ¿Por qué no se ha llevado a efecto su tramitación, tratando, por el contrario, de implantar ilegalmente los parques? Son preguntas que deberá contestar el gobierno que lo redactó que, en lo que aquí afecta, coincide con el actual. La respuesta pudiera ser que con un PROT legal no serían posibles los 14 parques que (no se sabe cómo) tramita el Sr. MARTIN.

Sin PROT, sin Plan Eólico, sin que el PSEC tenga efecto planificador, sin haber efectuado Evaluación Ambiental Estratégica del riesgo global del PSEC para el medio ambiente, haciendo que la ilegal evaluación de impactos tuviera que realizarse parque a parque, no parece haber otra solución que 

1) suspender urgentemente la tramitación de los parques eólicos, 

2) exigir responsabilidades políticas a los Gobiernos PRC-PSOE y PP, 

3) la dimisión de Miguel Angel REVILLA, Juan José SOTA, Francisco MARTÍN y José María MAZON, responsables directos del Concurso Eólico y la falta de PROT, y de la ilegal tramitación de los nuevos parques al supuesto amparo del PSEC 2014-2020 y 

4) las responsabilidades penales de quien corresponda.


El 15/octubre/2014, hace un año, anunciábamos ante la Sala del TSJC nuestro recurso contra la aprobación, el 17 de julio, del PLENERCAN, ahora llamado PSEC 2014-2020.

Tenemos solicitada la nulidad de dicho PSEC y, en pieza separada, la suspensión cautelar de sus efectos.

Denunciamos el dolo con que actúa el gobierno al incumplir, de entrada, las exigencias que, sobre información y participación política ciudadana, imponen el Convenio de Aarhus, las Directivas 2003/04 y 2003/35/CE y las leyes que lo desarrollan. Participar no es solo alegar con riesgo de no ser leido, sino intervenir antes y durante la elaboración de las normas con incidencia ambiental, decidiendo así el modelo de desarrollo; sólo con verdadera participación hay democracia.

También denunciamos que la mayoritaria y opinable defensa de las energías renovables, en concreto la eólica, se apoya en intereses privados y de grupos políticos, sindicales y no gubernamentales diversos; nuestro autoritario modelo de planificación territorial, la tradición heredada del franquismo y sus proyectos hidroeléctricos, la presión del lobby eólico/financiero y una alianza interesada ha aniquilado la práctica administrativa de integrar a la población en las decisiones energéticas, alejándola de la gestión del territorio e dificultando la actuación de interesados y comunidades locales

La brutal ausencia de una planificación genérica -PROT, Plan eólico, desarrollo de la Ley del Suelo,…- genera, además de una dolosa ilegalidad, la indefensión ciudadana frente a la feroz amenaza de implantar más de 2000 Mw y el esperpento añadido de que puedan coincidir con permisos de investigación de fracking (Valderredible y Valdeprado del Río).

Recientemente, el Consejero de Industria, Francisco Martín, afirmaba en el Parlamento que “en un plazo de dos años estarán instalados los primeros parques eólicos de los 14 que se tramitan en la actualidad, con una potencia de unos 600 megavatios” y que “hay otros 17 de los que debe encargarse el Estado” y nos hacíamos las siguientes preguntas: si, según la Consejería, hay 14 parques “vigentes”, ¿cómo es que solo uno, El Escuchadero, ha sido anunciado en el BOC? y ¿será que los 13 restantes, los 600 Mw que prácticamente agotan los 700 totales del PSEC, los tramiten el Sr. Martín y el lobby eólico en privado?

Sinergias de infraestructuras viarias y ferroviarias a la entrada a Cantabria por la Meseta, a la altura de Pozazal entre Mataporquera y Reinosa, producto de la falta de planificación territorial previa, es decir, de la inexistencia de PROT.

EDPR renuncia a sus parques eólicos en Asturias.

Molinos y tendidos de evacuación en Valdeporres

La Nueva España, 2 de octubre de 2015

Los productores eólicos renuncian a instalar cuatro parques de molinos en el Occidente

EDP Renovables y Acciona abandonan proyectos en Allande, Taramundi y San Tirso de Abres y lo achacan a la política energética del Gobierno

02.10.2015  Oviedo, L. GANCEDO

Las compañías EDP Renovables (EDPR) y Terranova Energy (filial de Acciona) han comunicado a la Administración asturiana la renuncia a cuatro proyectos que tenían en tramitación para instalar parques eólicos en concejos del Occidente. Los promotores justifican su decisión en "dificultades de carácter regulatorio y económico" que hacen inviables las inversiones.

