Escrito a la CROTU 25-09-2018 Aprobación Inicial PROT y EÓLICOS. PLATAFORMA PARA LA DEFENSA DEL SUR DE CANTABRIA



Asunto: Aprobación Inicial PROT 

A LA COMISIÓN REGIONAL DE ORDENACIÓN DEL TERRITORIO Y URBANISMO DE LA CONSEJERIA DE PRESIDENCIA, ORDENACIÓN DEL TERRITORIO Y URBANISMO DEL GOBIERNO DE CANTABRIA.-

_________________________________________, en nombre propio y en representación de la PLATAFORMA PARA LA DEFENSA DEL SUR DE CANTABRIA, inscrita en el Registro Nacional de Asociaciones con el número _____________ y con domicilio social y dirección a efectos de notificaciones en ________________________________________________________________, EXPONGO:

Dando por íntegramente reiterado el contenido de nuestros anteriores escritos oponiéndonos a la pretensión de la Vicepresidenta y Consejera de Universidades e Investigación, Medio Ambiente y Política Social y el Director General de Ordenación del Territorio y Evaluación Ambiental de proceder a presentar ante esa CROTU, para su aprobación inicial, el que denominan documento de inicio del Plan Regional de Ordenación del Territorio (PROT), por medio este escrito de este escrito ampliamos los argumentos esgrimidos en los anteriores, en lo que se refiere al caos que constituyen en estos momentos las solicitudes de instalación de innecesarias infraestructuras eólicas en nuestra región, a tenor del siguiente


ARGUMENTO


ÚNICO.- Descontrol actual en la solicitud de parques industriales eólicos.-

A modo meramente indicativo, relacionamos parte de los parques industriales eólicos actualmente en trámite en nuestra región:

Hasta el momento y al margen del inexistente PROT y Plan Eólico, se han solicitado, que conozcamos, los siguientes 16 Parques Eólicos en nuestra región, unos ante la Consejería y otros ante ese Ministerio, según sean de menos o más de 50 Mw: 

· Cerro Airo 9,6 MW, 2 aerogeneradores (en Campo de Yuso), Boreas Teconología, S.L

· P.E. Sierra de Zalama 49,5 MW, 15 aerogeneradores (en Soba). Crossfield Engineering, S.L.


Green Capital Power, S.L:

· Bustafrades 36 MW, 18 aerogeneradores (en Luena y San Pedro del Romeral), 

· Alsa 14 MW, 7 aerogeneradores (en San Miguel de Aguayo, Campoo de Yuso y Luena), 

· Olea 32 MW, 16 aerogeneradores (en Valdeolea, Campoo de Suso y Campoo de Enmedio), 

· Cotío 26 MW, 13 aerogeneradores (en Campoo de Enmedio, Valdeolea), 

· Henestrosas 16 MW, 8 aerogeneradores (en Valdeolea), 

· Morosos 48 MW, 24 aerogeneradores (en Valdeolea, Valdeprado del Río y Valderredible), 

· Ornedo 18 Mw, 9 aerogeneradores (en Campo de Enmedio y Valdeolea) y 


Desde el Ministerio de Transición Ecológica, Madrid:

· Garma Blanca de 51 Mw (17 aerogeneradores) y 

· La Rasa de 51 Mw (17 aerogeneradores), en Riotuerto, Miera, Arredondo, Ruesga, Entrambasaguas y Solórzano, promovidos por Green Capital Power, S.L.


En los Valles Pasiegos, en San Roque de Riomiera, Santa María de Cayón, Saro, Selaya y Villacarriedo:

· Ribota, de 51 Mw, 17 aerogeneradores.

· Berana, de 63 Mw, 21 aerogeneradores.

· Monte Garmas de 54 Mw, 18 aerogeneradores.

· P.E.Cildá, 66 Mw, 22 aerogeneradores, afectando a Luena, Molledo y Corvera de Toranzo.

· P.E. Bustatur 51 MW, 17 aerogeneradores, en Las Rozas de Valdearroyo, Campoo de Enmedio y Valdeolea

Son, en total, 636 Mw un 89%, ¡más de las tres cuartas partes!, de los 707 que prevé el PSEC 2014-2020 para Cantabria. un total de 16 parques eólicos, 639 Mw y 249 aerogeneradores gigantes de 2, 3 ó 4,5 Mw y de 180 a 200 m. de altura. 

A dichos parques habría que añadir los 15 anteriores, supuestamente en trámite y los adjudicados en el Concurso que, suponemos, estarán en "lista de espera".

Reiteramos, pues y a consecuencia de su carácter exclusivamente dañino para el interés general y la falta de justificación de cualquier tipo de necesidad pública para su implantación, nuestra permanente y frontal oposición a dicha implantación de parques industriales eólicos, en especial en suelo rústico de tan alto valor paisajístico, cultural, histórico, social, económico,… como es el de las montañas y valles de nuestra región.

A partir de ello y siendo innecesario cualquier argumento al respecto, es evidente la actual pretensión de ir aprobando una a una las infraestructuras eólicas sin planificar y ordenar previamente, lo que, en cualquier caso, constituye un manifiesto fraude de ley, pues no se puede autorizar ninguna nueva sin haber aprobado antes el preceptivo PROT, obligatorio desde la entrada en vigor, en 2001, de la Ley del Suelo (ver la Disposición Final primera de la misma) o, al menos, un Plan Eólico específico que valore debidamente los impactos sinérgicos o acumulados de todas los parques por instalar o instalados en Cantabria y regiones limítrofes. 

Insistimos en dar por íntegramente reproducidos nuestros anteriores escrito.

Por todo ello,

SOLICITO DE LA COMISIÓN REGIONAL DE ORDENACIÓN DEL TERRITORIO Y URBANISMO DE LA CONSEJERIA DE PRESIDENCIA, ORDENACIÓN DEL TERRITORIO Y URBANISMO DEL GOBIERNO DE CANTABRIA que tenga por presentado este escrito y por formuladas las alegaciones que, con relación al Plan Regional de Ordenación del Territorio (PROT), en él se efectúan, dándose a todo ello la tramitación más ajustada a Derecho y teniendo por solicitado que, por las razonas expresadas, se deniegue su aprobación inicial y se nos tenga por parte en el expediente y notificándosenos, por ello, cuanto en él se acuerde.


En Santander, a veinticinco de setiembre de dos mil dieciocho.

ALEGACIONES CONSULTAS P.E. CILDÁ. PLATAFORMA PARA LA DEFENSA DEL SUR DE CANTABRIA. 10-10-2018



Consulta alcance EIA expdte 20180133/SGEA/IMA/mllr/20180133


A LA DIRECCIÓN GENERAL DE BIODIVERSIDAD Y CALIDAD AMBIENTAL.- SUBDIRECCIÓN GENERAL DE EVALUACIÓN AMBIENTAL.- MINISTERIO PARA LA TRANSICIÓN ECOLÓGICA


______________________________, en nombre propio y en representación de la PLATAFORMA PARA LA DEFENSA DEL SUR DE CANTABRIA, inscrita en el Registro Nacional de Asociaciones con el número ______________y con domicilio a efectos de notificaciones en _______________________________, comparezco y, como mejor proceda en Derecho, DIGO:


Con fecha 11-09-2018 hemos recibido notificación de consultas en la Evaluación de impacto ambiental del proyecto “Parque eólico Cilda de 66 MW y línea de evacuación”, TT.MM. Molledo, Luena y Corvera de Toranzo, promovido por la empresa Green Capital Power, SL., y con número de expediente SGEA/IMA/mllr/20180133, en relación a lo cual, en legal forma y dentro del plazo concedido al efecto, con la brevedad y falta de exigencia de detalle que se deriva de lo ilógico e ilegítimo de la pretensión que se nos somete, procedo a formular las siguientes 


ALEGACIONES DE HECHO Y DERECHO


PREVIA.- Actuaciones previas: consultas y documento de alcance EIA.-

Dice el art. 34 de la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de evaluación ambiental que, "con anterioridad al inicio del procedimiento de evaluación de impacto ambiental ordinaria, el promotor podrá solicitar al órgano ambiental que elabore un documento de alcance" de dicho impacto ambiental, señalando un plazo máximo de tres meses para su elaboración.

Dicha Ley contiene el régimen jurídico que regirá la evaluación ambiental de los planes, programas y proyectos que puedan tener efectos significativos sobre el medio ambiente, a fin de garantizar en todo el territorio un elevado nivel de protección ambiental, para lo que 1) simplifica el procedimiento de evaluación ambiental, 2) aumenta la seguridad jurídica de los operadores y 3) intenta concertar las normas sobre evaluación ambiental en todo el territorio nacional; eufemismos que de lo que, en realidad, son solo ventajas para los que denominados operadores, en perjuicio de las garantías de los afectados.

