COMUNICADO DE PRENSA 19-09-2019: Encuentro con REVILLA. Plataforma para la Defensa del Sur de Cantabria


Plataforma para la Defensa del Sur de Cantabria

COMUNICADO DE PRENSA 19-09-2019

Solicitud de encuentro con el Presidente del Gobierno, Miguel A. Revilla
El descontrol y falta de planificación política -cada día mayor- en nuestro territorio, el público interés mostrado por el presidente en recibir a todo el que lo desee, excepto en Polaciones donde, en el esperpento con Osborne, no había nadie, la influyentemente capciosa imagen que están creando ciertos medios, el hecho de ser una asociación de ciudadanos en plenitud de derechos y la imposibilidad de reunirnos, pese a haberlo solicitado durante años, con su Consejero de Industria, y antes Medio Ambiente, Francisco Martín, cuya gestión anegan los fracasos, urge hacerlo con Miguel Ángel Revilla, para trasladarle los argumentos resumidos en el escrito adjunto.

Dados los reiterados errores (¿) y fracasos del gobierno que, de modo enunciativo, relacionamos en dicho escrito, la urgencia y gravedad de todos ellos y, en especial, el singular ridículo de que todas las grandes corporaciones eléctricas y el gobierno no sean capaces, tras casi 10 años intentándolo sin planeamiento, de aprobar ni un proyecto de los innecesarios parques industriales eólicos que, en exclusivo beneficio del capital, nos pretenden imponer, su evidente ineptitud política para, democráticamente, elaborar y aprobar el legalmente obligado Plan Regional de Ordenación del Territorio, PROT, que adecúe el futuro productivo en nuestro territorio al reto del calentamiento global y, la guinda del pastel, el falseamiento y desenfoque que en la política regional genera la enfermiza obsesión del presidente por su imagen personal no somos optimistas y nos sentimos obligados, en nuestra condición de asociación sin ánimo de lucro muy activa, a solicitar la celebración, con la citada urgencia y fines, de dicho encuentro.

     Por último, dada la importancia de los asuntos a tratar, nos parece de interés que, tras dicho encuentro, se entregue a todos los medios una valoración conjunta pública de lo tratado, por lo que, de no llevarse a efecto tal valoración conjunta, la Plataforma hará pública la suya.

En Arcera-Aroco, Valdeprado del Río, Cantabria, diecinueve de setiembre de dos mil diecinueve.





Asunto: Solicitud de encuentro

           AL PRESIDENTE DEL GOBIERNO DE CANTABRIA.-

_________________________como Presidente de la Plataforma para la Defensa del Sur de Cantabria, inscrita en el Registro Nacional con el nº ________, con domicilio a efectos de notificaciones en______________________________________________________________________, DIGO:

En uso de nuestros derechos, animados por el público interés que muestra en recibir, sin motivo, a todo el que lo desee y dado que, pese a haberlo solicitado en numerosas ocasiones por escrito durante años, no nos ha sido posible debatir los graves asuntos que expresamos más abajo con el Consejero de Industria, y antes de Medio Ambiente, Francisco Martín Gallego, nos parece razonable tener un urgente encuentro con Ud., en la fecha y hora que señale, a la que asistirán cuatro miembros de nuestra Plataforma cuya actividad es pública, para informarle y conocer su opinión sobre los asuntos de interés general que le resumimos a continuación.

                  ANTECEDENTES

Nuestra fundamental preocupación es el territorio, bien esencial que sufre amenazas, agresiones y daños derivados de la actividad combinada del poder político y económico, de modo que la acción sincrónica y planes de esos poderes, su malicia, dejadez, torpeza, inicua parcialidad,..., según los casos, que se evidencian aquí ahora claros en el caos del "desarrollo energético" que pretende saquear lo comunal.

No denunciamos meros daños en bienes públicos y privados causados por la aciaga gestión, sino el déficit democrático que supone incumplir las obligaciones del que se dice Estado de Derecho al degradar, en este caso, incluso la atención a la naturaleza.

Vemos que la gestión política, además de deficiente, adulterada posibilita la tesitura de que, al tiempo del caos energético, el calentamiento global, la desigualdad, el paro,..., un grupo del entorno del club que usurpó suelo público y causó irreparables daños en las rocas de la ensenada del Camello, tan importante o más que La Magdalena, provoque la inane atención pública sobre una escollera natural, de piedra y nos aparta de los serios debates además de sobre caos energético, cambio climático, desigualdad, paro,..., acerca del fracaso de los planes industriales sucesivos, la ilegal y dañina carencia del legal Plan Regional de Ordenación del Territorio, PROT, el ridículo despilfarro de la "Universidad de Comillas", el vandalismo de demoler la Diputación, único edificio administrativo republicano, ¡memoria histórica!, en Santander, la danza a que someten el de Prehistoria y otros museos, al tiempo que dimiten la gestión cultural en favor de la dudosa fundación bancaria a que se permitió usurpar la mejor zona del puerto ciudadano de Santander, el bluff del fibroyeso de Orejo, Sodercán, el "agudo" Plan de Gobernanza, los cientos de ilegales viviendas, responsabilidad de Revilla, que hay que demoler, la nada de los Años Lebaniegos, el Racing, la Cantabria servicial, el ridículo del TAV,..., muy largo dispendio de inequívocos fracasos para los que vemos ha llegado el momento de que, ya que no se solucionan con indecorosos sermones en TV prime time, al menos hagamos balance y, quien deba, rinda cuentas.

El presidente no puede rehuir, como su Consejero de Industria, el urgente debate que le solicitamos para ampliar y, sobre todo, hacer públicos sus respuestas/propuestas a nuestros ARGUMENTOS:


                  PREVIO.- La Plataforma para la Defensa del Sur de Cantabria.-

Somos una asociación con diez años de actividad, apartidista y sin ánimo de lucro, sin ingresos, cuotas ni subvenciones de nadie, constituida frente al abuso sincrónico de los poderes político y económico, ahora coordinados para arrasar el territorio común con muy dañinas e innecesarias infraestructuras eólicas.

Explica Greta Thunberg, niña sueca con síndrome de Asperger, que es éste un momento crucial en el que, entre otras cosas, urge defender frente a un nuevo ataque la vida humana y optar entre crecimiento salvaje o austeridad igualitaria, ahorro energético o despilfarro y, tras ello, abordar con la más solidaria urgencia el deber de llevar a la práctica una transición energética que evite la  destrucción del planeta.

En tal lucha habrá que desmontar, urgente, el modelo energético promovido por el oligopolio de atroces infraestructuras de generación, transformación y transporte y virar a la solidaria generación distribuida, socialmente controlada; el capital ha implantado -e implanta- tan agresivas infraestructuras en los lugares que le parecen más fáciles de usurpar, sin preocuparse por el daño que causa in situ los parques industriales eólicos, subestaciones, líneas de muy alta tensión,... que, a su servicio, generan, transforman y transportan energía eléctrica a los alejados lugares en que la venderá, apiña generación, transporte, transformación y venta de electricidad en manos de unos pocos para perpetuar el insolidario modelo que propicia la llamada “pobreza energética”.

La "soberanía energética" nacerá de la descentralización, la generación distribuida que use lo que la naturaleza da -viento, sol/luz, agua,...- donde existe, potencie una generación eléctrica a pequeña y mediana escala que cubra las necesidades cercanas, aliente el autoconsumo, el ahorro energético, la eficiencia,..., un modelo económico más solidario con una idea más social de la energía, pues como dice Hermann Scheer, “la revolución en el suministro energético, que relevará las convencionales, solo se desarrollará mediante diversas iniciativas independientes en muchos lugares y no mediante una planificación tecnocrática ejecutada por élites económicas y políticas que organicen el proceso gradualmente en el tiempo y el espacio”.

Contra la "pobreza energética", cínicamente esgrimida por capital, políticos y estúpidos, no se lucha con compasiva “caridad”, sino evitando el derroche, rebajando costes, siendo austeros e igualitarios, potenciando -no frenando- un “autoconsumo” que genere parte de la electricidad que, verdaderamente, precisemos y propicie el “balance neto”, vertiendo a la red -pública, por supuesto- la energía sobrante para que la pueda consumir/comprar -a un precio justo- quien la precise; con ello, al reducir gravámenes, trabas burocráticas y legales,..., pueblos, polígonos industriales, edificios,... usarán, cederán, arrendarán,... tejados y parcelas para generar energía, revolucionario avance.

Arne Jungjohann, analista energético, nos dice que en Alemania, ya en 2012, el 47% de la energía renovable nacida de la transición energética era propiedad individual y de pequeñas empresas, administraciones locales, cooperativas,... y el libro “Energía para la democracia” explica que la llamada "pobreza energética" la origina el capital con su tratamiento de la electricidad como una mercancía para acumular más capital, en lugar de como un bien básico para la vida diaria en la sociedad actual.

Tras esas -nuestras- tesis, analizamos lo de aquí ahora.


                  PRIMERO.- El "Concurso eólico".-

Pese a parecer prehistórica, denunciamos la ilícita aberración que es la línea de muy alta tensión, a 400 kV, Soto de Ribera-Penagos-Güeñes-Itxaso que, ahora bajo el mar, prolongan hasta Francia como parte de la "autopista eléctrica" que exige la generación concentrada, por lo que sería razonable que la Consejería de Industria y el Presidente informen sobre el uso y servicio que a los treinta años de su inicio proporciona tal línea.

Más próximo en el tiempo, otra fase del abuso obligaba hace nueve años a recurrir en alzada ante el gobierno la Resolución del Consejero de Industria, BOC de 8 de junio de 2009, que convocaba un “concurso público para la asignación de potencia para instalar Parques eólicos en la Comunidad Autónoma de Cantabria”, recurso que, pese a su importancia, se desestimó mediante la indecorosa figura del silencio administrativo.

Trataba el recurso de evitar que se implantaran parques eólicos con una potencia a instalar de 1.400 Mw, propuestos, a la carta, en un supuesto estudio con pretensión de "Evaluación Ambiental estratégica" de la Universidad de Cantabria -¿cuántos millones de € de "negocio"?- y, aún más grave, que el territorio de Cantabria arbitrariamente se parcelara en siete zonas sin siquiera haber posibilitado alegaciones de los interesados; un regalo a poderosos grupos y medradores locales frente al que hubo que interponer recurso contencioso-administrativo ante el TSJC, que anuló el "concurso", anulación confirmada por el TS al desestimar la casación de los poderosos consorcios: E.On Renovables, SLU, hoy Viesgo -o vete a saber qué-; la extinguida Cantabria Generación, SL -Caixa Nova, Banco Gallego, Instituto Hidrúlica U.C.,...-; Eolican -Engalsa, Jealsa, Biobas,..., socios gallegos, hoy en liquidación-; la portuguesa/china EDP Renewables, S.L., tercera empresa mundial en renovables;  Actium -Ascan, Apia XXI,...-, Helican -Sniace, Banco Santander, Helium,...- y Biocantaber, S.L. -Iberdrola, Ocyener,...-, dos sentencias que, por graves ilegalidades, declararon nula la resolución y sin efecto el concurso, la potencia eólica fijada y la zonificación, impidiendo un ilícito negocio.

Fueron graves ilegalidades, no evaluar los impactos e incumplir el Convenio de Aarhus y la Ley 27/2006 que garantizan el derecho político de interesados y afectados a ser informados y participar para intentar evitar que desigualdad, inseguridad jurídica, incapacidad o, aun peor, venalidad de la Administración, los perjudique.

Tras la sentencia del TSJC, la administración cántabra, autora de la resolución, admitió la ilegalidad del "concurso", acató y se sometió a aquella, siendo los grandes consorcios los que, para fracasar, recurrieron ante el TS.

Ya que desde un inicio, pese a las muchas advertencias previas, se adjudicó la posibilidad de generar 1.400 Mw eólicos a empresas concretas, se deberán valorar de modo retrospectivo las responsabilidades políticas en tal cúmulo de ilegalidades.


                  SEGUNDO.- Parques eólicos.-

Las dos sentencias fijaron que el Concurso planteaba "una zonificación del territorio distinta de la prevista inicialmente -en el anterior Plenercan 2006-11-, puesto que de tres zonas pasaba a siete”, mediante 1) el Decreto 19/2009, que regulaba la instalación de Parques Eólicos en Cantabria y 2) la Resolución anulada que, de modo oscuro, se intentó consolidar con 3) la Resolución del Consejero de Industria (BOC 10/12/2010) que, sin justificar, asignaba a grupos concretos la urdida potencia de 1400 Mw.

Reproducimos los mapas que muestran las enormes diferencias entre las 3 zonas del Plan Energético, Plenercan 2006-2011 y las 7 del ilegal Concurso, que afectaban a casi toda Cantabria:


Zonificación del PLENERCAN 2006-2011 (tres Zonas en azul y rojo)


Zonificación de las Bases de la Resolución anulada (Siete Zonas delimitadas en rojo)

Anulada la implantación de los 1400 Mw, se sustituyó el Plenercan 2006-2011 por el PSEC 2014-2020 que, sin justificarlo, previó unos 700 Mw, alardeando en los medios de comunicación reiteradamente de que el Gobierno, desde el primer momento, recibió solicitudes, unos quince parquescon una potencia total de 368 Mw” que, según los mismos medios, se estaban tramitando, diciendo en el parlamente el Consejero de Industria que se ubicarían en Aguayo, Molledo, Bárcena, Luena, Soba, Campoo de Yuso y Enmedio, Valdeolea, Valdeprado del Río,.., todo el sur de Cantabria.
Si nos fijamos, por ejemplo, en el P.E. "El Escuchadero" veremos -como en cualquier otro- lo burdamente ilegal de la acción política de la Consejería de Industria en el trámite de las solicitudes, frente a las que la Plataforma formuló alegaciones, concluyendo los expedientes con el rechazo de todos ellos por Medio Ambiente que, requerida por Industria en el caso concreto de "El Escuchadero", el 25 de abril de 2016 fijaba las siguientes Conclusiones sobre su tramitación:
"I) La Dirección General de Medio Ambiente no ha procedido hasta ahora a iniciar el trámite de evaluación ambiental por las distintas consideraciones -a las que nos remitimos- expuestas en el informe de 21 de enero de 2016, y que son objeto de matizaciones en el presente informe.
II) Basándonos en la consideración de que estamos ante un único parque y no tres ("El Escuchadero", "Peñas Gordas" y "La Cruz del Marqués", como quería Industria) -a los solos efectos del trámite ambiental- la documentación presentada (proyecto, EsIA, fase de IP,...) no es válida, ya que recoge fragmentariamente el proyecto que debe tramitar evaluación de impacto ambiental".
Ahora vuelven a iniciarse trámites con el apoyo "experto" de Capital Energy, Green Capital Power, vinculada a la familia de Florentino Pérez, trámites en los que, con nuestra oposición, el órgano sustantivo -la Consejería de Industria- ni ha iniciado la información previa en ninguno de los parques que se proyectan, coincidentes muchos de ellos con los del Concurso eólico, cientos de amenazantes aerogeneradores, líneas de alta tensión, subestaciones, pistas, toneladas de peligrosos metales, metros cúbicos de hormigón armado,..., que, destruirían lo mejor de nuestro vida, territorio, naturaleza, historia,..., para que los siempre generen innecesarios Mw de potencia eléctrica, sobre lo que se ha difundido mucha y muy engañosa publicidad en los medios de comunicación.
Así pues, lo paralizado por ilegalmente nulo se intenta poner de nuevo, del mismo caótico/no ordenado modo, en marcha por Green Capital Power -un irónico Poder del Capital Verde- filial de Capital Energy, vinculada al grupo saudí Alfanar, que proyecta, sin planificación previa, implantar cientos de Mw eólicos, más que los 700 previstos en el PSEC 2014-2020, en muchos agresivos parques industriales -Olea, Ornedo, Cotío, Henestrosas, Morosos, Cildá, Amaranta, Maya, Bustatur, Alsa, Ribota, Berana, Monte Garma, El Escuchadero, Zalama, Cruz del Marqués, Peñas Gordas,...- que dañarían parte esencial de nuestro territorio, como petróleo y ferrocarril hicieron en el far-west.

Repetimos, sin PROT ni zonificación energética o eólica legal y lógica, solo con su secreta planificación, lo quieren hacer parque a parque sin que, incumpliendo exigencias de información y participación política, se puedan evaluar las negativas sinergias que todo ello genera, destrozando ancestrales tipos de vida -el futuro en la actual situación-, cultura, historia, turismo, trabajo,...

Tal es la situación que, con mayor detalle y datos, explicaremos en el encuentro, resaltando en él el venal y sospechoso hecho de que, cuando el PRC ha pasado a controlar Medio Ambiente -evaluación de los impactos- con un nuevo consejero muy próximo a Revilla, se haya desatado una pública y descarada euforia en presidente y consejero de Industria  que parecen dar a entender que habrá más celeridad y un distinto final -¿con los mismos técnicos que han informado negativamente iguales o muy similares proyectos?- para los trámites.


                  TERCERO.- Desistimiento de infraestructuras eléctricas y vuelta a ellas.-
En el colmo de la burla, los frenéticos y concretos proyectos de implantar parques industriales eólicos en el sur de Cantabria amenazaron sus valles con otras agresivas infraestructuras de transformación y transporte de las que, al decaer los proyectos eólicos, REE, "voluntariamente" desistió en la forma que a continuación resumo.

Empezando por el final, en el BOC de 05/02/2018, la Dirección General de Política Energética y Minas del Ministerio de Industria publicaba una Resolución "por la que se acepta el desistimiento de Red Eléctrica de España, S.A.U., a (...) las siguientes instalaciones: Parque a 400 kV de la Subestación 400/220 kV Valdeolea, línea de entrada y salida en la subestación de Valdeolea de la línea a 400 kV Herrera-Virtus, y de la línea a 220 kV Mataporquera-Valdeolea y reconfiguraciones líneas 220 kV Aguayo-Mataporquera y Cillamayor-Mataporquera", haciendo desaparecer, mediante la misma, hoy firme, un gran mallado de líneas y subestaciones, incurriendo, entre otras, en la falsedad de afirmar que en los expedientes "no se han presentado interesados", pues, al menos, la Plataforma presentó diversas alegaciones y recursos.

Resulta en especial llamativo que 1) REE, operador del sistema eléctrico admita que, por su propia dejadez, ha caducado el expediente y confiese de modo explícito que 2) la actividad pretendida "figura actualmente entre las no incluidas en la Planificación en las tablas 3.61 (motivación ApD) y 3.64 (motivación EvGen) del documento principal de la "Planificación Energética, lo que significa que tales infraestructuras  ¡¡no fueron necesarias, ni legales, nunca!!

Es ello muestra de, al menos, ineptitud en la acción político-administrativa o, en el peor caso, de pretensión de engañar a los afectados/interesados, como lo es también el desistimiento de la línea aérea de transporte a 220 kV D.C. L/220 kV Mataporquera-Valdeolea", autorizada y declarada de utilidad pública en el expediente AT 66-11.

Coincide todo ello, en el tiempo y la irregularidad en el método, con la "Orden ETU/357/2018, de 22 de marzo, por la que se declara la suspensión de los permisos de investigación de hidrocarburos denominados "Bezana" y "Bigüenzo"", publicado en el BOE nº 84, de 6 de abril de 2018, referida a proyectos del año 2009 que amenazan a 180.000 Ha. de territorio del norte de Burgos/Palencia y el Sur Cantabria (Campoo, valdeprado y Valderredible), una "suspensión" ilegal que, además, favorece a su titular pues con ella "se habilita a la Dirección General de Política Energética y Minas para levantar, mantener y modificar la suspensión de los permisos de investigación (...)", lo que supone una total inseguridad jurídica para un territorio equivalente a ¡un tercio de la superficie de Cantabria! En la nueva "coyuntura" parece renacer la amenaza de nuevo interés en implantar todas las infraestructuras desistidas.

¿Hacia dónde miraban mientras entonces -y miran ahora- quienes nos "representan"?



                  CUARTO.- Plan Regional de Ordenación del Territorio (PROT).- 
Fija la Disposición final primera de la Ley 2/2001, 25 junio, del Suelo de Cantabria que "la aprobación inicial del (...) Plan Regional de Ordenación del Territorio (...) se producirá (...) en el plazo de (...) nueve (...) meses desde la entrada en vigor de la presente Ley", debiendo haberse producido tal aprobación, por tanto, antes del 28 de mayo de 2002, ¡hace más de diecisiete años!

Pese a los daños causados por tanto tiempo de salvaje actividad sin ordenar, no se inició el trámite del esencial instrumento de planificación hasta que, tras una grosera campaña en los medios, en los últimos meses de 2016, se emitieran un Documento Base y normas para el funcionamiento de unas llamadas mesas sectoriales, burocracia sin “sustancia” que se oponía a tener en cuenta las diversas e importantes infraestructuras regionales en trámite que convertían la norma que se pretendía aprobar en ineficaz para una correcta y útil ordenación de nuestro territorio, pues partía de un inane PSEC 2014-2020 -que debió ser posterior al PROT-, un Plan de Acción Industrial y otro de Gestión de Residuos, la red de autovías, el agresivo caos eólico, los salvajes permisos de fracking, el desorden del Puerto ciudadano de Santander…, infraestructuras en las que los políticos admitieron su intención de que el PROT no incidiera, convirtiendo éste en trampantojo para desfigurar y ocultar lo real, obviando, además, el Convenio de Aarhus y la Ley 27/2006, impidiendo nuestra implicación en sus fútiles sesiones, si bien solicitamos que se nos notificara cuanto, en su caso, llegaran a generar las “mesas”.

Tras una tramitación burocrática sin información ni participación reales, de nuevo se anunciaba -siempre por los medios de comunicación- un Documento de inicio que pretendía ser base para la aprobación inicial del PROT, documento que, al parecer, tenía como finalidad ser, tras ser informado, el que la Comisión Regional de Ordenación del Territorio y Urbanismo (CROTU) conociera para la aprobación inicial y, tras ella, para que el Parlamento regional, antes de concluir la anterior legislatura, lo aprobara como ley.

Onírico relato político que anunciaba los importantes objetivos -luego fallidos- del PROT, fijar los asentamientos en el territorio, regular su transformación y crecimiento, señalar zonas preferentes para futuras infraestructuras industriales, aumentar la capacidad de las autovías A-8 y A-67, fijar las exigencias del tren de altas prestaciones, mejorar las frecuencias de FEVE y RENFE, desarrollar los espacios logísticos -de lo que queda- del Puerto de Santander, regularizar del bitrasvase Ebro-Besaya, cerrar el putrefacto problema de la depuradora de Vuelta Ostrera,..., a lo que, frustrado -y, por ello, generando melancolía-, se pretendió unir al final, sin información ni participación política pública, a partir de urgentes, escuetas y no razonadas recomendaciones del Parlamento, 1) la variación de las normas para el crecimiento residencial en pequeños asentamientos en suelo rústico, 2) la fijación de zonas preferentes para el desarrollo industrial o 3) la delimitación de los espacios donde se implantarían 700 Mw eólicos,..., por lo que, con la sola información de lo aparecido en los medios solicitábamos, por escrito, su nulidad.

Pese a haber alardeado de la elaboración del PROT como un un proceso ejemplar, abierto, amplio y dinámico”, fue lo contrario pues, en especial en su básica fase final, no hubo información ni participación, redactando a la carta aspectos vitales que parecían tener como primordial fin la legalización de proyectos bloqueados, ilegales, derrotados en los tribunales o con fuerte oposición social; con 17 años de retraso respecto a lo que exige la Ley del Suelo, la acción política que acompañó a la débil vida del trámite del PROT no parecía pretender ordenar el territorio eficaz y correctamente, sino llevar a la práctica algo ajeno a la norma.

En el caso concreto del injustificado, lento y zigzagueante desarrollo energético, no se ordena ni planifican de ningún modo en el territorio los arbitrarios Mw eólicos, de modo que se somete a los afectados/interesados a indefensión e inseguridad jurídica, toda vez que desconocen lo que en realidad se pretende hacer.

Con tales antecedentes y por razones no explicadas, el PROT fue retirado de la CROTU por quienes, en enero de 2018, lo habían presentado para su conocimiento y aprobación, sin que a ciencia cierta sepamos cuándo y cómo se volverían a iniciar o reanudarían sus trámites; todo ello fue motivo para que la Plataforma, discrepante, solicitara por escrito ante la reunión de la CROTU de 31 de enero de 2018, la nulidad del PROT, decisión que no se llegó a debatir al ser retirado el documento sin explicar los motivos.

Hace ya casi dos años y no hemos avanzado más.



                  QUINTO.- Conclusiones.-
Lo anterior es un breve esquema de años de lucha contra el abuso, relato del ilegal, ilógico y, quizás, corrupto trámite del desarrollo energético, esencial para el futuro de nuestro mínimo territorio y, por tanto, el de todos y cada uno de nosotros, en la lucha contra el calentamiento global que obliga a utilizar los medios precisos para salir del ghetto en que, unidos, dinero y política, nos pretenden secuestrar; un descalabro, ejemplo de lo que en general ocurre, del lamentable fracaso de la política en un sistema corrupto e inútil para el ciudadano que, por ello, nos obliga a fatigarnos para determinar 1) la actuación origen de lo denunciado, 2) quién sufre sus negativos efectos, 3) cómo remediarlo y 4) quiénes lo deberán hacer.

Si razonamos sobre ello y el trascendente impacto social del, en el mejor caso, yerro de la acción política en tan importantes asuntos -actuaciones de altos cargos, desde hace años, ahora en Industria y, antes, en Medio Ambiente- que impiden  que quienes de modo ilegal han hecho lo relatado, inmersos en una indiciaria evidencia de corrupción, lo sigan haciendo, siendo urgente este encuentro y hacer público lo que resulte de él.

Repetimos que ello es ejemplo de lo que aquí ahora ocurre cuando, claro síntoma, distraídos por miembros de una sociedad que abusa del suelo público y daña el medio ambiente de las rocas de la ensenada del Camello, al menos tan digna de ser protegida como la playa de La Magdalena, perdemos tiempo debatiendo sobre una escollera natural, de piedra, y olvidamos las catástrofes que, como el caos energético, el calentamiento del planeta, la desigualdad o el paro sistémico, nos causa el gobierno regional con el fracaso de sus planes industriales, el caro ridículo de la "Universidad de Comillas", la demolición de la Diputación, único edificio administrativo republicano, ¡memoria histórica! de Santander, la impúdica danza del Museo de Prehistoria y otros, la fábrica de fibroyeso, Sodercán, el "agudo" Plan de Gobernanza, las viviendas ilegales que hay que demoler, lo inane y caro de los Años Lebaniegos, la servil Cantabria, lo del Racing, la humillante ilegalidad perpetrada en la mejor zona del puerto de Santander en favor de una poco fiable fundación,... y el larguísimo etcétera de frustraciones y carísimo despilfarro de dinero público, para el que ha llegado el tiempo de que, visto que indecorosos sermones en prime time televisivo no traen la solución, la busquemos, hagamos balance y, quien deba, rinda cuentas.

Por todo lo ello,

SOLICITO DEL PRESIDENTE DEL GOBIERNO DE CANTABIA que tenga por presentado este escrito y por formulado lo expresado en el mismo para que, a su tenor y tras los trámites precisos, se señale día y hora que tenga lugar para el urgente encuentro.

En Arcera-Aroco, Valdeprado del Río, Cantabria, a 19 de setiembre de 2019.

Resumen Parques industriales EÓLICOS consultas sur de Cantabria agosto 2019: P.E.OLEA, P.E.ORNEDO, P.E.HENESTROSAS, P.E.MOROSOS, P.E.COTÍO



P.Eólico OLEA 31,185 MW, 9 turbinas SG 132 de 3,465 MW de 150m. de altura


P.E.ORNEDO 13,86MW, 4 turbinas SG-132 de 3,465Mw de 150m. de altura



P.E. HENESTROSAS 13,86 MW, 4 turbinas SG132 de 150m. de altura total de 3,465 MW


P.Eólico COTÍO, 24,26 MW, 7 turbinas SG 132 de 3,465 MW de 150m. de altura



P.E. MOROSOS, 45,04MW, 13 turbinas SG132 (3,465MW) de 150m de altura total

Diez años después estamos diez veces peor. Plataforma para la Defensa del Sur de Cantabria.Comunicado de prensa/Tribuna libre 10-09-2019

Comunicado de prensa/Tribuna libre 10-09-2019 

Diez años después estamos diez veces peor 

Plataforma para la Defensa del Sur de Cantabria 



No venimos del marketing, ni vendemos crecepelo o mercancías subvencionadas, retamos a lo que llaman bienestar, queremos sustituirlo por la fraterna austeridad igualitaria, somos partidarios de la fatiga del compromiso contra corriente y sabemos que nuestra firme postura y últimos logros en solitario nos han condenado a un ominoso silencio por parte de todos. 


Nacidos ahora hace diez años, intentamos ocupar el espacio que niega a los Concejos abiertos la venalidad de alcaldes/secretarios y la fútil dejadez del campesinado en autodestructivo trámite de abandono, somos la Plataforma para la Defensa del Sur de Cantabria y, ante la necesaria urgencia, ahora tratamos de defender todo aquel territorio que pueda necesitarlo. 

Entre otras fatigas, comenzamos con la pretensión de frenar el peligro de un salvaje Concurso que había adjudicado a los de siempre 1.200 Mw de potencia eólica en Cantabria, lo que, de llevarse a efecto, hubiera acabado con el modo de vida ancestral -esperanza del futuro para los campesinos- con sus cientos de metálicos tallos gigantes con ruidosas aspas, subestaciones, líneas de alta tensión, pistas de rodadura, toneladas de dañinos metales, miles de metros cúbicos de hormigón armado,..., tan ilegal todo ello que fue anulado por TSJC y Tribunal Supremo, provocando, por el desconcierto de los corruptos de uno y otro lado, diez años de caóticas propuestas, derrotadas parque a parque, del capital que ahora tiene sobre la mesa de los lobbystas de Revilla más proyectos que los que el concurso quiso adjudicar a dedo. 

Pero que nadie se engañe, el caos y la dificultad nos lo quieren generar a nosotros pues, contra lo que algunos dicen pensar, tienen un completo y detallado plan trazado en que el capital ha sustituido la rústica gestión de Manuel Huerta al frente de una grotesca Asociación Eólica por la agresiva profesionalidad capitalista de Green Capital Power -un burlón "poder del capital verde"-, que es la familia de Florentino Pérez y un opaco fondo saudí atacando por todas partes, ordenado gestor para quienes, como Iberdrola, Viesgo,…, se ocultan tras el nombre inglés o los que camuflan su carbonizadora actividad con apodos como Naturgy (Bóreas, Repsol) o Crossfield Enginering (Huerta), “multinacional local” con un capital social de 6.000 €, aferrada a su trozo del pastel. 

En tal situación, los medios, absorbidos hasta el tuétano por el capital, han decidido silenciar a la Plataforma, condenarla a la muerte social de quienes no existen, de los olvidados, callando al tiempo la amenazadora cotidianeidad de las moles eólicas por toda Cantabria, tan dañinas para absolutamente todos, como beneficiosas para unos pocos; sin embargo, ¡oh sorpresa!, publican la solicitud de un único y aislado parque en la zona colindante con Vizcaya, el parque eólico Maya 51,975 Mw (15 tallos con aspas), que en su Documento de inicio reconoce que en la costa hay más horas anuales estimadas de viento y además más constantes que en el interior, frente al que se alza, al tiempo, la queja por su impacto en zonas de cultivo intensivo de eucalipto y pino y el silencio de lo que de verdad preocupa a los que publican, que alguna torreta de la línea de evacuación afectaría territorio vasco; así de cutre. 

Como ya hemos dicho, los mismos medios que, unánimes, protestan por tal "agresión" callan que, más avanzados y junto a otros ubicados en distintos valles, hay cinco P.E. en el sur de Cantabria: Henestrosas, 13,86 Mw (4 molinos), Ornedo, 13,86 Mw (4 molinos), Olea, 31,185 Mw (9 molinos), todos ellos en el T.M. de Valdeolea, Morosos, 45,04 Mw (13 molinos), en Valdeprado de Río y Cotío, 24,26 Mw (7 molinos), en Campoo de Enmedio, todos ellos muy dañinos, si se llevaran a efecto, para un territorio con un gran valor social, ecológico, cultural, turístico, deportivo, histórico,... 

Resumiendo la amenaza, en la actualidad hay previstos, para empezar, 43 proyectos eólicos, 22 en trámite de consultas que, unidos a los que aparezcan en la Consejería de Industria del lobbista Martín, coleccionista de fracasos, y en el inescrutable Ministerio para la Transición Ecológica -sin sumar los de las regiones limítrofes- acumulan muchos más que los 707,4 Mw que decía imponer como límite el inane PSEC 2014-2020; todo ello sin necesidad de elucubrar y con el incalificable apoyo de la alcaldesa, PP, de San Pedro del Romeral que, vaya a saber por qué, está "de acuerdo con la implantación de eólicos en la comarca pasiega". 

No debemos olvidar que se trata de moles industriales gigantes, de hasta 150 metros, modelo SG 132, 3,465 Mw ó 200 metros, 5 MW, de los que aún no tenemos constancia de que se estén implantando en tierra en otros lugares, cuyos impactos se multiplican a causa de la dificultad evidente para subirlos a las cimas de las montañas, que exige amplísimas y destructivas pistas y enormes desmontes, frente a lo que nuestra democrática, sencilla, pacífica propuesta es algo tan revolucionario como abrir un informado y participado debate energético público, con luz y taquígrafos, previo a decidir qué queremos, propuesta que los que pueden disuelven en un absoluto silencio. 

Advertencia importante para acabar.- Pese a que todo ello ocurre sin que exista la más mínima planificación social, territorial, energética,..., pues Revilla & Co han sido incapaces de dotarnos del Plan Regional de Ordenación del Territorio, PROT, que, según la Ley del Suelo, nos debiera haber ordenado desde 2002, no nos venderán la moto de que un PROT a la carta que a toda prisa elaboren "expertos subvencionados", la CEOE, Martín, Gochicoa, Blanco,..., va a resolver el problema del "cambio climático", el "calentamiento global", la "destrucción del planeta",... o como quieran llamarlo, muy al contrario, esa sí, sería una gran autopista por la que, sin límite de velocidad, circularían a placer Green Capital Power y sus gestionados; reiteramos que lo urgente es un serio debate energético público. 

Lo decimos en el título, diez años después de empezar estamos diez veces peor.

Sociedad y firmas. Plataforma para la Defensa del Sur de Cantabria. De septiembre del 2009 a septiembre del 2019

SOCIEDAD Y FIRMAS 

Hace diez años constituíamos en Arcera-Aroco, pequeño pueblo de Valdeprado del Río la Plataforma para la Defensa del Sur de Cantabria respondiendo a la necesidad de un instrumento que supliera el bloqueo social y jurídico del Concejo Abierto por un secretario venal y un alcalde que encarna el castrador y endémico caciquismo familiar. 

Nuestros primer objetivo era -y es- defender por todos los medios el territorio y, en principio, 1) frenar el abuso de un ganadero que, apoyado en la corrupción institucional, la connivencia cierta de los llamados agentes de la autoridad, el atropello consentido con la PAC,... imponía una abusiva ocupación de ese territorio, degradándolo y, más genérico, 2) luchar por la novedosa exigencia de una cuestión esencial para el futuro del planeta, frenar el crecimiento histórico/abusivo del capital en el control de la generación energética, ahora fijado en la falacia de la lucha -¡del capital!- contra el calentamiento global utilizando, en lo que a Cantabria se refiere, una ilícita concentración eólica que, como el ganadero pero aún más masiva y agresiva, apropiarse del territorio comunal. 

Hace diez años se tramitaba el llamado Concurso eólico que adjudicaba la barbaridad de 1.400 Mw de potencia eólica a las multinacionales de siempre y sus rémoras locales para implantar cientos de aerogeneradores gigantes -de hasta 6 Mw y 200 m. cada uno-, kms de agresivas líneas de alta tensión, subestaciones, toneladas de metal, cientos de m3 de hormigón armado, enormes pistas,... que, de implantarse, significarán el fin de los usos tradicionales -sin duda vitales en un futuro próximo- del territorio comunal, el más preciado bien de todos,..., afectando en nuestro Sur, de una forma u otra, a los municipios de Valdeprado, Valderredible, Valdeolea, Campoo de Enmedio, de Yuso y Suso, Aguayo, hasta Molledo, donde implantaron la troncal subestación de Aguayo. 

Por ello decidimos, pese a tener la eólica entonces la falaz bendición social de "energía muy limpia", empezar acudiendo al cara a cara, medio barato aunque fatigoso a nuestro alcance, poniendo mesas en las plazas de los pueblos, explicando en las fiestas, puerta a puerta,..., hasta llegar recoger en 2009 ¡1.256 firmas! de vecinos que se identificaban con su nombre y DNI para apoyar la solicitud, simple pero radical entonces, de "la paralización del Concurso eólico" y "un verdadero Plan Eólico sometido a Evaluación Estratégica Ambiental e información pública, que permita la participación ciudadana y que respete los importantes valores naturales, culturales y paisajísticos de Cantabria". 


1.256 firmas


Son firmas que guardamos con el cariño de símbolo importante pese a que no fue preciso utilizarlo pues el saber y la tozuda intuición de Gonzalo Canales, de Arca entonces, con nuestro apoyo, consiguió que, primero el TSJC y luego el TS, anularan el caótico atropello eólico para, a partir de entonces, ser nosotros quienes, en una fatigosa batalla social y jurídica, estemos impidiendo, parque a parque y en todo el territorio regional, que sean las multinacionales, el capital de siempre el que controle y se enriquezca con el abuso, en lugar de acudir a pequeños parques eólicos, fotovoltaicos, mini-hidráulicas,... próximos que generen de modo distribuido la energía que un debate con información en el que participemos todos establezca necesaria para un futuro diferente, controlado por ayuntamientos, concejos, asociaciones, cooperativas,... 

Hoy, pese a que nuestra percepción es que la sociedad está en retroceso, es más cómoda o cobarde y resultaría, pese a la mayor evidencia del calentamiento global y la acelerada destrucción del planeta, mucho más difícil recoger aquellas 1.256 firmas, mantenemos la fatigosa batalla jurídica y la estamos ganando, al tiempo que buscamos nuevos cauces más incisivos y -en una sociedad desmovilizada como la actual- sociales pues sabemos que, sin duda, hay que crecer en tiempos tan peligrosos como los que nos amenazan.

En San Mateo en La Casona de Reinosa

Diez años de la Plataforma para la Defensa del Sur de Cantabria


Diez años de la Plataforma 

Plataforma para la Defensa del Sur de Cantabria 



Hace diez años, en el inicio de nuestra actividad, por respeto a los abuelos nos fatigábamos para mantener vivo el hermoso territorio que nos legaron, las montañas escenario de las guerras cántabras, el paisaje románico, su potencial para la actividad agrícola, ganadera, industrial, turística, cultural,..., sabiendo que todo ello, abandonado por los políticos, tiene la categoría de Patrimonio de la Humanidad; no éramos -ni somos- ecologistas, sino agentes políticos no adscritos, amantes de lo eco/lógico, de la historia, del medio ambiente, la justicia, la igualdad,..., actores que intentan que el territorio comunal patrimonio de todos, no sea arrasado por el depredador abuso del capital. 

Somos múltiples, del pueblo, amantes de la naturaleza, del arte, de nuestras costumbres e historia, defensores del respeto a la Ley y, junto a él, a la naturaleza, el desarrollo sostenible de las actividades propias, agricultura, ganadería, pequeña industria, hostelería, servicios para la promoción del turismo cultural o deportivo,...; tenemos muy claro lo que queremos y somos, en especial, muy leales a ello y entre nosotros. 

Aquí ahora estamos desgobernados, en manos del capital, cuya corrupción asfixia. La sociedad, anestesiada ve sin reaccionar que allá lejos, los corruptos, los pocos cada día más ricos, y otros pocos que los sirven tejen sus sucios negocios y se ríen del resto. 

Empezamos denunciando la PAC, políticos y algunos ganaderos repartiéndose, sabiéndolo la Administración, el dinero de todos y dañando el territorio, un hecho cierto, no evidenciado en su justa dimensión y que abre paso al gran daño: la destrucción maliciosa de los Concejos Abiertos, germen de la democracia, por ese venal poder próximo con ayuda del generalizado abuso municipal, todo ello posibilitado por la cobardía, el silencio ante el abuso,… y, lo peor, la jornalera traición de quienes, fingiendo estar del lado del -hoy decadente- campesinado, propician su opresión por una aplastante urbanización global que le debilita frente el capital, los corruptos, los propios subvencionados,… 

En nuestra corta, pero intensa, andadura hemos visto la caras real de los representantes del capital, los corruptos, los subvencionados,.... Hemos ido, llamados por ellos, sin subvención de nadie, pagándonos viaje y estancia, al Parlamento Europeo, a Bruselas a defender ante tan inane burocracia la protesta contra el fracking y otras cosas, a denunciar la bravía corrupción que es la PAC,... y lo más actual, la (in)sostenible generación de energía eólica; con escasa fe hace años que esperamos respuesta sabiendo que, pese a las palmaditas que nos dan, nunca llegará. Y aquí estamos. 

Ahora, estamos contra quienes dicen querer controlar la evidencia del calentamiento global,... la destrucción del planeta con el control por ellos ¡claro! de la generación energética que dicen ecológica, eólica, fotovoltaica, hidráulica,..., y no es, diga lo que diga el reclamo en sus medios de comunicación, “energía verde, sostenible”, ni hace crecer el empleo, la tecnología, la calidad de vida,… de sus víctimas, pues si, como pretenden, continúa siendo masiva y controlada por el capital, seguirá siendo, lisa y llanamente, la misma actividad agresiva del 1% propietario de casi todo, del capital que ahora quiere rentabilizar las injustas plusvalías del hormigón y el ladrillo generando energía eléctrica lo más barato que pueda para venderla muy cara. 

Por eso nos oponemos a sus mamotretos industriales, no “granjas fotovoltaicas” o “parques eólicos”, el lenguaje pervertido con que las maquillan, y su burda ilegalidad, porque, sin información ni debate previo, nos imponen molinos -cada día más gigantes- cuyo ciclo de vida consume recursos no renovables, grandes estructuras metálicas, hormigón armado, cobre, lantánidos, agua, aceite,… que, junto al destrozo que causan en la vida campesina tallos, aspas, pistas, líneas de alta tensión, subestaciones,…, asolan el territorio. 

Alguien de ellos dijo “que los políticos hagan su trabajo y los empresarios el suyo”, separados, pues “si se cruza la raya, aparece la corrupción” y todo el mundo -la mayoría, cómplice, lo calla- sabe que aquí ahora hay mil razones para denunciar corrupción sistémica en los compulsivos y fugaces -la celeridad en el trámite es rodillo contra el débil- procedimientos que pretenden 1) la abusiva apropiación, casi gratis, del territorio, 2) imponer, dañinos e ilógicos, nuevos usos en lo comunal y 3) borrar los lógicos usos del territorio por sus propietarios para implantar ilegales infraestructuras, acelerados y burdos trámites ilegales superpuestos con el claro objeto, ajeno al interés general, de someterse, con un fin prefijado, al deseo de un poder no electo; actos administrativos corruptos, ilegales para implantar trastos en las montañas y arruinar el tradicional/lógico uso de ese territorio. 

Anulado por sentencia el primitivo concurso eólico y frenado desde hace años el atropello que pretendían perpetrar en los mejores valles de toda Cantabria -Sur, Soba, Escudo, Pas,...-, retirada la catástrofe del PROT ilegal que aplaudían los subvencionados, la tarea actual consiste en, además de continuar impidiendo el atropello eólico, conseguir que, a tenor de lo que sabemos, con verdadera participación informada, todos -y no los caciques de siempre- decidamos nuestro futuro y, a su tenor, lo planifiquemos llevando a la práctica un PROT. 

Ahora estamos, ya, en momentos de valorar y exigir responsabilidades personales, en especial, en la Consejería de Industria y los Ayuntamientos, para que los tribunales nos digan si el hecho de que no haya información ni participación, se omita la evaluación de impactos, no haya planificación previa, ni reuniones de gobierno y ayuntamientos con los afectados -Concejos y particulares-, los dueños del territorio,…, es cumplir el loable artículo 45 de la Constitución, el Convenio de Aarhus y la Ley 27/2006 española y, si es que no, si todo ello es, al menos, delito de prevaricación, contra el medio ambiente, de falta de planificación, urbanístico,…, y quienes son los culpables. 

Coda importante. El gobierno ni siquiera rectifica y pide disculpas, muy al contrario no se reúne con nosotros y lo hace con otras organizaciones sociales subvencionadas de todos los ámbitos y raleas, para después anunciar que volverá a las andadas con un nuevo -el mismo- PROT, la desorganización general y, en concreto, el caos eólico. Los hechos demuestran que por débil que parezca quien parece débil, si se enfrenta al poder que aparenta ser omnímodo y, teniendo razón, lo hace con seriedad y carácter, muchas veces gana. Si nos dan la razón, bien, y si no nos la dan, también, seguiremos luchando contra todo intento de atropello al -que parece- débil. Y ya veremos.

Firma contra la invasión eólica del sur de Cantabria. Agosto 2019


Proyectos eólicos en el sur de Cantabria

94 aerogeneradores de 150 metros de altura


1- PE Olea                                        9 aerogeneradores. 

2- PE Cotío                                      7 aerogeneradores.

3- PE Morosos                               13 aerogeneradores.

4- PE Ornedo                                  4 aerogeneradores.

5- PE Henestrosas                          4 aerogeneradores.

6- PE Quintanillas                          9 aerogeneradores.

7- PE Bustatur                              17 aerogeneradores.

8- PE La Milla-El Horno              11 aerogeneradores.

9- PE Somaloma-Las Quemadas 15 aerogeneradores.

10- PE Céspedes                                5 aerogeneradores.




Expdtes. SIA 017, 018, 022, 023 y 098 -2018




A LA DIRECCIÓN GENERAL DE MEDIO AMBIENTE.- CANTABRIA


________________________________con DNI _______________________ y con domicilio en __________________________________________________________________ en los expedientes de referencia sobre los PEs Cotío, Olea, Morosos, Ornedo y Henestrosas promovidos por Green Capital Power, SLU, comparezco y formulo las siguientes ALEGACIONES 


Primera.- No se cumplen las fundamentales obligatorias exigencias del Convenio de Aarhus ni la Ley 27 2006. 


Segunda.- Diversos Concejos Abiertos y Asociaciones de interesados/afectados han acordado negarse a la implantación de infraestructuras industriales eólicas. 


Tercera.- No existe PROT de Cantabria, ni siquiera un Plan Eólico con Evaluación Ambiental Estratégica de los efectos ambientales sinérgicos de las instalaciones solicitadas. 


Cuarta.- La instalación de aerogeneradores, estaciones transformadoras, tendidos de alta tensión, pistas de rodadura, ... provocan talas de arbolado autóctono (de rebolla y haya, entre otros ejemplares), causan gran mortalidad de aves (aguilucho pálido, aguilucho cenizo, alimoche,... ) y murciélagos y una relevante incidencia en el paso migratorio de las aves por la zona, afectando también, agravado por el mantenimiento, vigilancia y aumento de visitas, a la fauna y la caza, al reducir su zona y facilitar acceso motorizado a un espacio natural: ruido, aumento de basuras, destrucción del hábitat, masificación por momentos, aumento del riesgo de incendios forestales, aumento del furtivismo,..


Quinta.- No existe el preceptivo estudio del "rendimiento eólico' durante, al menos, un año. 


Sexta.- Hay sinergias con otros parques en la Zona C y otras colindantes del “concurso eólico” declarado nulo, en las que aún se plantean emplazamientos contiguos a estos parques, afectando a todo el valle y otras zonas naturales; hay impactos sobre restos arqueológicos incluidos en la Carta Arqueológica de Cantabria. 


Séptima-La zona constituye hábitat del oso. 


Octava.- No se valora la proximidad a los pueblos de la zona, que sufrirían ruidos y afecciones lumínicas perjudicando su calidad de vida y el uso del monte público; se imposibilitará el turismo rural (casas, restaurantes, posadas), como el uso de la excelencia paisajística del territorio, elemento que fija la población, así como facilita el asentamiento de pequeños agricultores y ganaderos. 


Novena.- Las iglesias románicas y yacimientos arqueológicos generan empleo a guías durante la casi totalidad del año, al tiempo que diversos senderos naturales y culturales y las "Rutas de Pequeño Recorrido” son motores socioeconómicos de la zona con los que los PE entrarían en conflicto, igual que con la declaración como Patrimonio de la Humanidad para el conjunto Románico del norte de las provincias de Palencia y Burgos y sur de Cantabria, denominado "Espacio Románico de los Valles Altos del Ebro y Pisuerga', motivos por el que ya el Plenercan 2006-2011 excluía los eólicos de la zona. 



Por todo lo anterior 

SOLICITO que, presentado este escrito y formuladas sus ALEGACIONES, se dé a todo ello la tramitación ajustada a Derecho, hasta la denegación de la autorización que se pretende tramitar, teniéndoseme por personado e interesado en el expediente y notificándoseme cuanto en el mismo se acuerde. 



En __________________________, a ____________________________________________