EDPR ha formulado tres desistimientos. El más relevante de ellos afecta al proyecto denominado Ouría, en Taramundi, un complejo con dieciocho torres de 2,3 megavatios de potencia cada una. El mismo promotor renuncia también al proyecto Campo Ordial, con seis molinos y 12 megavatios de potencia, en Allande, y a otro parque formado por cinco máquinas en San Tirso de Abres. Los tres proyectos fueron autorizados en primera instancia por el Principado durante los procesos de competencia entre empresas que se activaron a partir de 2009. Terranova fue seleccionada como segunda opción para desarrollar un proyecto eólico en el mismo emplazamiento de San Tirso de Abres. La filial de Acciona también ha renunciado a su propuesta.

Las dos empresas utilizan la misma argumentación que ellas mismas y otras emplearon para justificar abandonos precedentes. Desde 2012 se ha producido un goteo de renuncias a la instalación de parques eólicos que afectan sobre todo a los emplazamientos adjudicados en los citados trámites de competencia.

Los promotores aluden genéricamente a problemas regulatorios y económicos. Es una referencia a los cambios que, sobre todo desde 2013, ha impuesto el Ministerio de Industria en el régimen de retribución de las energías renovables. Las primas o subvenciones a las producciones eólicas, solares y otras se han reducido de forma notable, comprometiendo la viabilidad económica de muchos proyectos y también la rentabilidad de las instalaciones en funcionamiento, según las quejas de las organizaciones patronales del sector.


Real Decreto 900/2015, de 9 de octubre, por el que se regulan las condiciones administrativas, técnicas y económicas de las modalidades de suministro de energía eléctrica con autoconsumo y de producción con autoconsumo. BOE 10-10-2015

Un Real Decreto contra el autoabastecimiento energético

El BOE publica nada menos que 44 páginas para conformar un texto ininteligible para el común de los mortales y, por supuesto, para los periodistas. Lo hace en sábado, previo a lunes festivo en todo el país. Primera muestra de que la intención es que no se te ocurra autoabastecerte con energía del sol

Jorge Morales de Labra, 11/10/2015

Se ha consumado. Desde el 11 de octubre de 2015 España puede "presumir" de tener la regulación del autoabastecimiento energético más restrictiva del mundo.

Tras más de tres años de borradores y amenazas de "impuestos al sol" que ya habían conseguido por sí solos paralizar una pujante actividad en el resto del planeta, el Gobierno de Mariano Rajoy, a 70 días de las elecciones generales, ha aprobado una norma que había rechazado públicamente la totalidad de la oposición política, organizaciones de consumidores, ecologistas, sindicatos y organizaciones empresariales. Considerando la delicada posición del Partido Popular ante la cita de diciembre no puedo entender esta decisión, salvo que hubiera un compromiso de aprobarlo con las principales interesadas en ello: las compañías eléctricas, las únicas que han defendido las tesis del Gobierno.

Profundicemos: el Boletín Oficial del Estado publica nada menos que 44 páginas para conformar un texto ininteligible para el común de los mortales y, por supuesto, para los periodistas. Lo hace en sábado, previo a lunes festivo en todo el país. Primera muestra de que la intención es —al contrario de que lo afirmó el ministro del ramo en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros— que no se te ocurra autoabastecerte con energía del sol. Como me dijo una vez un alto cargo del Gobierno: "el problema de la energía solar es que hay quien creyó que cualquiera puede producir electricidad". Con estas estamos.

La maraña normativa apuntala la defensa contra el peligroso consumidor doméstico, ese que piensa en producir electricidad para su propio uso a partir de fuentes renovables sin necesidad de subvención alguna en tres pilares que, sin que uno prevalezca más que los otros, conforman una trampa cuasi perfecta para la mayoría de los ingenuos.

Empiezo por el pilar de las trabas administrativas. Y lo hago porque, a pesar de su indudable importancia, frecuentemente queda eclipsado por otras invenciones de indudable mayor impacto mediático.

En efecto, al contrario de lo que ocurre en otros países, en los que uno va a un centro comercial, se compra un kit solar, se lo instala (viene con un enchufe, igual al de cualquier otro electrodoméstico) y, a lo sumo, rellena un formulario tipo incluido en la caja mediante el que informa a la compañía eléctrica de la existencia del ingenio, en España el calvario de trámites administrativos para instalarse un panel que apenas produce la energía consumida por el frigorífico es desesperante: memoria técnica de diseño, solicitud de permiso de conexión a la eléctrica, pago del estudio de conexión, línea y automático específicos, contador adicional (con su cuadro accesible a la empresa eléctrica), boletín del instalador, pago de derechos de acometida, solicitud de conexión, pago de derechos de enganche, solicitud de inscripción en el registro de autoconsumidores… Y ni se te ocurre saltarte un paso, pues la sanción prevista puede alcanzar los ¡60 millones de euros! 

Al Ministro se le olvidó citar la retahíla cuando "nos vendió" que los consumidores domésticos de menos de 10 kW de potencia contratada que acrediten que nunca van a inyectar excedentes de energía en la red están exentos del pago —que no de su solicitud— del permiso de conexión. ¡Qué generosidad para alguien que garantiza que nunca va a intercambiar energía con la red!

Una pregunta incómoda: ¿por qué si me compro un aparato de aire acondicionado, de cinco veces más potencia que mi kit solar —y, por tanto, susceptible de causar mucho mayor impacto en la red— no tengo ni tan siquiera que informar a la compañía eléctrica?

Segundo pilar: el "impuesto al sol". Muchos hemos escrito profusamente sobre él, por lo que no voy a insistir. Solo decir que el conjunto de peajes y cargos que se imponen al consumidor por la energía que produce en su casa y que va directa a su frigorífico sin pasar por la red, no se justifican, como defiende el Gobierno, por una pretendida solidaridad con el resto de consumidores sino, en todo caso, con la cuenta de resultados de las eléctricas.

Si mi ahorro en la factura de la luz supone un incremento de la del resto de consumidores es, o porque está mal diseñada, o porque se parte del principio de que los ingresos de las eléctricas no dependen de la electricidad que consumimos. Ninguna de las dos opciones es tolerable.

He aquí que el Ministro, en su presentación comercial, nos dice que los consumidores domésticos de menos de 10 kW (la mayoría, salvo las viviendas unifamilares, precisamente las que más fácilmente podrían instalar paneles solares), estarán exentos de este "impuesto al sol". Lo que no dice es que la exención está en una disposición transitoria y, como tal, puede revocarse en cualquier momento, lo que resulta letal para una inversión de largo plazo, que necesita al menos ocho años para recuperarse a través de los ahorros en la factura de la luz.

Le auguro poco tiempo de vida a la exención teniendo en cuenta que es el único punto que el Consejo de Estado, en su informe perceptivo, recoge como fuertemente contestado por parte de las eléctricas. Puedo anticipar, incluso, que argumentarán que hay que imponer peajes a "los ricos" que han optado por tener energía propia. Falaz argumento cuando, con unas políticas públicas adecuadas, el autoabastecimiento podría ser, precisamente, la vía natural de erradicar la pobreza energética.

Otra pregunta incómoda: ¿por qué mi "insolidario" vecino que ha reducido su consumo eléctrico tras comprarse una lavadora más eficiente (por cierto, ¡qué ironía!, subvencionada por la Comunidad Autónoma) no paga un impuesto "al centrifugado"?

Termino con el tercer pilar: el tratamiento de los excedentes. Salvo que uno se convierta en empresario (y ya se sabe lo que en este país eso supone: cuota de autónomos, declaraciones trimestrales de IVA, retenciones, IRPF…), tiene que regalar, repito, regalar, los excedentes de energía a la red.

En una tecnología como la solar, que produce más energía cuando el consumidor doméstico no está en casa y, por tanto, demanda menos energía, el tratamiento de los excedentes es crítico.

Lejos queda el balance neto de los más de 40 estados norteamericanos, ¡bárbaros!, que lo tienen implantado, en los que simplemente se descuenta le energía excedentaria de la que posteriormente se demanda de la red. Aquí la energía renovable producida sin subvención que inyectas a la red para que la consuma la panadería del bajo no vale nada. Al parecer, el Gobierno ha argumentado complejidad en la valoración. Tras estudiar las 44 páginas no sé si reír o llorar.

Última pregunta: ¿no se le ocurrirá a Hacienda girarme una paralela por donar al sistema energía y rebajar así la factura de los 28 millones de consumidores, verdad?

La ausencia de valoración de los excedentes lleva a la necesidad, en la práctica, de incorporar una batería al kit solar, que permita almacenarlos para hacer uso de los mismos con posterioridad. Aparte del coste (impacto ambiental e ineficiencia) que esto supone, el Gobierno también ha pensado que, ya que te compras una batería, podrías llegar a reducir tu potencia contratada (esto es, la parte fija de tu recibo de la luz) y, en consecuencia, ha aprobado un segundo "impuesto al sol" especialmente pensado para las baterías. Este es fijo y sin exención alguna. No se te ocurriera "tirar" de la batería en lugar de hacerlo de la red cuando más electrodomésticos conectas simultáneamente y rebajar así una parte del recibo cuyo precio este mismo Gobierno ha duplicado durante la legislatura. ¡Están en todo!

Sin desanimar a quienes, a pesar de esta delirante normativa, lejos de darse por vencidos se empeñen en construir un sistema energético más limpio, más democrático y más justo, yo me quedo con la esperanza de que, por una vez, la actual oposición cumpla su compromiso y derogue este Decreto tras las próximas elecciones que, todo apunta, van a permitir un cambio de Gobierno o, al menos, eliminar la impunidad con la que éste actúa.


Para conocer el consumo del nuevo contador digital telegestionado ​ Viesgo Distribución tiene una ​ web de registro que te te permite conocer los datos instántaneos de tu contador.

Si queréis registraros, entrad en:

By EnerPlus Sdad. Coop., (Registro de cooperativas nº S-627-39)

Torres Arriba 4 A - bajo - oficina 5 

E-39300 Torres (Torrelavega) Cantabria


Durante años, recibo a recibo, las compañías eléctricas nos han ido desplumando hasta embolsarse un sobrecoste de... ¡3.600 millones de euros!

No habría sido posible sin la complicidad de diferentes gobiernos, que para colmo no han parado de inyectar ayudas multimillonarias al oligopolio eléctrico.

Pero aún nos queda una última oportunidad de recuperar nuestro dinero y frenar la sangría de subvenciones - expertos de la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético se han ido a Bruselas a denunciar el timo y exigir que se declare la ilegalidad de las ayudas. Y necesitan urgentemente el apoyo de cientos de miles de ciudadanos para poder contrarrestar al poderoso lobby eléctrico.

Únete ahora a la denuncia y compártela con todos tus conocidos en Facebook, Twitter, por correo electrónico... - porque en un país con millones de personas que casi no pueden pagar la luz, es indigno permitir que las eléctricas nos saqueen para llenarse los bolsillos:


Desde 1997 hasta 2006, para paliar las pérdidas que la liberalización del sector eléctrico podía ocasionar a las grandes empresas, el Gobierno les concedió una serie de ayudas con el fin de que las inversiones que habían realizado hasta ese momento pudieran ser recuperadas sin riesgos.

El sistema funcionó hasta 2001, cuando el precio de la luz se disparó, haciendo que no fuera necesario enchufar ayudas públicas extra. Pero, como ya estaban contabilizadas, se abonaron igual. 

Y, a pesar de que existían informes de la abogacía del Estado detallando cómo podía el Gobierno recuperar el dinero, y el plazo en el que expiraba, los hechos apuntan a que varios gobiernos dejaron agotar el tiempo para recuperarlos.

Esos 3.600 millones que podrían haber pagado profesores, hospitales, becas... aún están en los bolsillos del oligopolio eléctrico. Llegó la hora de requerirlos y nuestra única oportunidad está en Bruselas. Firma la petición y compártela con todo el mundo para que los comisarios europeos desmonten la que podría ser la mayor estafa de nuestra democracia. 

La Plataforma por un Nuevo Modelo Energético lleva a Bruselas la compensación por los CTC (Europa Press): 

Texto de la Denuncia (Plataforma por un Nuevo Modelo Energético):

Presentada una querella contra Sebastián y Salgado por 'perdonar' 3.400 millones a las eléctricas (El Mundo):

La Comisión dice que se investigan los CTC eléctricos y que decidirá en unos meses, según la PxNME (Europa Press):

"Se nos fue la olla con las renovables", Miguel Sebastián

El 'mea culpa' de Sebastián ante el prorrenovable ZP: "Se nos fue la olla" con las energías verdes

El ex ministro tuvo que meter el tajo a una burbuja de primas renovables que crearon Aznar y Zapatero. Sebastián no se corta ahora y reconoce que "se nos fue la olla" en pleno boom económico, con las energías verdes y con otros sectores, provocando los desequilibrios que abonaron la llegada de la crisis.

Miguel Sebastián, ex ministro de Industria y Energía en el segundo Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, reconoce en uno de los pasajes de su libro (La Falsa Bonanza) que al calor del boom económico”se nos fue la olla”. “Embriagados por la actividad económica y el empleo, no quisimos ni oír hablar de dificultades estructurales, de desequilibrios o de crecimientos sostenibles”, escribe el ex Jefe de la Oficina Económica de Moncloa en el libro que presentó el martes arropado por Zapatero y por Pedro Sánchez.

El “se nos fue la olla” apunta directamente a los excesos que se vivieron en los años de esa “falsa bonanza” que él intenta retratar, especialmente en un sector de la economía con el que como ministro tuvo que bregar, las energías renovables.

Fue el último Gobierno de Aznar el que aprobó el Real Decreto 436/2004 que dio el pistoletazo de salida al fulgurante desarrollo de las energías renovables en España, que se consolidaron bajo los dos mandatos posteriores de Zapatero, prorrenovable confeso.

Entre 2004 y 2011, las primas a las renovables se dispararon hasta alcanzar los 9.000 millones al año y Sebastián fue el primero en recortarlas en 2010.

Y a él iba dirigido el “se nos fue la olla”, porque entre 2004 y 2011, las primas a las renovables se dispararon hasta alcanzar los 9.000 millones de euros al año. Fue ésta una de las causas (no la única ni la principal, como tratan de hacer ver los antirrenovables militantes, muchos de ellos en la órbita del PP y FAES) de los desequilibros del sector eléctrico, que tanto dolores de cabeza ha dado y da a hogares y empresas que han visto cómo se ha inflado el recibo de la luz en los últimos años.

A la vista de los desmanes provocados por los altos costes del sistema eléctrico, Sebastián fue el ministro que metió el primer rejonazo a la retribución de las energías renovables. Eso fue en 2010, pero lo peor estaba por venir, cuando Rajoy llegó al Gobierno y su ministro de Industria, José Manuel Soria, puso en marcha la reforma eléctrica que ha asestado el hachazo definitivo a un sector vital para el buen funcionamiento del sistema eléctrico.

En Falsa Bonanza, Miguel Sebastián se autocritica por haber contribuido a esas burbujas y no se corta un pelo al hacer copartícipe al ex presidente del Gobierno, que durante años presumió del buen desarrollo de las renovables en España.

Hasta el mismísimo Barack Obama llegó a poner de ejemplo a España como país que apuesta por las energías verdes y lucha contra el cambio climático.

La crítica de Sebastián a Zapatero quedó ahí. La presentación de su libro sirvió para otras cosas más importantes, al menos para el PSOE, la escenificación de la reconciliación del ex presidente con el candidato a las elecciones generales por su partido, Pedro Sánchez.

El baño de elogios fue total: «Siempre me he sentido respaldado, siempre he agradecido tus sabios consejos. Si hay alguien que me ha mostrado su apoyo has sido tú José Luis», afirmó un condescendiente Sánchez.


14 parques vigentes… e ilegales
Plataforma para la Defensa del Sur de Cantabria
En un plazo de dos años estarán instalados los primeros parques eólicos de los 14 que se tramitan en la actualidad, con una potencia de unos 600 megavatios”, es noticia de impacto publicada en un periódico que, dada en el Parlamento y puesta en boca del Consejero de Industria, Francisco Martín, por ilegal y ofensiva que resulte a quien conoce el asunto, la gente tomará por cierta. Desmenucémosla.
Es evidente que el llamado desarrollo eólico es cuestión compleja y difícil, pero aquí es sobre todo asunto que, bajo una apariencia jurídica, técnica, económica, incluso cultural o ideológica, encubre un grave dilema moral, tan serio como los que, según dice Platón, paseando planteaba Sócrates a sus discípulos, un dilema que, para posicionarse, obliga a elegir entre 1) el falso riesgo de una futura debacle industrial y económica que nos amenazaría de no acudir a la falaz panacea de la generación eólica o, 2) tras haber sido partícipes de la alarma generada por aquella infografía que mostraba molinos lejanos en la otra ribera de nuestra bahía, admitir que no nos preocupa destruir la historia, el territorio, la forma de vida y el futuro de otra gente de apariencia, solo apariencia, más débil, permitiendo que gigantescos molinos próximos, lantánidos, pistas de rodadura, cientos de metros cúbicos de hormigón armado, subestaciones, líneas de alta tensión,… los expulsen de sus casas.
Sabemos que, en tal situación, hoy no es posible el diálogo entre el querer y el poder que abusa y que, 1) para que el debate sea didáctico y, como pide Marx, dialéctico, 2) para que, al final, todos tengamos mejores elementos de juicio, 3) para que cada uno pueda extraer conclusiones propias y 4) para que el resultado que produzca la fatiga de unos pocos sea socialmente eficaz, aproveche al resto, nos parece útil dejar en el aire las más suaves de los cientos de preguntas que podríamos hacer:
- ¿Quién decidió y, sin debate participativo, nos impuso que la generación eólica es sostenible, imprescindible y buena para todos nosotros?
- Si 1) hay que aprobar el desarrollo eólico a partir de un Plan Regional de Ordenación del Territorio (PROT) y éste es obligatorio desde que en 2001 se aprobó la Ley del Suelo y ni siquiera se ha iniciado su tramitación, si, además, 2) sabemos que el Plan Energético (PSEC) 2014-2020 ya está aprobado (y recurrido en los Tribunales) y 3) leemos que el peligroso y eterno Martín, amigo de privatizar lo mollar, amenaza con que varios de los parques que, según él, están en trámite se instalarán en dos años, ¿no deberían suspenderse el PSEC y la tramitación de parques?
- Si los diputados conocen ya que el Gobierno -Francisco Martín- dice que, sin contar las decenas de intercomunitarios, hay “vigentes” (¿qué querrá decir “vigentes” en su idioma?) 14 parques -más de 600 MW- en Cantabria, ¿no será delito que solo se haya publicado en el BOC la tramitación de uno de esos 14 parques?
- Si todos los políticos hablan de transparencia y participación ciudadana, ¿por qué ninguno conoce ni exige el cumplimiento del Convenio de Aarhus y la legislación que lo desarrolla? y, también solo por ello, ¿no deberían suspenderse el PSEC y la tramitación de parques?
- Si han vuelto -sin duda premiados- los políticos del ilegal Concurso Eólico, ¿no habría que exigir la dimisión inmediata de, al menos, Revilla, Martín y Sota, que nos vuelven con su persecución del Sur agravada?
- Si, antes de aprobar el PSEC y de tramitar los parques, hay que elaborar, con participación real, al menos el PROT y un Plan Eólico, ¿quién teme participar en un gran debate ciudadano previo sobre el desarrollo energético?

Hacemos, por ello, un llamamiento final a la imparcial y urgente actuación, en todos sus ámbitos, de los Tribunales de Justicia y, a partir de una conocida y atinada frase de John Rawls, filósofo de la política y gran jurista nada sospechoso de radicalismo, “la justicia es la primera virtud de las instituciones sociales, como la verdad lo es de los sistemas de pensamiento”, y orientados por su permanente lucha para resolver la tensión entre libertad e igualdad, peleamos por una sociedad más justa o, lo que es igual, no silenciosa como ésta y dotada de más eficaces medios para defender a los débiles y los desfavorecidos frente al poder abusivo. El poder que siempre, siempre, es injusto y prepotente.


Parques eólicos "vigentes" autonómicos
Parques eólicos administración del Estado

Plataforma para la defensa del Sur de Cantabria
Trámite del recurso contencioso-administrativo contra el PSEC
Recurso de reposición contra la denegación de la suspensión cautelar
Comisión de posibles delitos por el Consejero Francisco Martín
Responsabilidades políticas del Gobierno de Cantabria y petición de dimisión de Miguel Angel Revilla, Francisco Martín y Juan José Sota.
Anunciado el 15/octubre/2014 recurso contencioso-administrativo pidiendo la nulidad del PSEC 2014-2020 y transcurrido casi un año ni siquiera han contestado a la demanda la Administración y los codemandados, A.E.C. y Viesgo, pero ha sido denegada la medida de suspensión cautelar que tenemos solicitada, denegación que hemos recurrido.
En ese año, se han generado 1) unos daños objetivos (entre otros, la tramitación del parque de El Escuchadero y una esperpéntica solicitud de indemnización de 114 millones € por Sniace y otra de 2 millones € por Biocantaber/Iberdrola) y, al tiempo, 2) una ilegal y falsaria alarma social por el Consejero, Francisco Martín, al afirmar en el Parlamento que en un plazo de dos años estarán instalados los primeros parques eólicos de los 14 que se tramitan en la actualidad, con una potencia de unos 600 megavatios” y que “hay otros 17 de los que debe encargarse el Estado al extenderse por varios territorios que exceden a la comunidad”; 14 y 17 parques que se reflejan en dos planos elaborados por la Consejería.
El plano de los que el consejero dice que tramita Cantabria, se titula “PP.EE. VIGENTES” ¿qué quiere decir “vigentes” en el lenguaje “político”, ajeno a la legalidad, del Sr. Martín? ¿cómo es posible que haya 14 parques “vigentes” y solamente uno, el de El Escuchadero, haya sido anunciado en el BOC? ¿los trece restantes, los 600 Mw que prácticamente agotan los 700 totales del PSEC, los gestionan en algún despacho el Sr. Martín y el lobby eólico?
Los 17 recogidos en el plano titulado “PP.EE. COMPETENCIA DE LA ADMINISTRACION DEL ESTADO”, plantean la seria cuestión de que el simple hecho de admitirlos y no plantearse realizar una Evaluación Estratégica conjunta de los impactos podría constituir un delito contra el medio ambiente, castigado con serias penas de inhabilitación y prisión.
Todo ello ha motivado que, al recurrir la denegación de la suspensión cautelar del ilegal PSEC, hayamos ampliado ante el TSJC las razones de tal suspensión y su máxima urgencia.
Está acreditado en el incidente de medidas que 1) la ordenación, aquí inexistente, debe preceder a la implantación de los parques, 2) no existe PROT, ni siquiera Plan Eólico, 3) la ley atribuye al PSEC un valor orientativo y no de instrumento de planificación territorial, 4) había más ordenación y planificación en el Plenercan 2006-2012 y, aun siendo ilegal, en el anulado Concurso eólico que en el PSEC 2014-2020, 5) en tal PSEC no hay Informe de Sostenibilidad Ambiental (ISA) sometido a información pública y 6) tampoco se ha llevado a efecto Evaluación Ambiental Estratégica del riesgo global del PSEC para el medio ambiente, pretendiendo que la ilegal evaluación de impactos se realice parque a parque.
Por todo ello, entendemos que 1) se debe suspender urgentemente la eficacia del PSEC 2014/2020, 2) exigir responsabilidades políticas al Gobierno, 3) exigir la dimisión de Miguel Angel Revilla, Juan José Sota y Francisco Martín, responsables del Concurso Eólico y el PSEC y, como ya hemos hecho ante la Sala, 4) exigir responsabilidades penales de, al menos, el Consejero de Industria, Francisco Martín.
Día 1 de octubre de 2015, jueves, a las 10:30 horas

LUGAR: Librería LA VORÁGINE - c/Cisneros, 15   SANTANDER

Proyectos de parques eólicos autonómicos 
y del estado en el sur de Cantabria con Mw y molinos.
 Septiembre 2015

Proyectados sobre el territorio