Después de Altamira: Arte y grafismo rupestre post-paleolítico en Cantabria”. V.V.A.A., Ed. ACANTO/ACDPS, 2016


Después de Altamira: 
Arte y grafismo rupestre post-paleolítico en Cantabria”. 
V.V.A.A., Ed. ACANTO/ACDPS, 2016

Probablemente sea el Arte la invención más compleja y genuinamente humana, y dentro de éste, la expresión gráfica ha sido la más precoz y su producto -las imágenes- nos acompaña desde la noche de los tiempos.

El Arte rupestre fue identificado como parte del bagaje cultural paleolítico desde finales del s. XIX, con el hallazgo de Altamira y las numerosas estaciones aparecidas tras ella.

El Arte prehistórico más reciente, correspondiente a las primeras culturas agricultoras y ganaderas, y a pesar de las lógicas imprecisiones de datación, se había reconocido ya por algunos eruditos del Renacimiento: grafismos a menudo abstractos, pintados, grabados y esculpidos en las piedras de las construcciones megalíticas y en las paredes de cuevas y abrigos, recordando a los muertos y acompañando a los vivos.


Hoy los investigadores rastrean en esas imágenes las primeras evidencias de artistas asociados al Poder, emulando los esquemas importados de imperios lejanos y los panteones y deidades que los sustentaban. Se crean así las primeras muestras de “retrato social” mediante el empleo de estereotipos basados en personajes armados, donde el énfasis en las panoplias y en la diferencia de tamaños de las representaciones humanas apunta hacia un reflejo de la desigualdad social imperante, al menos, desde finales del Calcolítico y comienzos del Bronce Antiguo.


Resolviendo magníficamente el esfuerzo de síntesis de la forma y usando un más que evidente sentido narrativo, parejo a la gran eclosión de la abstracción como lenguaje plástico, las manifestaciones gráficas generadas desde el Neolítico hasta la Antigüedad tardía han atraído y servido como fuente de inspiración a los artistas modernos, desde comienzos del siglo XX hasta nuestros días. No debiera extrañarnos que sus códigos sean tan fácilmente aceptados en nuestra cultura moderna, hasta la que han llegado agriculturas y ganaderías herederas de las tradiciones milenarias que generaron el universo simbólico aquí recogido.

La compilación de estas imágenes y sus contextos, así como la exposición de su estado y problemática era una tarea pendiente en Cantabria. Con este libro esperamos haber contribuido a cimentar futuras aportaciones dirigidas a ampliar el conocimiento de las nuevas culturas que se implantaron en el Occidente europeo a partir de la bonanza climática del Holoceno, introductoras también de formas artísticas revolucionarias.

Alegaciones torre meterológica Quintana-Monegro. CAMPOO de YUSO. PLATAFORMA PARA LA DEFENSA DEL SUR DE CANTABRIA. 04-01-2019


AL SR. ALCALDE-PRESIDENTE AYUNTAMIENTO DE CAMPOO DE YUSO


_________________________, en nombre propio y en representación de la PLATAFORMA PARA LA DEFENSA DEL SUR DE CANTABRIA, inscrita en el Registro Nacional de Asociaciones con el número _________, y con domicilio a efectos de notificaciones en ________________________________________________________, comparezco y, como mejor proceda en Derecho, DIGO:


En el BOC 249, de 24/12/2018, se publica anuncio sometiendo a “información pública la solicitud de autorización para la instalación de una torre meteorológica CA-3 para medida de potencial eólico en las localidades de Quintana y Monegro”, solicitada por Ibernenova Promociones, S.A.U., en el término municipal de Campoo de Yuso, con relación a lo cual y dentro del plazo concedido al efecto procedo a efectuar las siguientes ALEGACIONES:



PRIMERA.- La ubicación de la torre frente a la que alegamos coincide con la de otra anteriormente solicitada e instalada por Biocantaber S.L. (Iberdrola Renovables).- 

Es evidente que la instalación de una torre anemométrica obedece, entre otros posibles, a trabajos previos de un proyecto concreto de parque eólico, que en este caso pudiera ser alguno de los propuestos por Biocantaber S.L. en la zona D del anulado por ilegal Concurso eólico.

En la ubicación pretendida ahora ya existió otra antena, referida a un parque eólico ilegalmente adjudicado a Biocantaber S.L. en el Concurso eólico, adjudicación que, junto a un total de 1.400 Mw, fue anulada por el TSJC y, posteriormente, por el TS.

A Biocantaber S.L. le fue adjudicada en el ilegal Concurso eólico de asignación de potencias, sin explicación lógica razonable, la zona D en la que proyectó parques eólicos en distintos lugares en que previamente se habían solicitado e instalado antenas.

Es, pues, más que posible que el objeto de la instalación de esta nueva antena sea el intento de retomar lo caducado y anulado de tan citado ilegal Concurso eólico.



SEGUNDA.- Falta de respuesta a nuestras alegaciones previas. Incumplimiento de la Ley del Suelo de Cantabria, la LPA, de la Ley de Impacto ambiental y el Convenio de Aarhus.-

Como hemos dicho, ya alegamos en su día, en tiempo y forma, a los agresivos proyectos industriales eólicos de Biocantaber, S.L. en el mismo lugar de la antena ahora solicitada, alegaciones a las que no hemos llegado a tener respuesta, con grave incumplimiento, entre otras, de la Ley 2/2001, 25 de junio, del Suelo de Cantabria, que lo mismo que la LPA y el Convenio de AARHUS, que regula la participación en materia medio-ambiental exige dar respuesta razonada a todas las alegaciones.

La falta de participación política en temas esenciales -desarrollo eólico, fracking, viviendas en suelo rústico, zonas de desarrollo industrial, infraestructuras competencia del Estado,…- vicia, a tenor del Convenio de Aarhus, de nulidad todo lo pretendido. 

El Convenio de Aarhus, las Directivas comunitarias y sus normas de desarrollo tratan de impedir que, como ha sucedido en el caso del PROT, la participación política ciudadana sea sustituida por un confuso trámite burocrático que, aparentando convocar a los agentes implicados, evita implicar en el trámite a los interesados directos y los más afectados por las grandes infraestructuras y proyectos: vecinos, Concejos y Juntas Vecinales propietarios de los terrenos comunales,…, privándolos del conocimiento y debate público acerca de todas las razones e intereses en litigio, no facilitando, de modo previo y durante todo el trámite, a tales afectados e interesados, un conocimiento real bastante de lo que se propone para, entre todos, elegir el modelo de desarrollo territorial y socioeconómico más adecuado para la región.



TERCERA.- Normativa urbanística, utilidad pública y excepcionalidad.-

Siendo Campoo de Yuso un municipio sin planeamiento, el suelo en que se pretende implantar la infraestructura, monte de utilidad pública, tiene la consideración de Suelo Rústico de Protección Especial, por lo que la autorización pretendida incumple la normativa urbanística, ya que en suelos así clasificados se prohíben “construcciones, actividades y usos que impliquen la transformación de su naturaleza,…”, siendo evidente que una actividad como la que aquí se pretende ocultar, la implantación de parques industriales eólicos, bajo ningún concepto y a tenor de la normativa vigente tiene cabida en un suelo rústico de tales características.

De acuerdo con el artículo 112 de la Ley del Suelo, la autorización debiera tener “en cuenta el carácter tasado de la excepción,” que pudiera permitir actuar en este tipo de suelo, y ya que la torre meteorológica -y el parque que la motiva- no constituyen una excepción o singularidad que pudiera justificar tal consideración, sino que forman parte de la pretensión de implantación generalizada de tan agresiva industria en el territorio de Cantabria, no cabe excepcionalidad alguna que justifique otorgar su autorización.

Existiendo conflicto sobre la utilidad pública y el interés social del proyecto; la primera y, por tanto, el interés social atribuido a torres anemométricas no tiene -aún en el irreal supuesto de que su aprobación resultara ajustada a Derecho- ningún soporte legal.

La declaración de utilidad pública se tramita en un expediente mucho más garantista y complejo, mientras que el interés social debe ser analizado como algo muy distinto del interés económico de la empresa promotora, por lo que la supuesta “utilidad pública” o “interés social” de una torre anemométrica no puede resultar más ajena ineficaz a los fines pretendidos.

No es admisible que la instalación de torres como ésta sea considerada de interés general en el desarrollo de las energías renovables, y, se lleve a efecto, como en este caso, con nocturnidad y en base a los arbitrarios criterios de cada empresa, sin atender al interés general.

No se debe olvidar, por último, que la supuesta y alegada “utilidad pública” o “interés social” de la generación de energía eólica se enfrenta a la realidad constatada, entre otros, en un estudio del Prof. Julio Lago, de la Universidad de León, de que en España la capacidad de generación energética crece a un ritmo muy superior al de los aumentos del consumo -decrementos no coyunturales en el caso de una situación actual, hasta el punto de poder decir, con base exclusiva en los datos extraídos de las Memorias anuales de REE, que mientras la capacidad máxima de generación de nuestro sistema eléctrico está en torno a los 95.000 Mw, la punta de demanda energética, también máxima, ha sido de unos 45.000 Mw, siendo que, además, nuestras fuentes de generación eléctrica, en especial las degasificadoras, funcionan muy por debajo de su capacidad, por lo que la supuesta “necesidad” de una mayor generación de energía eléctrica es una de las muchas falacias con las que se pretende enmascarar el exclusivo interés económico del capital, que ahora aparece se evidencia en el injustificado “gigantismo eólico” que amenaza el futuro de nuestra región.



CUARTA.- Obligatoriedad del PROT.- 

Sin necesidad de entrar a valorar la indefensión que nos genera la inexistencia de un Plan Regional de Ordenación del Territorio, PROT, que regule con seguridad jurídica la posibilidad de instalar en suelo rústico de protección especial torres como la litigiosa, nos parece lógico defender que, además de por lo ya argumentado, hasta tanto no sea aprobado el mismo no debe autorizarse su instalación en nuestra región.

El PROT debe ordenar previamente los efectos individuales de infraestructuras tan agresivas como las generadoras, transportadoras y suministradoras de energía eléctrica eólica, atendiendo, además de a esas repercusiones individuales, a los efectos sinérgicos de la acumulación de proyectos en toda Cantabria.

Tal y como han publicitado los medios, el borrador de PROT, aún no aprobado, ni planifica ni ordena en el territorio los traídos y llevados Mw eólicos propuestos en el Plenercan 2014-2020, al tiempo que el oligopolio eléctrico inicia acelerados trámites de diversos parques (por ejemplo, el de la antena y los otros muchos solicitados en toda Cantabria), mientras afectados e interesados sufren la indefensión e inseguridad jurídica que genera el desconocimiento de lo que en realidad se pretende hacer.

Lo que- desinformados por la Administración y empresas- conocemos por los medios de comunicación sobre el Documento de inicio del PROT es que se pretende implantar de nuevo “una zonificación eólica”-aún hoy desconocida para nosotros- de la que no es posible evaluar legalmente sus dañinos efectos y sinergias en territorio, población, patrimonio natural/cultural, actividad socioeconómica, futuro…

Respecto a la zonificación que, dicen, se propone, simplemente ha aparecido en los medios que las siete supuestas zonas estarían fijadas en el Documento de inicio; los muchos proyectos eólicos ya solicitados en Cantabria no están incluidos, pues, en el PROT, ni sometidos a ninguna otra planificación energética territorial.



QUINTA.- Debate energético.-

Estamos en un momento decisivo de lo que debe ser la transición hacia un nuevo modelo energético, por lo que es urgente que, previo a aprobar mega-infraestructuras energéticas innecesarias, parques industriales eólicos, tendidos de alta tensión, fracking,..., que nos perjudican y dañan nuestro territorio, se debata y elija nuestro modelo energético, concentrado, como el que existente, o distribuido.

El debate fundamental previo a la instalación de estas mega-infraestructuras es si estas realmente responden a la necesidad eléctrica regional y local, incluso estatal, en especial cuando cae la demanda y la revolución de la generación distribuida y acumulación eléctrica pensando en el simple interés privado es imparable; generar la electricidad que consumimos es el único camino hacia la soberanía energética pues, por ejemplo, en Alemania ciudadanos, cooperativas, Ayuntamientos,... generan ya el 47% de la electricidad renovable nueva.


Por todo ello,


SOLICITO que, teniendo por presentado este escrito y por hechas las manifestaciones que en el mismo se contienen, se admita y dé a todo ello la tramitación más ajustada a Derecho, para que, a su conclusión, se deniegue la autorización solicitada para la instalación de la torre meteorológica frente a la que alego, se nos tenga por personados en el expediente como interesados, notificándosenos cuanto en el mismo se acuerde.


En Valdeprado del Río, Cantabria, a cuatro de enero de dos mil diecinueve.

El Tribunal Supremo inadmite la reclamación de 114 millones de euros por lucro cesante de Sniace y Helium por la anulación del Concurso eólico. 30-12-2018


El Supremo rechaza la indemnización que reclamaban Sniace y Helican por la anulación del Concurso eólico. 

20 minutos Cantabria, EUROPA PRESS 29.12.2018

El Tribunal Supremo ha rechazado el recurso de casación interpuesto por Helican y Sniace contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) que rechazó la indemnización de 114 millones que reclamaban por la anulación del concurso eólico convocado por el anterior Gobierno PRC-PSOE. 

Sniace y Helium formaron, junto con la Sociedad de Capital Riesgo Global SCR, el consorcio Helican, uno de los siete grupos empresariales que resultaron adjudicatarios del concurso eólico, si bien esta última no se sumó a la demanda ante el TSJC. 

Más información:

IBERDROLA solicita antena anemométrica en Quintana-Monegro. CAMPOO de YUSO. BOC 24-12-2018


LUNES, 24 DE DICIEMBRE DE 2018 - BOC NÚM. 249

AYUNTAMIENTO DE CAMPOO DE YUSO
Información pública de solicitud de autorización para instalación de
torre meteorológica CA-3 para medida de potencial eólico en las localidades
de Quintana y Monegro.

De conformidad con lo establecido en el artículo 116.1 de la Ley 2/2001, de 25 de junio, de Ordenación Territorial y Régimen Urbanístico del Suelo de Cantabria que regula el procedimiento para autorizar construcciones en suelo rústico, resulta que por Iberenova Promociones, S. A.U., se presenta solicitud para instalación de torre meteorológica CA-3 para medida de potencial eólico en inmueble de referencia catastral 39017A003000010000JI de las localidades de Quintana y Monegro, término municipal de Campoo de Yuso.

En cumplimiento del artículo 116.1.b) de la Ley 2/2001, de 25 de junio, de Ordenación Territorial y Régimen Urbanístico del Suelo de Cantabria, se procede a abrir período de información pública por plazo de quince días, para que quienes puedan resultar interesados formulen las alegaciones que estimen convenientes.

La Costana, Campoo de Yuso, 29 de noviembre de 2018.
El alcalde,
Eduardo Ortiz García.

EÓLICOS y GRAN HERMANO. 30 Los domingos, cavilar Teoría y práctica Fernando Merodio 16-12-2018

30 Los domingos, cavilar
Teoría y práctica
Fernando Merodio
16-12-2018
Evidente, no es lo mismo predicar que dar trigo y al teorizar para otros, si es que a estas cavilaciones puedo dar tal relieve, me sofoco y siento lo que el protagonista de la negrísima novela de James M. Cain, "El cartero siempre llama dos veces", que, al agradecer la ayuda de quien le recogió en autostop, dice: "Bueno, hasta la vista señor. Gracias por el viaje, los tres cigarrillos y por no reírse de mis teorías sobre la vida".

Para referirme a hechos ciertos vividos, graves, frescos, acompaño "El consejero Martín, francotiradores y mesas de negociación", Tribuna incontestable, de primera mano, remitida a todos los medios y archivada en la papelera -o arrumbada en un cajón por vergüenza, ¿qué creíamos?-, sin una sola excepción de los que gritan histéricos ante el plausible control de un juez serio, sujeto a revisión reglada, de su peculiar libertad para enfangarse en lo inicuo de decidir qué es -o no- publicable, haciendo de su -sólo suya- libertad de expresión omnímodo abuso en la promoción, lesión, estrago incluso, de aquello/aquel que a ellos convenga; nos harían un buen favor esos abusones si, además, no nos contaran monsergas.
Al negar la verdad, los medios destruyen cualquier resto de confianza y pese a que, como dijo Hanna Arendt, los hechos acaban imponiéndose, lo es tras mucho tiempo, destrucción y sufrimientos, siendo urgente que nos defendamos frente al poder del Gran Hermano orwelliano que utiliza el peor capital.
Teorizar, relativamente fácil, es opinar sobre democracia, estado de Derecho, cultura, progreso, representación popular, capitalismo abusivo y salvaje, ecologismo, medio ambiente, libertad de expresión, derecho a la información,..., que es lo que quiero hacer cuando cavilo, pero solo es importante si se hace honestamente, no acaldando supuestos saberes a favor de un interés espurio.

Actuar tras teorizar, es lo que, sin dinero ni medios materiales, hacen la Plataforma para la defensa del Sur de Cantabria y otros que, lo mismo que el Hugo dubitativo de Sartre en Las manos sucias, bajan al barro, arriesgan y, ellos sin violencia, pelean por sus ideas, asumiendo el riesgo cierto de errar.  

En la Tribuna que censuran los defensores de la libertad de expresión la Plataforma denuncia hechos, primero del consejero Martín, ahora Industria/PRC y antes Medio Ambiente/PSOE, incapaz responsable -u otra cosa peor- del nulo Concurso eólico y el caos energético actual, que lloraba sin censura, en portada y dos páginas de periódico, estar acosado por "francotiradores sociales", pero también de Diaz Tezanos, la Vicepresidenta/PSOE incapaz de aprobar un PROT que ordene el territorio, nuestro casi único patrimonio que, también sin censura, en portada y dos páginas, dice que ella no es francotiradora y que quien es consejero de su mismo gobierno fracasa por no presentar bien los proyectos ni respetar el marco legal, ¡y no ha dimitido nadie!
Otro frente, la Plataforma, el más tenaz/eficaz francotirador social contra el ilegal y grosero "concurso eólico", de Martín y de Revilla, anulado por TSJC y TS y, ahora, contra los trámites de dañinos cientos de innecesarios molinos gigantes, miles de millones de euros, también denunciaba en el arrugado papel tirado a las papeleras mediáticas que Martín, Diaz Tezanos y otros simulan "mesas de negociación", en las que ahora también se sientan ONGs, fundaciones, asociaciones,... con subvenciones sin regla, centros de investigación o de visitantes, gestiones del territorio para “custodiarlo”... y vivir de ello que, obviando a los afectados, se apropian de su palabra y derechos... y, lo que es peor, tras negociar pactan contra ellos.
Posterior a ello, ayer, último esperpento, la CEOE presenta "Cantabria 2030", "su hoja de ruta para modernizar la economía autonómica", ellos solos, con su dinero, sin contar con el gobierno -o sea, con nosotros, todos-, en presencia de un innominado "representante del ejecutivo", que, igual que los sumisos Gorostiaga -el Parlamento, el pueblo- y Zuloaga -el nivel del gobierno central-, no salen en las fotografías difundidas por los adalides de la libertad de expresión.
No hablan de impuestos, subvenciones, desgravaciones, ayudas varias,... y otras minucias para tan estratégico plan, -lo harán, a posteriori, tarde, el lunes con el salvapatrias Revilla- y anuncian cuatro palancas, solo palabras: formación dual, atraer y retener talento, modelos innovadores de negocio, red de Ciencia, Tecnología e Innovación, hub (?) multimodal para la industria, frenar la despoblación rural -con parques eólicos-, financiar star-ups, spin offs y scale-ups (?), acelerar procesos de emprendimiento,..., la más moderna repera en prosa, ¿no sería mejor en verso?
La realidad es hoy triste, tanto como en 1965 decía María Zambrano, vivo Franco y ella exiliada en Francia, al prologar “España, sueño y verdad” así: “Años de una experiencia crítica": "(…) Detrás de la imbecilidad no hay nada. Ni siquiera maldad. O interés turbio. Ni siquiera conjura de demonios. No hay nada. Nada. (…) absolutamente nada”, visión cierta, pero parcial, a la que habría que añadir lo que, treinta años antes y quizás más avisado, advirtió Stefan Zweig en “El mundo de ayer. Memorias de un europeo”: "Obedeciendo a una ley irrevocable, la historia niega a los contemporáneos la posibilidad de conocer en sus inicios los grandes movimientos que determinan su época”, aviso para navegantes.

Lo de arriba son hechos, sería bueno valorarlos y, además, hacer algo para que lo difundan los medios, pilar de la libertad de expresión. Dice Slavoj Zizek en una educativa entrevista: "La gente está drogada, dormida, hay que despertarla".


Coda/demostración de ultimísima hora.- Manuel A. Castañeda, acreditado durante años como censor supremo en El Delirio Montañés, nuestro particular y potente Gran Hermano, como Trump, acusa hoy mismo en SU periódico a las garantías ambientales de la ineptitud/corrupción de empresarios y políticos, llegando a proponer, fascista, un vacío legal -la ley, aun la mala, es la última defensa del débil- en la materia para hacer lo que él -y los suyos- quieran. Con más calma, lo analizaré.


Enlace a la tribuna:
El consejero Martín, francotiradores y mesas de negociación
Plataforma para la Defensa del Sur de Cantabria, 11-12-2018

El consejero Martín, francotiradores y mesas de negociación. TRIBUNA LIBRE, 11-12-2018. Plataforma para la Defensa del Sur de Cantabria.


Tribuna libre 11-12-2018

El consejero Martín, francotiradores y mesas de negociación

Plataforma para la Defensa del Sur de Cantabria
Fernando Merodio/Jose Miguel Martínez Postigo

El consejero Francisco Martín, ahora Industria/PRC y antes Medio Ambiente/PSOE, se quejaba hace días amargo en portada y dos páginas de un periódico de que nunca pensó que, en el gobierno, iba a sufrir tanto francotirador contra sus proyectos - ignora que él no tiene proyectos, como los lobbystas, solo debe tramitar legalmente y presentar bien los que convengan a todos- en todos los ámbitos, "social, administrativo y político" y añadía que siempre "los problemas han venido de los mismos lugares", lo que indica que o forma parte de un gobierno desleal o, por serlo él, no es apoyado.

Lo aclaraba, ayer mismo, en los medios y con similar extensión, Eva Díaz Tezanos, vicepresidenta del mismo gobierno: fracasa Martín por no presentar bien los proyectos ni respetar el marco de legalidad. 

La Plataforma es, quizás, uno de los más tenaces/eficaces francotiradores "sociales" contra el ilegal fracasado, contra su proyecto estrella(do), el "concurso eólico", anulado por TSJC y TS y, a partir de ello, oponiéndonos a que ni siquiera se inicien los trámites de ninguno de los muchos e innecesarios parques eólicos, miles de millones de euros y cientos de molinos gigantes, subestaciones, líneas de alta tensión, pistas,...., todo ello sin necesidad de utilizar -como en Honduras hicieron las empresas con Berta Cáceres, líder campesina- la carísima arma que precisa un francotirador, sino solamente las muy malas y permisivas leyes que, tras aprobarlas, él incumple.

Aunque con nosotros se niega a hablar, más que trabajar y hacer bien las cosas, a Martín le gustan, como a todo el gobierno, las "mesas de negociación" y titulares mediáticos, mesas de negociación que reúnen a los dirigentes de grandes empresas para repartirse el pastel, o a empresas y partidos, para ver las migajas que tocan a estos, o a partidos políticos para ver qué hacer con aquellas migajas,...

Vemos preocupados que, ahora, también fundaciones, asociaciones, mal llamadas ONGs,... fingen buscar el bien general sentándose en “mesas" con la administración, hasta con empresas, para negociar, con lo que reducen la participación política a supuestas élites que, desde su paternalista atalaya de falsos expertos se apropian de la palabra y los derechos de todos a cambio de sumisas subvenciones, centros de investigación o de visitantes, gestionar territorio, simular su “custodia”... y vivir de ello. Magnífico ejemplo es el elitista y supuesto proceso participativo del PROT "interruptus" que, desde un principio, no se preocupó de serlo de afectados e interesados reales y lo sustituyó por esas otras “mesas de negociación”, cuyos participantes defienden ahora en los medios las bonanzas del fracasado proceso; tranquilizaría que las cuentas, al menos las subvenciones, de las organizaciones sociales fueran publicadas.

Entretanto, la Cantabria de que hablan Revilla y sus paniaguados, está a merced del gran capital, el oscuro fondo especulativo Capital Energy/Green Capital Power, S.L.U., la familia de Florentino Pérez y el "muy democrático" dinero saudí que, con apoyo de pequeños “emprendedores/especuladores” locales, pretenden abrir a los grandes consorcios de la energía el ansiado, largamente soñado, “pelotazo eólico", pesadilla que destrozaría la vida de miles de familias y el territorio de todos.

Alegaciones a antena anemométrica en Moroso-Valdeprado del Río. Plataforma para la Defensa del Sur de Cantabria 11-12-2018

P.E.-MOROSOS 48MW, 24 turbinas, 2 MW, 179m de altura, 
Green Capital Power S.L.U.


AL SR. ALCALDE-PRESIDENTE AYUNTAMIENTO DE VALDEPRADO DEL RÍO



_____________________________________, en nombre propio y en representación de la PLATAFORMA PARA LA DEFENSA DEL SUR DE CANTABRIA, inscrita en el Registro Nacional de Asociaciones con el número ______ y con domicilio a efectos de notificaciones en __________________________________________________________________, comparezco y, como mejor proceda en Derecho, DIGO:


Que, al parecer, ha tenido entrada en el Ayuntamiento solicitud de autorización para la instalación de una torre anemométrica en Valdeprado del Río con relación a lo cual procedo a efectuar las siguientes 


ALEGACIONES:


PRIMERA.- La ubicación de la torre que plantea Green Capital Power S.L.U. coincide con otra anteriormente solicitada e instalada por Cantabria Generación, S.L.

Es evidente que la instalación de una torre anemométrica corresponde, entre otros posibles, a trabajos previos de un proyecto concreto de parque eólico, que en este caso pudiera ser el denominado P.E. Morosos, EOL/23-2018, promovido por Green Capital Power S.L.U. y archivado en mayo de este mismo año por la Dirección General de Medio Ambiente del Gobierno de Cantabria, por ser competencia del MAPAMA, actual Ministerio para la Transición Ecológica.

Además, en la ubicación pretendida ahora ya existió otra antena, referida a un parque eólico ilegalmente adjudicado a Cantabria Generación, S.L. en el denominado Concurso eólico, adjudicación que, junto a un total de 1.400 Mw, fue anulada por el TSJC y, posteriormente, por el TS.

Cantabria Generación, S.L. es la empresa a la que, en el anulado Concurso eólico de asignación de potencias, se adjudicó la zona B, Valdeprado del Río-Valderredible, y tuvo proyectados parques eólicos en lugares en que en su día se instalaron o solicitaron antenas.

Es, pues, más que posible que el objeto de la instalación de la antena sea el intento de retomar parques eólicos caducados y anulados, llamados entonces P.E. Peña Mora (Empresa de Energía Eólica y Renovables S.L. 2009), P.E. Mazuelas Candenosa (2010), P.E, Castillo (Viarsa Energía, S.L. (2012), y P.E. Costumbría (Cantabria Generación, S.L., que Green Capital Power, S.L.U. agrupa ahora en uno solo, denominado P.E. Morosos, EOL/23-2018, 24 molinos de 2 Mw, 179 m. de altura.



SEGUNDA.- Falta de respuesta a nuestras alegaciones previas. Incumplimiento de la Ley del Suelo de Cantabria, de la Ley de procedimiento administrativo, de la Ley de Impacto ambiental y del Convenio de Aarhus.-

Como hemos dicho, ya alegamos previamente a una torre anemométrica ubicada en el mismo lugar -solicitada entonces por Cantabria Generación, S.L.- de esta solicitud y que se llegó a instalar sin siquiera haber contestado a las alegaciones presentadas en tiempo y forma por la Plataforma, incumpliendo gravemente la Ley 2/2001, 25 de junio, del Suelo de Cantabria, pues debió darse respuesta razonada a nuestras alegaciones, del mismo modo que la LPAC y el Convenio de AARHUS, que regula la participación en materia medio-ambiental.

Entre otros momentos, el 17 de marzo de 2011 alegábamos a la notificación de resolución de instalación de torre anemométrica en el Monte 256 del C.U.P., solicitada por Cantabria Generación, S.L. (BOC 2 de marzo de 2011); posteriormente, el 3 de noviembre de 2012, alegábamos a la misma torre anemométrica, promovida por la misma mercantil y solicitada hoy, en el mismo polígono y parcela en el Monte 256 del C.U.P., por Green Capital Power S.L.U. 

La falta de participación social sobre cuestiones esenciales -desarrollo eólico, fracking, viviendas en suelo rústico, zonas de desarrollo industrial, infraestructuras competencia del Estado,…- vicia, a tenor del Convenio de Aarhus, de nulidad todo lo pretendido. 

El Convenio de Aarhus, las Directivas comunitarias y sus normas de desarrollo tratan de impedir que, como ha sucedido en el caso del PROT, la participación política ciudadana sea sustituida por un confuso trámite burocrático que, aparentando convocar a los agentes implicados, evita implicar en el trámite a los interesados directos y los más afectados por las grandes infraestructuras y proyectos: vecinos, Concejos y Juntas Vecinales propietarios de los terrenos comunales,…, privándolos del conocimiento y debate público acerca de todas las razones e intereses en litigio, no facilitando, de modo previo y durante todo el trámite, a la población afectada y entidades interesadas, un conocimiento real bastante de lo que se propone para, entre todos, elegir el modelo de desarrollo territorial y socioeconómico más adecuado para la región.


TERCERA.- Normativa urbanística, utilidad pública y excepcionalidad.-

Siendo Valdeprado del Río un municipio sin planeamiento, el suelo en que se pretende implantar la infraestructura, monte de utilidad pública, tiene la consideración de Suelo Rústico de Protección Especial, por lo que la autorización pretendida incumple la normativa urbanística, ya que en suelos así clasificados se prohíben “construcciones, actividades y usos que impliquen la transformación de su naturaleza,…”, siendo evidente que una actividad como la que aquí se pretende ocultar, la implantación de parques industriales eólicos, bajo ningún concepto y a tenor de la normativa vigente tiene cabida en un suelo rústico de tales características.

De acuerdo con el artículo 112 de la Ley del Suelo, la autorización debiera tener “en cuenta el carácter tasado de la excepción,” que pudiera permitir actuar en este tipo de suelo, y ya que la torre meteorológica -y el parque que la motiva- no constituyen una excepción o singularidad que pudiera justificar tal consideración, sino que forman parte de la pretensión de implantación generalizada de tan agresiva industria en el territorio de Cantabria, no cabe excepcionalidad alguna que justifique otorgar su autorización.

Existe, además, conflicto sobre la utilidad pública e interés social del proyecto; la primera y, por tanto, el interés social atribuido a torres anemométricas como ésta, no tiene -aún en el irreal supuesto de que tal reconocimiento resultara ajustado a Derecho- el mínimo soporte legal.

La declaración de utilidad pública se tramita en un expediente mucho más garantista y complejo, mientras que el interés social debe ser analizado como algo muy distinto del interés económico de las empresas promotoras, siendo por ello que la supuesta “utilidad pública” o “interés social” de una torre anemométrica no puede resultar más ajena ineficaz a los fines pretendidos.

No es, pues, admisible que la instalación de torres como ésta sea instrumento de interés general en el desarrollo de las energías renovables, y, al tiempo, su instalación se lleve a efecto, como en este caso, con nocturnidad y en base a los arbitrarios criterios de cada empresa, sin atender al interés general.

No se debe olvidar, por último, que la supuesta y alegada “utilidad pública” o “interés social” de la generación de energía eólica se enfrenta a la realidad constatada, entre otros, en un estudio del Profesor Julio Lago, de la Universidad de León, de que en España la capacidad de generación energética crece a un ritmo muy superior al de los aumentos del consumo -decrementos no coyunturales en el caso de una situación actual, hasta el punto de poder decir, con base exclusiva en los datos extraídos de las Memorias anuales de REE, que mientras la capacidad máxima de generación de nuestro sistema eléctrico está en torno a los 95.000 MW, la punta de demanda energética, también máxima, ha sido de unos 45.000 MW, siendo que, además, nuestras fuentes de generación eléctrica, en especial las degasificadoras, funcionan muy por debajo de su capacidad, por lo que la supuesta “necesidad” de una mayor generación de energía eléctrica es una de las muchas falacias con las que se pretende enmascarar el exclusivo interés económico de las empresas constructoras y eléctricas, que ahora aparece por detrás del injustificado “gigantismo eólico” con que se amenaza el futuro de nuestra región.



CUARTA.- Afecta a numerosas especies incluidas en el Catálogo de especies amenazadas de Cantabria y a hábitats de interés comunitario por lo que dicho emplazamiento fue desestimado por motivos medio-ambientales por el famoso estudio de la Universidad de Cantabria.

A este respecto, nos remitimos a los referidos Catálogos y Estudio de la Universidad.



QUINTA.- Posible competencia del Estado.-

La cercanía a Castilla y León obliga a que tales torres anemométricas, como el resto de infraestructuras precisas para instalar parques industriales eólicos, se tramiten y, en su caso, autoricen por el Ministerio de Industria ó Transición Ecológica, con competencia en la materia, no por la Comunidad autónoma o el Ayuntamiento.



SÉXTA.- Obligatoriedad del PROT.- 

Sin necesidad de entrar a valorar la indefensión que nos genera la inexistencia de un Plan Regional de Ordenación del Territorio, PROT, que regule con seguridad jurídica la posibilidad de instalar en suelo rústico de protección especial torres como la litigiosa, nos parece lógico defender que, además de por lo antes argumentado, no debe autorizarse su instalación en nuestra región, hasta tanto no se apruebe el mismo.

El PROT debe ordenar previamente los efectos individuales de infraestructuras tan agresivas como las generadoras, transportadoras y suministradoras de energía eléctrica eólica, atendiendo, además de a esas repercusiones individuales, a los efectos sinérgicos de la acumulación de proyectos en la zona Sur de Cantabria.

Tal y como hemos visto en los medios, el borrador de PROT, no aprobado, ni planifica ni ordena en el territorio los traídos y llevados Mw eólicos propuestos en el Plenercan 2014-2020, al tiempo que el oligopolio eléctrico ha iniciado los trámites de diversos parques (por ejemplo, la antena y otros proyectos solicitados por la misma mercantil en Cantabria), mientras afectados e interesados sufren la indefensión e inseguridad jurídica que genera el desconocimiento de lo que en realidad se pretende hacer.

Lo que- desinformados por la Administración y empresas- difunden los medios de comunicación sobre el Documento de inicio del PROT es que se pretenda de nuevo implantar “una zonificación eólica”-aún hoy desconocida para nosotros- de la que es imposible evaluar legalmente sus funestos efectos y sinergias en el territorio, población, patrimonio natural/cultural, actividad socioeconómica, futuro…

Ahora mismo, ni siquiera conocemos el menor detalle de la zonificación que se propone, pues simplemente ha aparecido en los medios que las siete supuestas zonas estarían fijadas en el Documento de inicio; los proyectos eólicos ya solicitados en Cantabria por la misma mercantil de la torre que impugnamos no están incluidos, pues, en el PROT, ni sometidos a ninguna otra planificación energética ni territorial,…



SÉPTIMA.- Debate energético.-

Estamos en un momento decisivo de lo que debe ser la transición hacia un nuevo modelo energético, por lo que es urgente que, previo a instalar megainfraestructuras energéticas innecesarias, parques industriales eólicos, tendidos de alta tensión, fracking,..., que nos perjudican y dañan nuestro territorio, se debata y decida el modelo energético que queremos, concentrado, como el que existente, o distribuido.

El debate fundamental previo a la instalación de estas megainfraestructuras es si estas realmente responden a la necesidad eléctrica regional y local, en especial cuando cae la demanda y es imparable la revolución de la generación distribuida y acumulación eléctrica o a simple interés privado; generar la electricidad que consumimos es el único camino hacia la soberanía energética pues, por ejemplo, en Alemania ciudadanos, cooperativas, Ayuntamientos,... generan ya el 47% de la electricidad renovable nueva.


Por todo ello,

SOLICITO que, teniendo por presentado este escrito y por hechas las manifestaciones que en el mismo se contienen, se admita y dé a todo ello la tramitación precisa a fin de que, a su conclusión, se deniegue la autorización solicitada para la instalación de la torre meteorológica a que me refiero en el encabezamiento, teniéndosenos, en nuestra condición de interesados, por personados en el expediente y notificándosenos cuanto en el mismo se acuerde.

En Valdeprado del Río, Cantabria, a 10 de diciembre de 2018