Unifica en una sola norma la Ley 9/2006, de 28 de abril, sobre evaluación de los efectos de determinados planes y programas en el medio ambiente y el Real Decreto Legislativo 1/2008, de 11 de enero, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Evaluación de Impacto Ambiental de proyectos y modificaciones posteriores al citado texto refundido, con un esquema similar para ambos procedimientos (evaluación ambiental estratégica y evaluación de impacto ambiental), que unifica la terminología.

Establece los principios aplicables a la evaluación ambiental estratégica y la evaluación de impacto ambiental, ordinaria y simplificada, hace un llamamiento formal a la cooperación en la Conferencia Sectorial de Medio Ambiente; determina el órgano ambiental y el sustantivo, estableciendo que éste informe a aquél de cualquier incidencia que se produzca durante la tramitación del procedimiento de adopción, aprobación o autorización de un plan, programa o proyecto que tenga relevancia a los efectos de la tramitación de los procedimientos de evaluación ambiental.

Es, pues, obligación del órgano sustantivo calificar todas las solicitudes y comprobar, a fin de evitar fraudes y pérdidas de tiempo, que la solicitudes cumplen todos los requisitos legales, algo que aquí, evidentemente, no se ha hecho.

Esta ley incorpora al ordenamiento jurídico español la Directiva 2001/42/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27 de junio, sobre evaluación de los efectos de determinados planes y programas en el medio ambiente y la Directiva 2011/92/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 13 de diciembre, sobre evaluación de las repercusiones de determinados proyectos públicos y privados sobre el medio ambiente. 

Sin perjuicio de su aplicación a las evaluaciones ambientales competencia de la Administración del Estado desde su entrada en vigor, por las disposiciones derogatoria y final séptima y novena y la nueva norma como legislación básica, las Comunidades Autónomas que tengan legislación propia en materia de evaluación ambiental deberán adaptarla a sus disposiciones en el plazo de un año desde su entrada en vigor, momento en el que, en cualquier caso, serán aplicables los artículos de esta ley, salvo los no básicos, a todas ellas; además, las Comunidades Autónomas podrán optar por realizar una remisión en bloque a esta ley, que resultará de aplicación en su ámbito territorial como legislación básica y supletoria.

Para intentar cumplir todo ello, el promotor deberá presentar al órgano sustantivo junto a toda solicitud de autorización la previa referida al alcance del EIA, junto al documento inicial que, al menos, contendrá:

1) Definición, características y ubicación del proyecto.

2) Principales alternativas con sus potenciales impactos.

3) Diagnóstico territorial y medioambiental de proyecto.

Recibido lo anterior, el órgano sustantivo comprobará la adecuación de de la documentación presentada, como paso previo a su traslado al ambiental, lo que aquí no se ha hecho, toda vez que ni existen alternativas sobre la ubicación del parque (solamente se utiliza literatura, farfolla técnica sin otro valor que ocupar páginas y conformar a quien, por el motivo que sea, es propicio a ser conformado) ni, por tanto, estudio o valoración de sus potenciales impactos. Tan solo se analizan alternativas de los viales internos que no varían en lo sustancial y en las que se realizan consideraciones que son falsas; no existen alternativas reales de línea de evacuación ni de pista de acceso. Tampoco existe un diagnóstico territorial y medioambiental del proyecto, sino simples lugares comunes, sin ningún valor práctico.

Sí contiene lo aportado, constituyendo una provocación a quienes respetan la norma, el proyecto técnico o de ejecución en el que da por sentado que lo solicitado le va a ser concedido.

No cabe, pues, ni siquiera plantearse perder el tiempo en elaborar el documento de alcance del estudio de impacto ambiental, habiendo constituido ya una inadmisible pérdida de tiempo por parte de una Administración desbordada de trabajos, de verdad, importantes, la consulta efectuada a Administraciones públicas interesadas y personas o grupos afectados o, también, interesados, de lo que aquí dejamos constancia de nuestra expresa queja.

Por las anteriores razones y las que desarrollamos más abajo procede, pues, anular lo actuado y devolver al poderoso solicitante, con toda la apariencia de mero interesado económico sin interés ni actividad en el ámbito de energía eléctrica y su función social.



PRIMERA.- No se tiene en cuenta en esta fase de consultas a los interesados directos, Concejos y Juntas Vecinales, propietarios de los montes comunales.

Se incumple por lo tanto la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de evaluación ambiental, que con carácter obligatorio establece que se realizará el trámite de consultas a las Administraciones públicas afectadas y a las personas interesadas. 

Se incumple con ello también la Ley 27/2006, nacida del Convenio de Aarhus, Convención para el acceso a la información, la participación del público en la toma de decisiones y el acceso a la justicia en asuntos ambientales, desarrollado, entre otras, por la Directiva 2003/35/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, 26 de mayo de 2003, por la que se establecen medidas para la participación del público en la elaboración de determinados planes y programas relacionados con el medio ambiente y por la que se modifican, en lo que se refiere a la participación del público y el acceso a la justicia, las Directivas 85/337/CE y 96/61/CE, vinculante por comunitario, ratificado por España el 29 de diciembre de 2004 y traspuesto a nuestro ordenamiento por la citada Ley 27/2006, de 18 de julio.

Es pues, especialmente obligatorio informar y promover la participación de Concejos y Juntas Vecinales en esta fundamental fase de consultas, obligación cuyo doloso incumplimiento da lugar, sin necesidad de más argumentos ni consideraciones, a la nulidad de pleno Derecho de los expedientes citados y, por tanto, de los proyectos a que se refieren los mismos.


SEGUNDA.- Se incumplen las Directrices Técnicas y Ambientales para la regulación de los Parques Eólicos incluidas en el PSEC 2014-2020 y la Ley 7/2013, 25 de noviembre, por la que se regula el aprovechamiento eólico, ambos de Cantabria.-


TERCERA.- No existiendo ni el preceptivo PROT, ni ningún Plan Eólico en Cantabria, lo sometido a consultas no se adecúa a ninguna planificación previa.-

Reiteramos, en primer lugar y a consecuencia de su carácter exclusivamente dañino para el interés general y la falta de justificación de cualquier tipo de necesidad general de implantar las agresivas infraestructuras que son los parques industriales eólicos, nuestra permanente y frontal oposición a dicha implantación, la que en ningún caso se podrá llevar a efecto en suelo rústico de tan alto valor paisajístico, cultural, histórico, social, económico,… como es el de las montañas y valles de nuestra región, en concreto las afectadas por este P.E.
A partir de ello, aún siendo innecesario cualquier argumento al respecto, la situación actual evidencia, además, la pretensión de ir aprobando una a una numerosas y agresivas infraestructuras eólicas, sin planificar ni ordenar previamente, lo que, en cualquier caso, constituye un manifiesto fraude de ley, pues no se debe ni puede autorizar ninguna nueva instalación sin aprobar antes el preceptivo PROT (Plan Regional de Ordenación del Territorio), obligatorio desde la entrada en vigor en 2001 de la Ley del Suelo (ver la Disposición Final primera de la misma) y un Plan Eólico específico que valore eficazmente los impactos sinérgicos o acumulados de todas estas infraestructuras en Cantabria y regiones limítrofes.

A modo meramente indicativo, relacionamos parte de los parques industriales eólicos actualmente en trámite en nuestra región:

Hasta el momento, al margen del inexistente PROT y Plan Eólico, se han solicitado dieciséis Parques Eólicos en nuestra región, unos ante la Consejería y otros ante ese Ministerio, según sean de menos o más de 50 Mw: 

· Cerro Airo 9,6 MW, 2 aerogeneradores (en Campo de Yuso), Boreas Teconología, S.L. 

· P.E. Sierra de Zalama 49,5 MW, 15 aerogeneradores (en Soba). Crossfield Engineering, S.L.


Green Capital Power, S.L:

· Bustafrades 36 MW, 18 aerogeneradores (en Luena y San Pedro del Romeral), 

· Alsa 14 MW, 7 aerogeneradores (en San Miguel de Aguayo, Campoo de Yuso y Luena), 

· Olea 32 MW, 16 aerogeneradores (en Valdeolea, Campoo de Suso y Campoo de Enmedio), 

· Cotío 26 MW, 13 aerogeneradores (en Campoo de Enmedio, Valdeolea), 

· Henestrosas 16 MW, 8 aerogeneradores (en Valdeolea), 

· Morosos 48 MW, 24 aerogeneradores (en Valdeolea, Valdeprado del Río y Valderredible), 

· Ornedo 18 Mw, 9 aerogeneradores (en Campo de Enmedio y Valdeolea) y 


Desde el Ministerio de Transición Ecológica, Madrid:

· Garma Blanca de 51 Mw (17 aerogeneradores) y 

· La Rasa de 51 Mw (17 aerogeneradores), en Riotuerto, Miera, Arredondo, Ruesga, Entrambasaguas y Solórzano, promovidos por Green Capital Power, S.L.


En los Valles Pasiegos, en San Roque de Riomiera, Santa María de Cayón, Saro, Selaya y Villacarriedo:

· Ribota, de 51 Mw, 17 aerogeneradores.

· Berana, de 63 Mw, 21 aerogeneradores.

· Monte Garmas de 54 Mw, 18 aerogeneradores.

· P.E.Cildá, 66 Mw, 22 aerogeneradores, afectando a Luena, Molledo y Corvera de Toranzo.

· P.E. Bustatur 51 MW, 17 aerogeneradores, en Las Rozas de Valdearroyo, Campoo de Enmedio y Valdeolea

Son, en total, 636 Mw un 89%, ¡más de las tres cuartas partes!, de los 707 que prevé el PSEC 2014-2020 para Cantabria un total de 16 parques eólicos, 639 Mw y 249 aerogeneradores gigantes de 2, 3 ó 4,5 Mw y de 180 a 200 m. de altura. 


CUARTA.- Afección paisajística.- 


1.- En primer lugar , se incumplen la Ley 4/2014, de 22 de diciembre, del paisaje (BOC de 29 de diciembre de 2014) y el Convenio Europeo del Paisaje de Florencia, aprobado en el marco del Consejo de Europa, y firmado por España en Florencia el 20 de octubre de 2.000, que tiene por objetivo “promover la protección, gestión y ordenación de los paisajes, así como organizar la cooperación europea en este campo”, reconociendo a los paisajes como “elemento fundamental del entorno humano, expresión de la diversidad de su patrimonio cultural y natural y como fundamento de su identidad”, por lo que las partes firmantes se comprometen a “definir y aplicar en materia de paisajes políticas destinadas a la protección, gestión y ordenación del paisaje e integrar el paisaje e integrar el paisaje en las políticas de ordenación territorial y urbanística y en sus políticas de materia cultural, medioambiental, agrícola, social y económica, así como en cualesquiera otras políticas que puedan tener un impacto directo o indirecto sobre el paisaje”

2.- Se incumple, igualmente, el Plan Especial Pasiego, pues el área en que se pretende actuar con estos parques eólicos está incluida en el actual Plan Especial de Ordenación y Conservación del Territorio Pasiego como Zona de protección paisajística, de alta fragilidad y de muy alta calidad, lo que constituye las máximas consideraciones en cuanto a valores paisajísticos, lo que exige su especial protección, atendiendo a estar ante el “valor sobresaliente y característico del paisaje pasiego”.

Los parques industriales eólicos propuestos supondrían sin duda el fin de un área paisajísticamente bien conservada, con las implicaciones ecológicas e incluso de pérdida de calidad de vida para sus habitantes que ello conlleva.

3.- La enorme concentración de proyectos eólicos en la zona supone una sobresaturación visual, de hasta el cien por cien (100%) del horizonte, no habiéndose se valorado la intervisibilidad de los parques en la zona, ni la capacidad de acogida del territorio, ni las percepciones visuales, sociales, …, todo ello afectando a lugares de gran valor paisajístico, etnográfico,… A tal efecto, se puede analizar la “Guide de l´étude d´impact sur l´environnement de s parcs éoliens.” Ministère de Écologie. Francia.


QUINTA.- Afección socioeconómica: rehabilitación de cabañas pasiegas, turismo rural.


Son, sin necesidad de desarrollo en este momento, otras afecciones que debieran haberse valorado entre ellas, la socioeconómica, la de la rehabilitación de las cabañas pasiegas, la del turismo rural,…


1. Las propuestas de acción del Plan Especial Pasiego, se apoyan en dos premisas: preservar el singular paisaje pasiego y reutilizar las cabañas, para así conseguir su conservación. 

Los usos que se plantean como motores para esta revitalización territorial, son los asociados a una regulación adecuada y, en especial, contenida de actividades de ocio y turísticas, basadas en su excelencia paisajística del territorio. 

También se quiere apoyar estas iniciativas en la aportación de importantes ayudas económicas, fijadas en 40 millones de euros de inversión en la zona, y planteando la disposición de ayudas para la rehabilitación de las cabañas.

Todo este esfuerzo se ve evidentemente impedido por los parques eólicos, que hacen que las posibilidades de rehabilitación y recuperación de las cabañas, con las alteraciones que suponen las instalaciones industriales de los parques en las cimas de las montañas, sobre las cabañas, sean nulas al impedirse que todo el esfuerzo para rehabilitar el territorio de las cabañas resulte eficaz lo que además, llevará a una inevitable, segura e importante pérdida cultural y patrimonial.

El citado plan exige un enorme esfuerzo de los habitantes de los valles pasiegos para conseguir la preservación del paisaje y patrimonio edificado, las cabañas, de modo que en sus determinaciones obliga incluso a enterrar las conducciones eléctricas, a no abrir nuevas pistas de acceso a dichas cabañas, lo que en muchos casos obliga a su acceso solo peatonal; a mantener la estructura de las edificaciones, incluso a su rehabilitación con técnicas tradicionales de construcción, más caras y complicadas,… 

No parece coherente, ni justo, por tanto, permitir actuaciones como la de estos parques eólicos, en contra de las determinaciones para la conservación de los valles.


2. Nuevas actividades socioeconómicas, como el Turismo Rural, de especial importancia en estos momentos en que ha alcanzado unas elevadas cotas de desarrollo, también verán imposibilitado su desarrollo.

En los últimos años el turismo se ha convertido en una fuente de ingresos muy importante en el medio rural en gran parte de Cantabria y uno de los principales elementos fijadores de la población en estas comarcas. 

Se trata además, en la mayoría de los casos, de pequeños emprendedores locales que, si bien no cuentan con un nivel muy elevado de creación de empleo, ofrecen en cambio una plena integración en la sociedad local, contribuyendo a valorizar y promocionar el patrimonio natural y cultural de la zona.



SEXTA.- No se tiene en cuenta la sinergia de la sobresaturación de proyectos eólicos en la zona.

En realidad en la actualidad existen numerosos parques eólicos en la zona, algunos ya construidos y otros muchos solicitados, entre ellos varios por la misma empresa solicitante, como P.E. RIBOTA, BERANA, MONTE GARMAS, BUSTAFRADES.

Debido a la falta de planificación y ordenación previa de todos los proyectos y al no existir un PROT, los ilegales proyectos de parques industriales eólicos generan una caótica sobresaturación y acumulación de proyectos de todo tipo en la zona, con incluso situaciones tan esperpénticas como la coincidencia de varios proyectos en un mismo lugar.

Insistimos en que, al margen de su ilegalidad radical, no se evalúan los efectos sinérgicos o acumulativos de los parques eólicos ya construidos o en tramitación en Cantabria y los próximos de provincias limítrofes, algunos incluso solicitados por la misma empresa promotora del proyecto sometido a consulta. 

Se trata de una sobresaturación inasumible de proyectos que supondría una barrera lineal de más de 50 km desde el Pico Ropero al Zalama, en el límite con el País Vasco, que es mucho mayor, si se tiene en cuenta la orientación de la orografía y las diferentes alineaciones y baterías de molinos, de modo que, de oeste a este, llegaríamos a encontrar una continuidad ininterrumpida de todos los siguientes parques, tanto por el Norte como por el sur del Pantano del Ebro: 

Las Matas (29 Mw.), Portillo de Jano (34 Mw), Lantueno (15 Mw.), Somballe (25,5 Mw.), Cerro Airo (9,6 Mw, 2 molinos), Campoo Alto (25,6 Mw.), Alsa (14 Mw, 7 molinos), La Costana (15,4 Mw.), El Escuchadero (38 Mw., 19 molinos. 5.090 M), Cruz del marqués (44 Mw., 22 molinos, 4,588m); Peñas Gordas (44 Mw., 22 molinos, 4,811m); Olea ( 32 Mw, 16 aerogeneradores); Celada Marlantes experimental (3Mw, 1 aerogenerador), Cotío (26 Mw, 13 aerogeneradores), Bustatur (51 Mw, 17 molinos), Montejo I y ampliación (38 Mw), Cildá (66 Mw, 22 molinos); La Magdalena (25,2 Mw., 14 molinos,4,3 Km.); Bustafrades (36 Mw, 18 molinos), El Coterón (18 Mw), Collado de Marulla, Matas del Pardo, La Maza, Valdeporres, La Peñuca, La Engaña (30 Mw), Los Tréboles, Los Brezos, Los Castríos, Carrascosa, La Imunia, La Sía I y II, Montija, Portillo de la Sía (33 Mw), Cañoneras I y II, Zalama (21Mw), lo que significaría gravísimas afecciones 1) ambientales, a partir del efecto barrera, inasumible por ningún territorio, 2) socioeconómicas, al sacrificar estas zonas a la generación eléctrica, en detrimento de otras actividades de desarrollo más propias y con menos impacto sobre el territorio, 3) ocupación territorial que supone muchos miles de Has. de montes de gran valor social y ambiental, 4) sobresaturación desde el punto de vista humano, medioambiental, paisajístico, social...

Por todo ello,

SOLICITO DE LA DIRECCIÓN GENERAL DE BIODIVERSIDAD Y CALIDAD AMBIENTAL.- SUBDIRECCIÓN GENERAL DE EVALUACIÓN AMBIENTAL.- MINISTERIO PARA LA TRANSICIÓN ECOLÓGICA que, se tenga por presentado este escrito, previo a los más amplios que, de ser necesario, en el futuro podamos formular, se admita y se tenga por formuladas nuestras ALEGACIONES a las Consultas en la evaluación de impacto ambiental del proyecto “Parque eólico Cilda de 66 MW y línea de evacuación”, TT.MM. Molledo, Luena y Corvera de Toranzo, promovido por la empresa Green Capital Power, SL., y con número de expediente SGEA/IMA/mllr/20180133, para que, a tenor de las mismas y de la nulidad radical, de pleno derecho de lo sometido a nuestro conocimiento, por los motivos expuestos en el cuerpo del mismo, interesamos se acuerde, a tenor de la alegada nulidad, proceder a suspender la tramitación del expediente de referencia, considerándonsenos parte interesada en el mismo y notificándosenos cuanto en él se acuerde.


En Santander, a diez de octubre de dos mil dieciocho.

ELIMINADO EL "IMPUESTO AL SOL". 06-10-2018


El Gobierno elimina el 'impuesto al sol' y amplía las coberturas para el bono social eléctrico

EXPANSIÓN.COM/AGENCIAS 6 OCT. 2018


El Consejo de Ministros decidió este viernes derogar el cargo que se imponía a los autoconsumidores por la energía generada y consumida en la propia instalación, lo que se ha venido conociendo como 'impuesto al sol'.

Entre las medidas expuestas por la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, están la simplificación de los trámites burocráticos y técnicos para las instalaciones de autoconsumo y la eliminación de la obligación de que las no superiores a 100 kilovatios (KW) se inscriban en el registro administrativo de instalaciones de producción de energía eléctrica.También reconoce el derecho al autoconsumo compartido por parte de uno o varios consumidores, lo cual permitirá aprovechar las economías de escala, así como el derecho a autoconsumir energía eléctrica sin peajes ni cargos.

Según el Ministerio para la Transición Ecológica, el desarrollo del autoconsumo garantiza a los consumidores el acceso a alternativas más baratas y respetuosas con el planeta, contribuye a reducir las necesidades de la red eléctrica, genera mayor independencia energética, permite reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y crea empleo.

La ministra dijo que la supresión del 'impuesto al sol' le produce especial satisfacción, pues "por fin este país se libra del gran absurdo del que se han mofado expertos internacionales".

Más info:


Alegaciónes a Consultas Parque eólico Bustatur 51 MW, 17 molinos de 183 m. de altura. TT.MM. Las Rozas de Valdearroyo, Campoo de Enmedio, Valdeolea. PLATAFORMA PARA LA DEFENSA DEL SUR DE CANTABRIA. 24-09-2018


Consulta alcance EIA expdte 20180177/SGEA/IGB/fis/20180117


A LA DIRECCIÓN GENERAL DE BIODIVERSIDAD Y CALIDAD AMBIENTAL.- SUBDIRECCIÓN GENERAL DE EVALUACIÓN AMBIENTAL.- MINISTERIO PARA LA TRANSICIÓN ECOLÓGICA

__________________________, en nombre propio y en representación de la PLATAFORMA PARA LA DEFENSA DEL SUR DE CANTABRIA, inscrita en el Registro Nacional de Asociaciones con el número ___________ y con domicilio a efectos de notificaciones en ________________________________________________, comparezco y, como mejor proceda en Derecho, DIGO:


Con fecha 07-09-2018 tuvo entrada en el Ayuntamiento de Valdeprado del Río (Cantabria) para consultas en la evaluación ambiental el proyecto “Parque eólico Bustatur 51 MW, líneas subterráneas de 30 kV, subestación eléctrica 30/220 kV y línea eléctrica A 220 kV para evacuación en las Rozas de Valdearroyo (Cantabria)”, TT.MM. Las Rozas de Valdearroyo, Campoo de Enmedio y Valdeolea, promovido por la empresa Green Capital Power, SL., y con número de expediente SGEA/IGB/fis/20180117, en relación a lo cual, en legal forma y dentro de plazo, con la brevedad y falta de exigencia de detalle que se deriva de lo ilógico e ilegítimo de la pretensión que se nos somete, procedo a formular las siguientes 


ALEGACIONES DE HECHO Y DERECHO


PREVIA.- Actuaciones previas: consultas y documento de alcance EIA.-

Dice el art. 34 de la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de evaluación ambiental que, "con anterioridad al inicio del procedimiento de evaluación de impacto ambiental ordinaria, el promotor podrá solicitar al órgano ambiental que elabore un documento de alcance" de dicho impacto ambiental, señalando un plazo máximo de tres meses para su elaboración.

Dicha Ley contiene el régimen jurídico que regirá la evaluación ambiental de los planes, programas y proyectos que puedan tener efectos significativos sobre el medio ambiente, a fin de garantizar en todo el territorio un elevado nivel de protección ambiental, para lo que 1) simplifica el procedimiento de evaluación ambiental, 2) aumenta la seguridad jurídica de los operadores y 3) intenta concertar las normas sobre evaluación ambiental en todo el territorio nacional; eufemismos que de lo que, en realidad, son solo ventajas para los que denominados operadores, en perjuicio de las garantías de los afectados.

Unifica en una sola norma la Ley 9/2006, de 28 de abril, sobre evaluación de los efectos de determinados planes y programas en el medio ambiente y el Real Decreto Legislativo 1/2008, de 11 de enero, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Evaluación de Impacto Ambiental de proyectos y modificaciones posteriores al citado texto refundido, con un esquema similar para ambos procedimientos (evaluación ambiental estratégica y evaluación de impacto ambiental), que unifica la terminología.

Establece los principios aplicables a la evaluación ambiental estratégica y la evaluación de impacto ambiental, ordinaria y simplificada, hace un llamamiento formal a la cooperación en la Conferencia Sectorial de Medio Ambiente; determina el órgano ambiental y el sustantivo, estableciendo que éste informe a aquél de cualquier incidencia que se produzca durante la tramitación del procedimiento de adopción, aprobación o autorización de un plan, programa o proyecto que tenga relevancia a los efectos de la tramitación de los procedimientos de evaluación ambiental.

Es, pues, obligación del órgano sustantivo calificar todas las solicitudes y comprobar, a fin de evitar fraudes y pérdidas de tiempo, que la solicitudes cumplen todos los requisitos legales, algo que aquí, evidentemente, no se ha hecho.

Esta ley incorpora al ordenamiento jurídico español la Directiva 2001/42/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 27 de junio, sobre evaluación de los efectos de determinados planes y programas en el medio ambiente y la Directiva 2011/92/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 13 de diciembre, sobre evaluación de las repercusiones de determinados proyectos públicos y privados sobre el medio ambiente. 

Sin perjuicio de su aplicación a las evaluaciones ambientales competencia de la Administración del Estado desde su entrada en vigor, por las disposiciones derogatoria y final séptima y novena y la nueva norma como legislación básica, las Comunidades Autónomas que tengan legislación propia en materia de evaluación ambiental deberán adaptarla a sus disposiciones en el plazo de un año desde su entrada en vigor, momento en el que, en cualquier caso, serán aplicables los artículos de esta ley, salvo los no básicos, a todas ellas; además, las Comunidades Autónomas podrán optar por realizar una remisión en bloque a esta ley, que resultará de aplicación en su ámbito territorial como legislación básica y supletoria.

Para intentar cumplir todo ello, el promotor deberá presentar al órgano sustantivo junto a toda solicitud de autorización la previa referida al alcance del EIA, junto al documento inicial que, al menos, contendrá:

1) Definición, características y ubicación del proyecto.
2) Principales alternativas con sus potenciales impactos.
3) Diagnóstico territorial y medioambiental de proyecto.

Recibido lo anterior, el órgano sustantivo comprobará la adecuación de de la documentación presentada, como paso previo a su traslado al ambiental, lo que aquí no se ha hecho, toda vez que ni existen alternativas sobre la ubicación del parque (solamente se utiliza literatura, farfolla técnica sin otro valor que ocupar páginas y conformar a quien, por el motivo que sea, es propicio a ser conformado) ni, por tato, estudio o valoración de sus potenciales impactos y en el caso de las alternativas a la línea de evacuación, en las mismas se realizan consideraciones que son evidentemente falsas, ya que todas ellas, todas, afectan a zonas potencialmente tan protegidas como el LIC del Ebro. Tampoco existe un diagnóstico territorial y medioambiental del proyecto, sino simples lugar comunes, sin ningún valor práctico.

Si contiene lo aportado, constituyendo una provocación a quienes respetan la norma, un Anteproyecto técnico en el que da por sentado que lo solicitado le va a ser concedido.

No cabe, pues, ni siquiera plantearse perder el tiempo en elaborar el documento de alcance del estudio de impacto ambiental, habiendo constituido ya una inadmisible pérdida de tiempo por parte de una Administración desbordada de trabajos, de verdad, importantes, la consulta efectuada a Administraciones públicas interesadas y personas o grupos afectados o, también, interesados, de lo que aquí dejamos constancia de nuestra expresa queja.

Por las anteriores razones y las que desarrollamos más abajo procede, pues, anular lo actuado y devolver al poderoso solicitante, con toda la apariencia de mero interesado económico sin interés ni actividad en el ámbito de energía eléctrica y su función social.



PRIMERA.- Ni la Plataforma para la Defensa del Sur de Cantabria, ni los interesados públicos, Concejos y Juntas Vecinales, propietarios de los montes comunales o privados han sido notificados del proyecto en esta fase de consultas.- 

Se incumple con ello la Ley 21/2013, 9 de diciembre, de evaluación ambiental, que con carácter obligatorio exige consultar a las Administraciones y personas interesadas; nuestra Plataforma tiene reiteradamente acreditada -y reconocida- la condición de parte interesada, por lo que en anteriores ocasiones hemos sido consultados respecto a otros proyectos, no entendiéndose que, de forma arbitraria, no se nos notifique el presente, viciándose de nulidad radical de lo actuado hasta el momento.

Se incumple también la Ley 27/2006, nacida del Convenio de Aarhus, Convención para el acceso a la información, la participación del público en la toma de decisiones y el acceso a la justicia en asuntos ambientales, desarrollado, entre otras, por la Directiva 2003/35/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, 26 de mayo de 2003, por la que se establecen medidas para la participación del público en la elaboración de determinados planes y programas relacionados con el medio ambiente y por la que se modifican, en lo que se refiere a la participación del público y el acceso a la justicia, las Directivas 85/337/CE y 96/61/CE, vinculante por comunitario, ratificado por España el 29 de diciembre de 2004 y traspuesto a nuestro ordenamiento por la citada Ley 27/2006, de 18 de julio.

Es especialmente obligatorio informar y promover la participación de las asociaciones interesadas, Concejos y Juntas Vecinales en esta fundamental fase de consultas, una obligación cuyo malicioso incumplimiento da lugar, como hemos dicho y sin necesidad de más argumentos ni consideraciones, a la nulidad de pleno Derecho del expediente citados y, por tanto, del proyecto a que se refiere el mismo.



SEGUNDA.- Se incumplen las Directrices Técnicas y Ambientales para la regulación de los Parques Eólicos incluidas en el PSEC 2014-2020 y la Ley 7/2013, 25 de noviembre, por la que se regula el aprovechamiento eólico, ambos de Cantabria.-

Dichas directrices incluyen como “criterio estratégico preventivo la exclusión de los molinos eólicos en el interior de los Espacios Naturales de Cantabria” y dado que, como ya hemos dicho, el parque eólico Bustatur y, en especial, sus infraestructuras necesarias están proyectados afectando al ZEC y LIC ES1300013 Río y Embalse del Ebro, espacio de la Red Natura 2000 de Cantabria, señalado por dichas directrices como “elemento ambiental estratégicamente relevante de primer orden” y considerado por ello como ZONA DE EXCLUSIÓN, es evidente que en dicha zona no se podrán instalar aerogeneradores ni infraestructuras anejas.



TERCERA.- No existiendo ni el preceptivo PROT, ni ningún Plan Eólico en Cantabria, lo sometido a consultas no se adecúa a ninguna planificación previa.-

Reiteramos, en primer lugar y a consecuencia de su carácter exclusivamente dañino para el interés general y la falta de justificación de cualquier tipo de necesidad general de implantar las agresivas infraestructuras que son los parques industriales eólicos, nuestra permanente y frontal oposición a dicha implantación, la que en ningún caso se podrá llevar a efecto en suelo rústico de tan alto valor paisajístico, cultural, histórico, social, económico,… como es el de las montañas y valles de nuestra región, en concreto las afectadas por este P.E.

A partir de ello, aún siendo innecesario cualquier argumento al respecto, la situación actual evidencia, además, la pretensión de ir aprobando una a una numerosas y agresivas infraestructuras eólicas, sin planificar ni ordenar previamente dicha actuación, lo que, en cualquier caso, constituye un manifiesto fraude de ley, pues no se debe ni puede autorizar ninguna nueva instalación sin aprobar antes el preceptivo PROT (Plan Regional de Ordenación del Territorio), obligatorio desde la entrada en vigor en 2001 de la Ley del Suelo (ver la Disposición Final primera de la misma) y un Plan Eólico específico que valore eficazmente los impactos sinérgicos o acumulados de todas estas infraestructuras en Cantabria y regiones limítrofes.

A modo meramente indicativo, relacionamos parte de los parques industriales eólicos actualmente en trámite en nuestra región:

Hasta el momento, al margen del inexistente PROT y Plan Eólico, se han solicitado dieciséis Parques Eólicos en nuestra región, unos ante la Consejería y otros ante ese Ministerio, según sean de menos o más de 50 Mw: 

· Cerro Airo 9,6 MW, 2 aerogeneradores (en Campo de Yuso), Boreas Teconología, S.L. 

· P.E. Sierra de Zalama 49,5 MW, 15 aerogeneradores (en Soba). Crossfield Engineering, S.L.


Green Capital Power, S.L:

· Bustafrades 36 MW, 18 aerogeneradores (en Luena y San Pedro del Romeral), 

· Alsa 14 MW, 7 aerogeneradores (en San Miguel de Aguayo, Campoo de Yuso y Luena), 

· Olea 32 MW, 16 aerogeneradores (en Valdeolea, Campoo de Suso y Campoo de Enmedio), 

· Cotío 26 MW, 13 aerogeneradores (en Campoo de Enmedio, Valdeolea), 

· Henestrosas 16 MW, 8 aerogeneradores (en Valdeolea), 

· Morosos 48 MW, 24 aerogeneradores (en Valdeolea, Valdeprado del Río y Valderredible), 

· Ornedo 18 Mw, 9 aerogeneradores (en Campo de Enmedio y Valdeolea) y 


Desde el Ministerio de Transición Ecológica, Madrid:

· Garma Blanca de 51 Mw (17 aerogeneradores) y 

· La Rasa de 51 Mw (17 aerogeneradores), en Riotuerto, Miera, Arredondo, Ruesga, Entrambasaguas y Solórzano, promovidos por Green Capital Power, S.L.


En los Valles Pasiegos, en San Roque de Riomiera, Santa María de Cayón, Saro, Selaya y Villacarriedo:

· Ribota, de 51 Mw, 17 aerogeneradores.

· Berana, de 63 Mw, 21 aerogeneradores.

· Monte Garmas de 54 Mw, 18 aerogeneradores.

· P.E.Cildá, 66 Mw, 22 aerogeneradores, afectando a Luena, Molledo y Corvera de Toranzo.


· P.E. Bustatur 51 MW, 17 aerogeneradores, en Las Rozas de Valdearroyo, Campoo de Enmedio y Valdeolea

Son, en total, 636 Mw un 89%, ¡más de las tres cuartas partes!, de los 707 que prevé el PSEC 2014-2020 para Cantabria un total de 16 parques eólicos, 639 Mw y 249 aerogeneradores gigantes de 2, 3 ó 4,5 Mw y de 180 a 200 m. de altura. 



CUARTA.- Afección paisajística.- 

Se incumple también la Ley 4/2014, 22 diciembre, del paisaje (BOC de 29 de diciembre de 2014) y el Convenio Europeo del Paisaje de Florencia, aprobado en el marco del Consejo de Europa y firmado por España en Florencia el 20 de octubre de 2.000, que tiene por objeto “promover la protección, gestión y ordenación de los paisajes, así como organizar la cooperación europea en este campo”, reconociendo a los paisajes como “elemento fundamental del entorno humano, expresión de la diversidad de su patrimonio cultural y natural y como fundamento de su identidad”, por lo que las partes firmantes están comprometidas a “definir y aplicar en materia de paisajes políticas destinadas a la protección, gestión y ordenación del paisaje e integrar el paisaje e integrar el paisaje en las políticas de ordenación territorial y urbanística y en sus políticas de materia cultural, medioambiental, agrícola, social y económica, así como en cualesquiera otras políticas que puedan tener un impacto directo o indirecto sobre el paisaje”. 

El parque industrial eólico propuesto supondría sin duda el fin de un área paisajísticamente bien conservada, con las implicaciones ecológicas y, en especial, de pérdida de calidad de vida para sus habitantes que su implantación conllevaría.

La enorme concentración de proyectos eólicos en la zona supone una sobresaturación visual, de hasta el cien por cien (100%) del horizonte, no habiendo sido valorada la intervisibilidad de los parques en la zona, ni la capacidad de acogida del territorio, ni las percepciones visuales, sociales, …, todo ello en detrimento de lugares de gran valor paisajístico, etnográfico,… A tal efecto, se puede analizar la “Guide de l´étude d´impact sur l´environnement de s parcs éoliens.” Ministère de Écologie. Francia.



QUINTA.- No se tiene en cuenta la sinergia de la sobresaturación de proyectos eólicos en la zona.

Tan sólo se tiene en cuenta el de P.E. de Cañoneras, como parque eólico preexistente, plano 12 del Documento de inicio, cuando en realidad en la actualidad existen numerosos parques eólicos en la zona, algunos ya construidos y otros muchos solicitados, entre ellos varios por la misma empresa solicitante, como P.E. Olea y P.E. Cotío.

Debido a la falta de planificación y ordenación previa de todos los proyectos y al no existir un PROT, los ilegales proyectos de parques industriales eólicos generan una caótica sobresaturación y acumulación de proyectos de todo tipo en la zona, con incluso situaciones tan esperpénticas como la coincidencia de varios proyectos en un mismo lugar.

Insistimos en que, al margen de su ilegalidad radical, los efectos sinérgicos o acumulativos de lo aquí pretendido no se reducen a los parques mencionados en el Documento de Inicio, sino a los muchos más ya construidos o en tramitación, próximos a Cantabria en provincias limítrofes, algunos incluso solicitados por la misma empresa promotora de los proyectos sometidos a consulta. 

Se trata de una sobresaturación inasumible de proyectos que supondría una barrera lineal de más de 50 km desde el Pico Ropero al Zalama, en el límite con el País Vasco, que es mucho mayor, si se tiene en cuenta la orientación de la orografía y las diferentes alineaciones y baterías de molinos, de modo que, de oeste a este, llegaríamos a encontrar una continuidad ininterrumpida de todos los siguientes parques, tanto por el Norte como por el sur del Pantano del Ebro: 

Las Matas (29 Mw.), Portillo de Jano (34 Mw), Lantueno (15 Mw.), Somballe (25,5 Mw.), Cerro Airo (9,6 Mw, 2 molinos), Campoo Alto (25,6 Mw.), Alsa (14 Mw, 7 molinos), La Costana (15,4 Mw.), El Escuchadero (38 Mw., 19 molinos. 5.090 M), Cruz del marqués (44 Mw., 22 molinos, 4,588m); Peñas Gordas (44 Mw., 22 molinos, 4,811m); Olea ( 32 Mw, 16 aerogeneradores); Celada Marlantes experimental (3Mw, 1 aerogenerador), Cotío (26 Mw, 13 aerogeneradores), Bustatur (51 Mw, 17 molinos), Montejo I y ampliación (38 Mw), Cildá (66 Mw, 22 molinos); La Magdalena (25,2 Mw., 14 molinos,4,3 Km.); Bustafrades (36 Mw, 18 molinos), El Coterón (18 Mw), Collado de Marulla, Matas del Pardo, La Maza, Valdeporres, La Peñuca, La Engaña (30 Mw), Los Tréboles, Los Brezos, Los Castríos, Carrascosa, La Imunia, La Sía I y II, Montija, Portillo de la Sía (33 Mw), Cañoneras I y II, Zalama (21Mw), lo que significaría gravísimas afecciones 1) ambientales, a partir del efecto barrera, inasumible por ningún territorio, 2) socioeconómicas, al sacrificar estas zonas a la generación eléctrica, en detrimento de otras actividades de desarrollo más propias y con menos impacto sobre el territorio, 3) ocupación territorial que supone muchos miles de Has. de montes de gran valor social y ambiental, 4) sobresaturación desde el punto de vista humano, medioambiental, paisajístico, social...


Por todo ello,

SOLICITO DE LA DIRECCIÓN GENERAL DE BIODIVERSIDAD Y CALIDAD AMBIENTAL.- SUBDIRECCIÓN GENERAL DE EVALUACIÓN AMBIENTAL.- MINISTERIO PARA LA TRANSICIÓN ECOLÓGICA que, se tenga por presentado este escrito, previo a los más amplios que, de ser necesario, en el futuro podamos formular, se admita y se tenga por formuladas nuestras ALEGACIONES a las Consultas en la evaluación de impacto ambiental del proyecto “Parque eólico Bustatur, 51 Mw, líneas subterráneas de 30 kV, subestación eléctrica 30/220 kV y línea eléctrica A 220 kV para evacuación en las Rozas de Valdearroyo (Cantabria)”, TT.MM. Las Rozas de Valdearroyo, Campoo de Enmedio y Valdeolea,, promovido por la empresa Green Capital Power, SL., expediente SGEA/IGB/fis/20180117, para que, a tenor de las mismas y de la nulidad radical de lo sometido a nuestro conocimiento, por los motivos expuestos en el cuerpo del mismo, interesamos se acuerde la anulación de lo tramitado y, a tenor de la alegada nulidad, no llevar a efecto ningún tipo de evaluación ambiental, suspendiendo la tramitación del expediente de referencia, considerándosenos, en todo caso, parte interesada en el mismos y notificándosenos cuanto en él se acuerde.

En Santander, a veinticuatro de septiembre de dos mil dieciocho

Parque eólico Bustatur 51 MW 17 aerogeneradores Vestas V-126-3.MW de 183 m. de altura.TT.MM. Las Rozas de Valdearroyo, Campoo de En medio, Valdeolea, Green Capital Power, SL.


Parque eólico Bustatur 51MW
17 aerogeneradores 
Vestas V-126-3.MW 
de 183 m. de altura

Consultas en la evaluación ambiental el proyecto “Parque eólico Bustatur 51 MW, líneas subterráneas de 30 kV, subestación eléctrica 30/220 kV y línea eléctrica A 220 kV para evacuación en las Rozas de Valdearroyo (Cantabria)”, TT.MM. Las Rozas de Valdearroyo, Campoo de En medio, Valdeolea, promovido por la empresa Green Capital Power, SL., y con número de expediente SGEA/IGB/fis/20180117.

Parque eólico CILDÁ, 66 MW, 22 aerogeneradores de 183m. de altura, en los municipios de Luena, Molledo y Corvera de Toranzo, solicitados por GREEN CAPITAL POWER, S.L. NOTA de prensa 19-09-2018 PLATAFORMA PARA LA DEFENSA DEL SUR DE CANTABRIA


NOTA DE PRENSA 19-09-2018

Plataforma para la Defensa del Sur de Cantabria

Continúa la agresión eólica

Cada día una amenaza... y el Gobierno dormido, hibernando 

Green Capital Power S.L., empresa del yerno de Florentino Pérez, tras presentar varios proyectos de parques eólicos para masacrar los valles pasiegos, anuncia su intención de imponer uno nuevo, P.E. Cilda, de 66 MW, 22 aerogeneradores gigantes de 183m. de altura, que afectaría a los municipios de Luena, Molledo y Corvera de Toranzo.

Son ya doce los solicitados por el mismo grupo especulador, no eléctrico, en nuestra región, unos ante la Consejería y otros ante el Ministerio, según sean de menos o más de 50 Mw, a su sola conveniencia, un número que se ampliará o no, según como respondamos los afectados e interesados... pues el gobierno y ayuntamientos llevan años muertos... o dormidos hibernando.

Son 526 Mw un 75%, ¡tres cuartas partes!, de los arbitrarios e innecesarios 707 que prevé el inútil e ilegal PSEC 2014-2020 vigente y dice querer ordenar la pesada y costosa broma eterna del PROT ¿Tiene algo que decir la vicepresidenta?

De esos parques, todos los solicitados ante el lobby que es la Consejería de Industria han sido devueltos por la de Medio Ambiente por estar incompletos, incumplir el PSEC, no incluir la línea de evacuación o ser competencia del Ministerio, por ser groseramente ilegales

· Bustafrades 36 MW (en Luena y San Pedro del Romeral). 

· Alsa 14 MW (en San Miguel de Aguayo, Campoo de Yuso y Luena). 

· Olea 32 MW (en Valdeolea, Campoo de Suso y Campoo de Enmedio). 

· Cotío 26 MW (en Campoo de Enmedio, Valdeolea).

· Henestrosas 16 MW (en Valdeolea).

· Morosos 48 MW (en Valdeolea, Valdeprado del Río y Valderredible), 

· Ornedo 18 Mw (en Campo de Enmedio y Valdeolea)

Los que tramita desde Madrid el Ministerio de Transición Ecológica siguen adelante:

· Garma Blanca de 51 Mw.

· La Rasa de 51 Mw., en Riotuerto, Miera, Arredondo, Ruesga, Entrambasaguas y Solórzano, ambos.

Los recientemente solicitados ante el Ministerio en los Valles Pasiegos, también están en trámite

· Ribota, de 51 Mw,

· Berana, de 63 Mw y 

· Monte Garmas de 54 Mw, en San Roque de Riomiera, Santa María de Cayón, Saro, Selaya y Villacarriedo, los tres.

Y, ahora, los 66 Mw del Cilda, afectando a Luena, Molledo y Corvera de Toranzo. 

Son parques arbitrarios, capricho de los que han destrozado España -y el mundo entero- con la construcción y la urbanización, ahora dedicados a esto y no sometidos a ninguna planificación energética ni territorial. De la burbuja del ladrillo al fraude/estafa eólico. 

A ellos habría que añadir los que soliciten otras empresas (salvo que los grandes consorcios hayan visto a la extraña sociedad de la familia de Florentino Pérez la más habilidosa/útil para "negociar" con la Administración/aplastar a los pueblos y hayan delegado en ella).

Pretenden arrasar nuestros montes y territorio, nuestro casi único patrimonio, hoy a merced del gran capital depredador, que nos empieza a tratar como a los indígenas de la Amazonía, América Latina, Asia, África,..., sin haber llegado aún a, como hacen con ellos, asesinarnos. 

Todo se andará con el ruidoso silencio cómplice del salvapatrias presidente del gobierno regional, parte del lobby administrativo necesario para facilitar los negocios del gran capital; luego nos llevará a pedir unos pocos euros para los niños de nuestros pueblos, que él deja destruir, como hace, ¡qué vergüenza!, con los de Uganda,..., nuevo Domund, Dominf,.., todos a la calle con huchas pidiendo para nosotros mismos.

No olvidemos que quien ahora, como premio, (des)gobierna Industria, Francisco Martín, del PRC del incalificable Revilla, es el mismo Consejero responsable -entonces en el PSOE y Medio Ambiente- de la flagrante ilegalidad del Concurso Eólico, que ahora tiene la obligación, en Industria, de revisar todos los expedientes, por supuesto informar a todos los afectados e interesados y devolver los incompletos o ilegales, en lugar de remitirlos, como si fuera Pilatos, a Medio Ambiente, quizás para cargarle la responsabilidad de su mala gestión y las constantes irregularidades de las empresas.

A los parques citados, habría que añadir los de Huerta y Boreas y los adjudicados en el Concurso -que suponemos en "lista de espera"-, pues no renunciarán a los gastos de todo tipo que tuvieron para conseguir las adjudicaciones y que, quizás en otro lugar, la Fiscalía estaría investigando.

Tenemos un gobierno ineficaz o corrupto y, con pocas excepciones, el territorio no urbano en situación de "alarma roja", por el expolio y destrucción que intenta el capital, en aras de lo que los paniaguados llaman "el progreso".

ALEGACIONES A CONSULTAS P.E. Ribota, Berana y Monte Garmas (VALLES PASIEGOS). PLATAFORMA PARA LA DEFENSA DEL SUR DE CANTABRIA. Agosto 2018


Consulta alcance EIA expdte 20180078/SGEA/MIM/fjs/20180078
A LA DIRECCIÓN GENERAL DE BIODIVERSIDAD Y CALIDAD AMBIENTAL.- SUBDIRECCIÓN GENERAL DE EVALUACIÓN AMBIENTAL.- MINISTERIO PARA LA TRANSICIÓN ECOLÓGICA

___________________________________________, en nombre propio y en representación de la PLATAFORMA PARA LA DEFENSA DEL SUR DE CANTABRIA, inscrita en el Registro Nacional de Asociaciones con el número ______________________ y con domicilio a efectos de notificaciones en ____________________________________________________________________________________________________________, comparezco y, como mejor proceda en Derecho, DIGO:

Con fecha 17-07-2018 hemos recibido notificación consultas en la Evaluación de impacto ambiental de los proyectos “Parque eólico Ribota, Berana y Monte Garmas de 51, 63 y 54 MW, respectivamente, líneas subterráneas, subestación eléctrica “Cayón 1”, línea eléctrica a 132 KV para evacuación y subestación eléctrica “Sta. María de Cayón”, TT.MM. San Roque de Riomiera, Santa María de Cayón, Saro, Selaya  y Villacarriedo, promovido por la empresa  Green Capital Power, SL.,  y con número de expediente SGEA/MIM/fjs/20180078”, en relación a lo cual, en legal forma y dentro del plazo concedido al efecto, con la brevedad y falta de exigencia de detalle que se deriva de lo ilógico e ilegítimo de la pretensión que se nos somete,  procedo a formular las siguientes
             
ALEGACIONES DE HECHO Y DERECHO

PRIMERA.- Irregularidades en la documentación incluida para consulta en la web del Ministerio. Falta la correspondiente a los P.E. BERANA y P.E.MONTE GARMAS.-
Efectivamente, sólo aparece en la web de la Dirección General de Biodiversidad y Calidad Ambiental del Ministerio para la Transición Ecológica,  el Documento de Inicio y los planos del P.E. RIBOTA.
 Igualmente, se incumple el plazo de consultas recogido en la  Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de evaluación ambiental que es de cuarenta y cinco días hábiles desde su recepción y no treinta como nos otorga en la comunicación recibida.

SEGUNDA.- No se tiene en cuenta en esta fase de consultas a los interesados directos, Concejos y Juntas Vecinales, propietarios de los montes comunales.
 Se incumple por lo tanto la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de evaluación ambiental, que con carácter obligatorio establece que se realizará el trámite de consultas a las Administraciones públicas afectadas  y a las personas interesadas.
Se incumple con ello también la Ley 27/2006, nacida del Convenio de Aarhus, Convención para el acceso a la información, la participación del público en la toma de decisiones y el acceso a la justicia en asuntos ambientales, desarrollado, entre otras, por la Directiva 2003/35/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, 26 de mayo de 2003, por la que se establecen medidas para la participación del público en la elaboración de determinados planes y programas relacionados con el medio ambiente y por la que se modifican, en lo que se refiere a la participación del público y el acceso a la justicia, las Directivas 85/337/CE y 96/61/CE, vinculante por comunitario, ratificado por España el 29 de diciembre de 2004 y traspuesto a nuestro ordenamiento por la citada  Ley 27/2006, de 18 de julio.
Es pues, especialmente obligatorio informar y promover la participación de  Concejos y Juntas Vecinales en esta fundamental fase de consultas, obligación cuyo doloso incumplimiento da lugar, sin necesidad de más argumentos ni consideraciones, a la nulidad de pleno Derecho de los expedientes citados y, por tanto, de los proyectos a que se refieren los mismos.

            TERCERA.- No se adecúa a la planificación energética de Cantabria.-
Lo sometido  a consultas incumple el PSEC 2014-2020 y las Directrices técnicas  y ambientales para la regulación del desarrollo de los parques eólicos en él incluidas.

 

CUARTA.- No se adecúa a ninguna planificación territorial de Cantabria. No existe ni el preceptivo PROT  ni ningún PLAN EÓLICO en Cantabria.-

Reiteramos, en primer lugar y a consecuencia de su carácter exclusivamente dañino para el interés general y la falta de justificación de cualquier tipo de necesidad pública de implantar las agresivas infraestructuras que son los parques industriales eólicos, nuestra permanente y frontal oposición a dicha implantación, en ningún caso, en suelo rústico de tan alto valor paisajístico, cultural, histórico, social, económico,… de las montañas y valles de nuestra región.

A partir de ello y aún siendo innecesario cualquier argumento al respecto, además, la situación actual evidencia la pretensión de ir aprobando una a una las infraestructuras eólicas sin planificar y ordenar previamente, lo que, en cualquier caso, constituye un manifiesto fraude de ley, pues no se puede autorizar ninguna nueva instalación sin aprobar antes el preceptivo PROT (Plan Regional de Ordenación del Territorio), obligatorio desde la vigencia en 2001 de la Ley del Suelo (ver la Disposición Final primera de la misma)  y un Plan Eólico específico que valore debidamente los impactos sinérgicos o acumulados de todas estas infraestructuras en Cantabria y regiones limítrofes.


QUINTA.- Afecta agresivamente a la tramitación de Reserva de la Biosfera o Patrimonio de la Humanidad, de las Montañas Pasiegas.
Los proyectos eólicos propuestos supondrían la imposibilidad del reconocimiento internacional como Reserva de la Biosfera o Patrimonio de la humanidad, con procesos ya en marcha, para la Montaña pasiega.

SEXTA.- Afección paisajística.-
1.- En primer lugar , se incumplen la Ley 4/2014, de 22 de diciembre, del paisaje (BOC de 29 de diciembre de 2014) y el Convenio Europeo del Paisaje de Florencia, aprobado en el marco del Consejo de Europa, y firmado por España en Florencia el 20 de octubre de 2.000, que tiene por objetivo “promover la protección, gestión y ordenación de los paisajes, así como organizar la cooperación europea en este campo”, reconociendo a los paisajes como “elemento fundamental del entorno humano, expresión de la diversidad de su patrimonio cultural y natural y como fundamento de su identidad”,  por lo que  las partes firmantes se comprometen a “definir y aplicar en materia de paisajes políticas destinadas a la protección, gestión y ordenación del paisaje e integrar el paisaje e integrar el paisaje en las políticas de ordenación territorial y urbanística y en sus políticas de materia cultural, medioambiental, agrícola, social y económica, así como en cualesquiera otras políticas que puedan tener un impacto directo o indirecto sobre el paisaje”.

2.- Se incumple, igualmente,  el Plan Especial Pasiego, pues el área en que se pretende actuar con estos parques eólicos está incluida en el actual Plan Especial de Ordenación y Conservación del Territorio Pasiego como Zona de protección  paisajística, de alta fragilidad y de muy alta calidad, lo que constituye las máximas consideraciones en cuanto a valores paisajísticos, lo que exige su especial protección, atendiendo a estar ante el “valor sobresaliente y característico del paisaje pasiego”.
Los parques industriales eólicos propuestos supondrían sin duda el fin de un área paisajísticamente bien conservada, con las implicaciones ecológicas e incluso de pérdida de calidad de vida para sus habitantes que ello conlleva.

3.- La enorme concentración de proyectos eólicos en la zona supone una sobresaturación visual, de hasta el cien por cien (100%) del horizonte, no habiéndose se valorado la intervisibilidad de los parques en la zona, ni la capacidad de acogida del territorio, ni las percepciones visuales, sociales, …, todo ello afectando a lugares de gran valor paisajístico, etnográfico,… A tal efecto, se puede analizar la “Guide de l´étude d´impact sur l´environnement  de s parcs éoliens.” Ministère de Écologie. Francia.

SÉPTIMA- Afección socioeconómica: rehabilitación de cabañas pasiegas, turismo rural.
Son, sin necesidad de desarrollo en este momento, otras afecciones que debieran haberse valorado entre ellas, la socioeconómica, la de la rehabilitación de las cabañas pasiegas, la del turismo rural,…

1. Las propuestas de acción del Plan Especial Pasiego, se apoyan en dos premisas: preservar el singular paisaje pasiego y reutilizar las cabañas, para así conseguir su conservación.
Los usos que se plantean como motores para esta revitalización territorial, son los asociados a una regulación adecuada y, en especial, contenida de actividades de ocio y turísticas, basadas en su excelencia paisajística del territorio.
También se quiere apoyar estas iniciativas en la aportación de importantes ayudas económicas, fijadas en 40 millones de euros de inversión en la zona, y planteando la disposición de ayudas para la rehabilitación de las cabañas.
Todo este esfuerzo se  ve evidentemente impedido por los parques eólicos,  que hacen que las posibilidades de rehabilitación y recuperación de las cabañas, con las alteraciones que suponen las instalaciones industriales de los parques en las cimas de las montañas, sobre las cabañas,  sean nulas al impedirse que todo el esfuerzo para rehabilitar el territorio de las cabañas resulte eficaz lo que además, llevará  a una inevitable, segura e importante pérdida cultural y patrimonial.
El citado plan exige un enorme esfuerzo de los habitantes de los valles pasiegos para conseguir la preservación del paisaje y patrimonio edificado, las cabañas, de modo que en sus determinaciones obliga incluso a enterrar las conducciones eléctricas, a no abrir nuevas pistas de acceso a dichas cabañas, lo que en muchos casos obliga a su acceso solo peatonal; a mantener la estructura de las edificaciones, incluso a su rehabilitación con técnicas tradicionales de construcción, más caras y complicadas,…
No parece coherente, ni justo, por tanto, permitir actuaciones como la de estos parques eólicos,  en contra de las determinaciones para la conservación de los valles.

2. Nuevas actividades socioeconómicas, como el Turismo Rural, de especial importancia en estos momentos en que ha alcanzado unas elevadas cotas de desarrollo, también verán imposibilitado su desarrollo.
En los últimos años el turismo se ha convertido en una fuente de ingresos muy importante en el medio rural en gran parte de Cantabria y uno de los principales elementos fijadores de la población en estas comarcas.
Se trata además, en la mayoría de los casos, de pequeños emprendedores locales que, si bien no cuentan con un nivel muy elevado de creación de empleo, ofrecen en cambio una plena integración en la sociedad local, contribuyendo a valorizar y promocionar el patrimonio natural y cultural de la zona.

OCTAVA.- Sobresaturación de proyectos eólicos en la zona.
Debido a la falta de planificación y ordenación previa de todo tipo de proyectos, pues no existe un PROT, los ilegales proyectos de parques industriales eólicos generan una sobresaturación y acumulación caótica de proyectos de todo tipo en la zona, que produce incluso situaciones tan esperpénticas como la coincidencia de varios proyectos en un mismo lugar.
Insistimos que, al margen de su ilegalidad radical, los efectos sinérgicos o acumulativos que genera lo aquí pretendido no se reducen a los parques mencionados en el Documento de Inicio, sino a los muchos más ya construidos o en tramitación, en su proximidad en Cantabria y provincias limítrofes, algunos incluso solicitados por la misma empresa promotora de los proyectos sometidos a consulta. Una sobresaturación inasumible de proyectos que supondrá una barrera lineal de más de 50 km desde el Pico Ropero al Zalama, en el límite con el País Vasco, que es mucho mayor, si se tiene en cuenta la orientación de la orografía y las diferentes alineaciones y baterías de molinos, de modo que, de oeste a este, llegaríamos a encontrar una continuidad ininterrumpida consecutiva de todos estos parques:
Las Matas (29 Mw.), Portillo de Jano (34 Mw),  Lantueno (15 Mw.), Somballe (25,5 Mw.), Cerro Airo (9,6 Mw, 2 molinos), Campoo Alto (25,6 Mw.), Alsa (14 Mw, 7 molinos), La Costana (15,4 Mw.), El Escuchadero (38 Mw., 19 Molinos. 5.090 M), Cruz del marqués (44 Mw., 22 Molinos, 4,588m); Peñas Gordas (44 Mw., 22 Molinos, 4,811m); La Magdalena (25,2 Mw., 14 Molinos,4,3 Km.);  Bustafrades (36 Mw, 18 molinos), El Coterón (18 Mw), Collado de Marulla, Matas del Pardo, La Maza, Valdeporres, La Peñuca, La Engaña (30 Mw), Los Tréboles, Los Brezos, Los Castríos, Carrascosa, La Imunia, La Sía I y II, Montija, Portillo de la Sía (33 Mw), Cañoneras I y II, Zalama (21Mw), lo que significaría gravísimas afecciones 1) ambientales, el efecto barrera inasumible por ningún territorio, 2) socioeconómicas, al sacrificar estas zonas a la generación eléctrica, en detrimento de otras actividades de desarrollo con menos impacto sobre el territorio, 3)la  ocupación territorial  que  supone muchos miles de Has. de montes de gran valor ambiental, 4) la sobresaturación desde el punto de vista humano, medioambiental, paisajístico, social...

Por todo ello,
SOLICITO DE LA DIRECCIÓN GENERAL DE BIODIVERSIDAD Y CALIDAD AMBIENTAL.- SUBDIRECCIÓN GENERAL DE EVALUACIÓN AMBIENTAL.- MINISTERIO PARA LA TRANSICIÓN ECOLÓGICA que, se tenga por presentado este escrito, previo a los más amplios que, de ser necesario, en el futuro podamos formular, se admita y se tenga por formuladas nuestras ALEGACIONES a las Consultas en la evaluación de impacto ambiental de los proyectos “Parque eólico Ribota, Berana y Monte Garmas de 51, 63 y 54 MW, respectivamente, líneas subterráneas, subestación eléctrica “Cayón 1”, línea eléctrica a 132 KV para evacuación y subestación eléctrica “Sta. María de Cayón”, TT.MM. San Roque de Riomiera, Santa María de Cayón, Saro, Selaya  y Villacarriedo, promovido por la empresa  Green Capital Power, SL.,  y con número de expediente SGEA/MIM/fjs/20180078, para que, a tenor de las mismas y de la nulidad radical, de pleno derecho de lo sometido a nuestro conocimiento, por los motivos expuestos en el cuerpo del mismo, interesamos se acuerde, a tenor de la alegada nulidad, proceder a suspender su tramitación de los expedientes de referencia, considerándonsenos parte interesada en los mismos y notificándosenos cuanto en ellos se acuerde.


En Santander, a veintitrés de agosto de dos mil dieciocho.