EÓLICOS DEL SUR DE CANTABRIA, AUTOVÍA CANTÁBRICA DEL ELECTRON E INTERCONEXIÓN CON FRANCIA, UN BUEN NEGOCIO.

TIRAR DEL CABLE

De la masificación eólica del Sur de Cantabria a la gran interconexión energética

Plataforma para la Defensa del Sur de Cantabria



Basta con tirar del cable para ver cómo la autosuficiencia energética de Revilla, que quería hacer de Cantabria el Kuwait de la renovables y ahora ni alega contra el fracking en Valderredible, o la reducción de la dependencia energética de que habla Ignacio Diego no son razones para la concentración de megaproyectos eólicos en el sur de Cantabria sino parte del proyecto de exportar a Europa la energía producida, a través de la llamada autovía eléctrica del norte o del Cantábrico y sus interconexiones energéticas. 

Revilla y Diego son dos caras de lo mismo y quienes, ahora de tapadillo, solicitan implantar parques eólicos en Cantabria son los mismos adjudicatarios y las mismas ubicaciones del concurso eólico anulado por el TSJC. Son corporaciones y bancos, grandes multinacionales a las que la sostenibilidad, la biodiversidad o el cambio climático importa un bledo; quieren instalar aerogeneradores y, al tiempo, solicitan autorización para sondeos de fracking. 

Las actuales solicitudes eólicas de Iberdrola en el Escudo y Eon en Campoo-Los Valles que, de nuevo ilegalmente, la Administración publica a través del periódico,

son eslabones del ambicioso y oscuro megaproyecto eléctrico del capital europeo que en Cantabria se iniciaba con la línea a 400.000 voltios Soto-Ribera-Penagos-Güeñes e incluye el salto de Aguayo, las enormes estaciones de transformación en Mataporquera, Penagos, Aguayo,… y varias superlíneas de 400.000 voltios que, por la costa y el interior, confluyen en el País Vasco dirección Francia.

No se trata de cubrir necesidades eléctricas locales o nacionales, es un gran negocio multinacional que, bajo el demagógico paraguas del interés público de la electricidad y la lucha contra el cambio climático, permitiría a los grandes bancos y empresas apropiarse de (privatizar) las tierras/montes comunales y, al tiempo, uniformarnos aun más al acabar con la forma tradicional de vida en los pueblos, que les molesta tanto.

Es una muestra del abusivo oligopolio de la producción y transporte eléctrico, en manos de unas pocas y grandes corporaciones, que exige una excesiva e injustificada concentración de la producción en zonas que, al dedicarse casi en exclusiva a la generación eléctrica, se desertizarían por el impacto inasumible que causaría sobre el territorio y la población afectados. Tal sería el caso del sur de Cantabria.

Estos megaproyectos, que dicen asentarse en fuentes renovables, no son verdes e inocuos en si mismos y lo son aun menos por su gran ocupación espacial, efectos dañinos,… Un megahuerto solar o megaparques eólicos de megamolinos en tierras con histórico uso agrícola, ganadero, cultural, turístico,… causan un inasumible daño medioambiental y sobre la calidad de vida de las personas que allí viven.

La naturaleza nos regala las energías renovables de forma localizada, su fuente está donde sopla el viento, luce el sol, fluyen los ríos,… y no habría daños causados por el transporte si la generación fuera próxima al consumo; al contrario, los megaproyectos impiden un suministro eléctrico local, a pequeña o mediana escala y somete la energía a la tiranía de los oligopolios.

A escala regional, la superred Soto-Ribera-Penagos-Güeñes-Itxaso-Francia, los megaparques eólicos o la central de bombeo de Aguayo, que REE publicita como inversiones necesarias para el mallado necesario de la red y la autosuficiencia a nivel local y regional, son en realidad agresivas infraestructuras para generar un exceso de energía eléctrica y exportarla a Europa. No hay que ser muy perspicaz para verlo.

Pero, ¿cómo es que pretendemos exportar energía eléctrica si la idea difundida por REE es que la importamos? Muy sencillo, porque los medios de manipulación y el oligopolio falsean la realidad, que es que en España hoy hay una sobreproducción eléctrica, no sólo a causa de la reducción del consumo por la crisis, sino porque la producción está orientada a la exportación y así lo hacemos desde 2004, España exporta a Francia, Marruecos, Portugal,…


Por ejemplo, Francia compra energía a España para, en cumplimiento del 20/20/20, compensar lo que generan sus nucleares y, si alguien nos pregunta si el viento no sopla en Francia, la respuesta es, claro que sí, pero tiene una población muy sensible contra los grandes parques eólicos y no dejan que se implanten de cualquier modo y en cualquier lugar, en Saint Michelle, en Carcasonne, en el Pais de Los Cátaros,…

Si estuviera simplemente diseñada para el consumo interno nuestra red de alta tensión estaría sobredimensionada, pero no es así, pues está siendo implantada pensando en la exportación, como puede comprobarse al observar simplemente su orientación dominante hacia la frontera con Francia; por otra parte, la red española es, de manera sorprendente, cuatro veces mayor que la de Alemania.

Agrava lo anterior el hecho de que producir energía sobrante e implantar más líneas de transporte de las necesarias repercute en nuestros gastos, eleva el importe del recibo de consumo, da lugar a la actual e insoportable pobreza energética y sirve para explicar, junto con otros motivos, cómo es posible que con un recibo eléctrico tan caro, incluso debamos dinero (déficit de tarifa) a las corporaciones eléctricas. 

Como final y por si hubiera alguna duda recordamos que la participación de Cantabria en la autovía europea del electrón se hace, por el momento, entre otras a través de las siguientes agresivas líneas de altísima tensión: Soto Ribera-Penagos-Muskiz-Güeñes-Itxaso-Argia (Francia); Herrera de Pisuerga-Mataporquera-Virtus-Güeñes-Itxaso-Argia (Francia); La Robla-Velilla-Cillamayor-Mataporquera-Aguayo-Penagos-Muskiz-Itxaso-Argia; Lada (Asturias)-Velilla del Río Carrión (Palencia); Lada-La Robla; Soto de Ribera-La Robla y La Robla-Velilla.


Un ilógico conjunto de agresivas líneas de altísima tensión que además de la energía generada por los megaproyectos eólicos cántabros, transportaría, la de las cinco térmicas asturianas, la de las palentinas de La Robla, Guardo y Velilla y la de los eólicos gallegos, castellano-leoneses de tierra de Campos y del norte de Burgos, toda hacia el País Vasco (Güeñes/Itxaso) y de allí a Francia, a cuyo fin hay, en proyecto, un emisario submarino por el Golfo de Vizcaya hacia la costa francesa, enlazando Gatica (España) y Aquitania (Francia), que aparece como Proyecto europeo de Interés Común (PCI).

Lean con atención, comprueben que es cierto y no se dejen engañar. 

Autovía eléctrica del norte o del Cantábrico.

Fuente REE

La autovía cantábrica del electrón abarca desde Galicia ,Asturias hasta Francia, tiene dos grandes trazados:

1.- Cercana a la costa:  Soto Ribera-Penagos-Muskiz- Güeñes-Itxaso-Argia (Francia)

2.- Por el interior: 

2.a.- Herrera Pisuerga/Mataporquera/Virtus/Güeñes/Itxaso/Argia (Francia),

2.b.- La Robla-Velilla-Cillamayor-Mataporquera-subestación Aguayo-Penagos-Muskiz-Itxaso- Argia (Francia).

2.c.- En Asturias y Palencia: Lada (Asturias)-Velilla del Río Carrión (Palencia); Lada-La Robla; Soto de Ribera-La Robla; La Robla-Velilla.

 Interconexiones con Francia

Hasta este mes de febrero existían cuatro líneas de conexión con Francia (Hernani-Argia 400 kV; Arkale-Argia 220kV; Biescas-Pragnères 220kV; Vic-Baixas 400kV), con una capacidad total para unos 1.000-1400 Mw, un 3% de la energía que se produce.

Interconexión por Cataluña

Con la reciente inauguración de la conexión subterránea por Cataluña, Baixas (Rosellón-Francia)-Sta LLogaria (Alto Ampurdán), se pretende aumentar la capacidad a 2.200 y 2.800 Mw, siendo el objetivo para 2020 llegar hasta los 4.000 Mw de interconexión, el 10% del total de la electricidad producida.

Emisario submarino por el Golfo de Vizcaya

Enlazaría Gatica (España) y Aquitania (Francia), y aparece incluido como Proyecto europeo de Interés Común (PCI).

La crisis, su elevado coste y su dificultad técnica han puesto en cuestión, aplazando su ejecución, dicha infraestructura, pues se trata de una conexión muy cara y compleja, al tener que salvar bajo el mar la estrecha fosa de Capbreton, de 150 kms. de largo y una profundidad máxima de 2.100 m., que discurre paralela a la costa vasca, una dificultad que ya había obligado a desestimar un trazado directo y a apostar por uno más próximo a la plataforma continental, que supone un rodeo de unos 70 kilómetros y el consiguiente sobrecoste económico, a lo que se añade el problema de que tendría la salida a tierra francesa en un lugar que exigiría la implantación de grandes líneas de altísima tensión aérea, frente a las que, al contrario que en España, existe una gran oposición en Francia.

Otras interconexiones por el País Vasco y Navarra

La línea Navarra hacia Burdeos,  ITSASO-DICASTILLO



Interconexión eléctrica  por Aragón

-INTERCONEXIONES ELÉCTRICAS ARAGÓN-FRANCIA SABIÑÁNIGO (HUESCA)-MARSILLÓN

-MONZÓN (HUESCA)-CAZARIL, cada una de estas dos últimas con una capacidad de 1.000 megavatios (MW).


Peñalba-El Arnero (Monzón) Isona, http://autopistaelectricano.blogspot.com.es/


La autopista eléctrica Monzón-Cazaril, que aprovecharía infraestructuras ya existentes pero sin uso, ha tenido como efecto inmediato despertar de nuevo el fuerte movimiento de oposición social, que nunca se había extinguido pese a las sentencias judiciales que a fines del pasado siglo lo descartaron por los trastornos medioambientales que causaría en el valle de Chistau, en el Sobrarbe.

La construcción de una autopista eléctrica que atraviese Aragón para conectar con las redes energéticas europeas planea sobre Aragón desde los años 80 del pasado siglo. Por eso la resurreción el viejo proyecto Aragón-Cazaril, ahora rebautizado Monzón-Cazaril, no ha causado demasiada sorpresa.

POSIBLES ENLACES FUTUROS DE LAS SUPERREDES ELÉCTRICAS

Dos supermegaproyectos el Desertec, Medgrid  de crear un enorme proyecto fotovoltaico en el Desierto de Sáhara para abastecer de energía eléctrica a Europa y el Seatec, estudiables en Google, enormes parques eólicos off.shore en el Mar del Norte, viables técnicamente aunque no socioeconómicamente, dos proyectos tecnocráticos, que no tienen en cuenta las concecuencias sociales inherentes, sólo la voluntad política, la viabilidad técnica y, por encima de todo, el interés económico de los de siempre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario