Nota de prensa 02-02-2017, Querella Centro Botín Plataforma para la Defensa del Sur de Cantabria

NOTA DE PRENSA, 02-02-2017 
Plataforma para la Defensa del Sur de Cantabria
Información sobre eólicos y querella Centro Botín

Años actuando como organización social en defensa del territorio nos hacen ampliar el ámbito geográfico de nuestra intervención. El mayor problema es la falta de organizaciones que nos defiendan y la generalizada pérdida de respeto a la Ley. Son siempre y en todo lugar los mismos los que dañan nuestros derechos.

La Plataforma, de acuerdo con John Berger y su Puerca tierra, se constituyó hace años con la ambiciosa idea de servir a las personas en la defensa del territorio en que viven.

Una actividad de años nos convence de que son parte de los grandes problemas del hombre de a pié, la alarmante falta de información objetiva al servicio de todos, organizaciones sociales ineficaces y condicionadas por subvenciones y bancos y, en especial, una mala legislación y, aún más, una alarmante pérdida de respeto a lo legislado que, degradado lo que fue el 15-M, es la última y precaria trinchera para hacer frente al poder venal.

Una situación que permite que no se informe, o se debata al menos, que los parques industriales eólicos no son, frente a lo que nos dicen, una “energía verde” que ayuda al desarrollo del empleo, la tecnología y la calidad de vida de los afectados, sino un medio que interesa al poder para generar energía, la forma abusiva en que las grandes corporaciones, con apoyo político y, en el mejor caso, silencio de las organizaciones, nos lo imponen sin valorar los negativos y graves impactos humanos, sociales, ambientales,...

También permite que en el mejor lugar de la Ciudad de Santander un poder que se cree omnímodo coloque un monolito con su nombre para recordar quién manda, asentado, insistimos, en la falta de información veraz, de organizaciones sociales leales y, sobre todo, de una cultura que exija, ya que no hay buenas leyes, respetar las que tenemos.

En la pelea eólica, parado el atropello desde hace años, sin tramitarse un solo molino, ahora vamos al Tribunal Supremo, para defender la ilegalidad del PSEC 2014-2020, que no es un Plan y menos aún sostenible, y defendemos en la vía penal que, aunque nadie tenga interés en investigarlo, es delito lo que, a sabiendas y para favorecer al poder, hacen mal los políticos y habrá que investigarlo; se trata de que, al menos, cumplan las (malas) leyes que ellos elaboran.

Contra los mismos y por lo mismo de siempre, hoy abrimos un nuevo y duro frente. Las prisas egoístas y la nula información, como siempre, han vedado a los ciudadanos participar de verdad en las decisiones, la falta de PROT, de planificación y ordenación del Frente Marítimo, ha vedado valorar los gravísimos efectos de la salvajada y hace insoportable para nuestra dignidad que en lugar tan hermoso y visitado como es el centro de la Bahía de Santander el poder financiero haga crecer una pesadilla que le sirva para, a su gusto, difundir “su cultura”. El que piensa sabe que el atropello fue anunciado en seis páginas y con total precisión, el 31 de julio 2010, cuando allí atracaban barcos, maniobraban los ferrys y no estaba permitido construir ni una caja de cerillas, a partir de lo cual, continuas ilegalidades, corrupción política, ilícita intervención de un arquitecto del banco, pisoteo de la Ley y del Estado de Derecho,… y, dolorosamente, silencio de la Ciudad, lo que nos obliga a, desagradables como otras veces, presentar una justa querella ante el Tribunal Supremo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada